Últimos temas
» Ser adulto es horrible
Sáb Jul 22, 2017 12:50 pm por Phil Rosenbarg-Lovecraft

» lasvegasmafiawars. {Normal}
Dom Jul 16, 2017 7:19 am por Invitado

» Castle on the hill
Jue Jul 13, 2017 3:48 pm por Judah Wildenstein

» Picnic
Jue Jul 13, 2017 2:06 pm por Tammy Wildenstein

» BAILE DEL 4 DE JULIO
Jue Jul 13, 2017 1:23 pm por Tammy Wildenstein

» In Alpha we trust [Freddie]
Miér Jul 12, 2017 1:02 pm por Freddie Bolton

» Foundation
Mar Jul 11, 2017 5:08 pm por Winnie Lovecraft

» Restless [Bastian]
Mar Jul 11, 2017 3:42 pm por Luca Pazzoli

» Petición de rol
Mar Jul 11, 2017 2:05 pm por Porpentina Schweinsteiger

» The ugly true
Mar Jul 11, 2017 2:00 pm por Porpentina Schweinsteiger

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Phil Rosenbarg-Lovecraft el Miér Jun 21, 2017 5:33 pm

¿Saben esa sensación de felicidad cuando las cosas salen bien en un día entero? Como que te sientes rey del mundo o que tienes un escudo inmune a malas vibras, bueno algo así se sentía Phil en ese momento. Había aprobado los exámenes de Acústica Mágica, había conseguido las cuerdas de guitarra que buscaba desde hace un tiempo, no porque difícil de conseguir cuerda de guitarra, pero uno de sus artistas favoritos había sacado un modelo limitado de cuerdas que por medio de un hechizo creaba la figura de alguien o algo bailando al son de la música que estuvieras tocando, para el género que tocaba con Keith, a veces salía un gnomo en un pole dance bailando con bastante sex appeal. ¡Quería ese gnomo! y lo obtuvo, no se lo podía creer. Pero mucho más importante que un gnomo incitándote a tus deseos más pecaminosos, era que le había pedido a Deborah a salir, ya que le parecía una chica muy linda y quería conocerla mejor... ¡Y le dijo que sí! No sabía si en algún momento se había tomado un Félix Felices, pero no podía quejarse en absoluto.

Le había dicho que para que cenaran en Food Court, algo sencillo, nada muy formal porque al final de cuentas la esencia era pasarla bien, charlar y creía que era un buen comienzo en un sitio conocido y amigable. Eso sí, trató en lo posible de tener sus cabellos aplacados, aunque sea para esa ocasión. No es que le moleste su look revoltoso  o de "acabado de levantarse" como decían algunos amigos de él, pero le aconsejaron de que mínimo hiciera algo con su cabello ese día.

Cuando ella llegó las cosas fueron yendo de bien a mejor, estaban platicando forma amena acerca de los pasatiempos de ambos, Phil encontró que uno de los libros favoritos de Deborah eran también de su agrado y ella supo que él no solo tocaba rock, de hecho le mostró en su celular un vídeo de una balada que había tocado, no era para alguien en especial, sino que en día de inspiración componiendo salió eso y le sirvió para un trabajo más adelante.

- Lo gracioso fue que tuve que vestirme acorde a lo que tocaba, el día que presenté esa canción para un trabajo de "Composición". Todo el mundo río al verme en traje - Terminó de relatar su anécdota, uno de sus compañeros le dijo que se llevara un traje formal rosa para ese trabajo y como Phil no tenía inseguridades de ese tipo, se lo puso - ¿Te ha pasado algo así en tu carrera? - Dijo mientras comía una papa y esperaba por la malteada compartida de los 90, de esas que veías en las películas no maj cuando los protagonista tenían una cita. Él siempre quiso una malteada así, pero más importante, alguien con quien compartirla.

Sin embargo, las cosas se pusieron un poco turbas cuando dos personas en la mesa contigua a ellos empezaron a pelear.

- ¡QUE ME DES MI DINERO!
- NO, ME SABE A ****
- TÚ, DESGRACIADO SOLO SABES ROBAR


Y tras eso empezaron a lanzarse puñetazos, algunas personas fueron a separarlos, otras salieron del local. Lo interesante fue que aquellas personas que intentaban separarlas, resultaron golpeadas, una cayó inconsciente al suelo y otro se enojó también, para incluirse a la pelea, entonces en medio de un minuto ya habían 6 personas luchando.

- ¿Qué demonios? - Dijo atónito a lo que pasaba - ¡Rayos! - Y tras eso se agachó  al ver como un vaso iba disparado hacia él, dando en la pared. Sin pensarlo dos veces, ejerciendo un poco de fuerza, haló a Deborah hacia él, debajo de la mesa para que no la llegaran a lastimar - ¿Estás bien? - Antes de que sucediera algo más bajó las papas con él y las bebidas, para luego voltear la mesa como si fuera una barricada/escudo, ya que aún debajo igual volaban cosas hacia ellos - Mis padres me aconsejaron de hacer eso en caso de peligro y luego hacer un Protego totalum - Estaba esperando que el grupo empezara a sacar su varitas para hacer dicho hechizo, pero de momento solo querían reventarse las mandíbulas con sus puños.

---
ropilla

_________________

Every single day:

Volver arriba Ir abajo

Re: Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Deborah Stucky el Vie Jun 23, 2017 2:59 pm

Hubo un tiempo que consideré que nunca iba a poder curarme de la fiebre. Mis sueños de graduarme con honores y ser una prestigiosa veterinaria se podían ir todos a la basura por tener escarcha en mis pulmones.

Era algo tan ridículo, ahogarme en escarcha es la forma menos honorable de morir. Entre esto y morir atropellada una escoba, escogería la escoba mil veces, al menos la única persona en morir sería yo y no el resto de Miami.

Bueno, esa puede que hubiera sido yo exagerando un poco. No hace mucho habían encontrado la cura y me sentía mucho mejor. No me gustaba darle el crédito de mi mejora a Winnie o Porpentina, pero muy en el fondo estaba agradecida. Al menos ahora podía volver a estudiar con tranquilidad sin que mamá se preocupara de mi salud.

No se imaginan cuanto me regañó cuando le conté que ya estaba sana. ¿Por qué te dejaste contagiar, Deborah? ¿Cuánto tiempo perdiste de clase, Deborah? ¿Por qué rayos eres un bisonte, Deborah? Todas esas preguntas que me hacían extrañar mi cama en cuarentena.

Ahora todo parecía mejorar poco a poco. Tenía una cita, podía volver a clases, a la fraternidad, y más importante, ya se me estaba quitando el horrible sabor de escarcha en mi boca.

Hablemos de la cita un momento. El afortunado (o desafortunado, depende de donde lo veas) era un chico que había conocido en una salida con Mel, los tres  pasamos un buen rato, nada fuera de lo común. Nunca lo consideré que yo le iba a interesar, pero eventualmente me invitó una cita. Acepté para variar, pero en gran parte se debió a que quería tocar ese pelo de él.

Él era un músico, alguien con el que nunca imaginé cenar. Yo siempre fui un desastre en la música, una vez intenté la guitarra, pero mis dedos eran demasiado débiles.

Siempre me imaginé con un doctor o algo por el estilo, pero Phil parecía alguien bueno, y quería intentar conocerlo antes de juzgarlo. Además, ese pelo era hipnótico, no quería perder la oportunidad de tocarlo… Tocar pelo, ese es un gusto que jamás imaginé tener, pero bueno, nunca me imaginé ser un bisonte, y esa era mi forma animal.

Probablemente mamá no aprobaría esa cita. Un músico con un pelo como ese… Ya me la imagino diciéndome. Te prohíbo salir con él, Deborah, puede tener piojos… Pero ese pensamiento solo me emocionaba más para salir con Phil. Desafiarla me parecía tanto divertido como aterrador.

Aunque pensándolo bien, puede que mamá ni se enterara de esta cita, así que no la estaba desafiando realmente, pero el sentimiento de adrenalina seguía siendo el mismo.

Esto iba a ser algo formal, no íbamos a comprometernos ni nada por el estilo, así que la vestimenta iba a ser algo casual. Me puse básicamente lo primero que encontré en mi closet, sin echarle mucha cabeza. Cuando se acercaba la hora estaba empezando a dudar, así que pensé en preguntarle a una de mis hermanas Épsilon como me veía, pero decidí que no valía la pena preguntar.

Todo iba mejor de lo esperado (no es como si tuviera expectativas muy altas de todas formas), lo único que hubiera podido mejorar el momento es que Phil me dejara tocar su pelo (no me juzguen ¿ok?). Hablábamos con fluidez, y eso era mucho decir ya que usualmente yo soy demasiado tímida para eso. Incluso pedimos una de esas malteadas cursis de dos pitillos, ya me sentía como en una película de los cincuenta.

Reí al imaginarme a Phil en traje.

Jajaja, ¿dime que también te pusiste gel en ese pelo?” bromee.

Pues, no me ha pasado nada parecido a venirme en traje” le dije a Phil “Una vez estábamos en clase de anestesia para criaturas mágicas. Nos pusimos a jugar con pociones y-” Le iba a terminar de contar la historia de cómo ‘accidentalmente’ anestesié a Lynn Blackwood, quien no paraba de coquetear con los de la mesa de al lado, cuando unos gritos en la mesa de al lado la interrumpieron.

¿Se pueden callar?” les grité “Estamos tratando de habl-” Lo siguiente ocurrió muy rápido.

Vi vasos volando por ahí. Phil se fue puso en modo Capitán América y usó nuestra mesa como escudo.

¿Qué si estoy bien?” le dije. La verdad estaba emocionada, esto se volvía cada vez más una gran aventura. “Estoy perfecto. Ahora ¿Qué vamos a hacer? ¿Nos metemos? ¿Huimos? ¿Me convierto en bisonte para confundir a todos?

Mi mente se llenaba de ideas de cosas para hacer y volver esto una gran aventura. No podía esperar para realizar nuestra próxima jugada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Phil Rosenbarg-Lovecraft el Vie Jun 23, 2017 5:55 pm

A decir verdad no estaba en lo absoluto preocupado por la situación y no es porque anduviera en su mundo como alguien irresponsable - bueno, puede que sí, pero poquito- sino porque realmente si se ponía analizarlo con pensamiento frío, había enfrentado peores cosas en la universidad, desde huracanes, bestias queriendolos comer, atentados y epidemias, así que una pelea de cantina era algo que realmente no lo alertaba en un punto máximo; lo único en lo que si estaba pendiente era por el bienestar de Deborah, pero al parecer la chica estaba más emocionada que asustada y eso, amigos míos se le llama actitud. Phil no pudo evitar sonreír ante tales comentarios, porque vamos, él tampoco era exactamente un ángel surfista que repartía amor al mundo.

- No, no. Dejemos lo del bisonte como cereza del pastel - Era una idea estupenda y sería de muy mal gusto utilizar ese recurso de buenas a primeras, ya que la diversión se acabaría demasiado pronto - Dentro de poco llegarán las autoridades, no hay que ser genios para adivinarlo y es ahí en donde te transformas para salir corriendo, doblamos la esquina, vuelves a transformarte en la chica sexy que eres y ¡voilá! nadie sabrá que fue del bisonte - Hizo un chasquido con sus dedos para luego apuntarla como si se tratara de una pistola, acto seguido le guiñaba el ojo de forma confidencial. No es como si él fuese un criminal, de hecho él poco se metía en problemas de ese tipo, pero digamos que los muchachos de su banda era otro caso y por estar con ellos de compañía, muchas veces tenía que actuar rápido o tener un plan a la mano - Déjame intentar salsear la situación un poco más -

Sacó su varita de su bolsillo, se asomó con cuidado por encima de la mesa y apuntó a la caja registradora.

- Cistem Aperio - Dijo y tras esto, la caja registradora saltó violentamente y abrió su compartimiento de la misma forma, acto seguido el dinero empezó a salir disparado por todo el lugar, cosa que para algunos que se mantenían neutrales como ellos, salieron de sus escondites para agarrar los billetes que salían de aquí y allá, para luego largarse del lugar. Empleados del local sacaron sus varitas y empezaron: "Locomotor mortis", "Levicorpus", "Petrificus totalus" y demás hechizos para detener a todas las personas que se intentaban de pasar de listas con el dinero.

Phil soltó una risa tras ver el resultado, no era muy fan de crear caos, pero tenía que admitir que aquello se le hacía excesivamente divertido, ya entendía un poco mejor a sus amigos que les gustaba desafiar las leyes y pasar uno que otro fin de semana en la comisaría.

- ¿Quieres intentar? - Le dijo a Deborah como si se tratara del juego de "Ponle la cola al burro" - "Deborah Stucky es detenida por perturbar el orden en local de comida" - Habló como si fueran los titulares - Me imagino que sería el revuelo del año, pero ya saben lo que dicen: Las tranquilas siempre son las peores - Bromeó un poco al respecto, mientras agarraba una de las papas que había procurado salvar antes de voltear la mesas y la comió.

_________________

Every single day:

Volver arriba Ir abajo

Re: Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Deborah Stucky el Dom Jun 25, 2017 11:38 am

Me encantó la idea de ser la cereza del pastel. Usualmente yo era la chica tímida que podías ver leyendo en una esquina, nadie se esperaría de mí nada más que buenas notas, y eso me daba la ventaja. Que me subestimaran no era algo nuevo para mí, nadie nunca se esperó que yo fuera una cambiapieles, por eso cuando me convertí en bisonte por primera vez todos enloquecieron. Hoy me sentía con ganas de causar caos, y vivir una aventura, eso es exactamente lo que planeaba hacer.

Me encantaba la forma en la que Phil parecía tener la situación controlada, como si esto fuera algo que se podía ver día en el día. Me gustaban los hombres que estaban en control. La cita mejoraba cada vez más a favor de Phil.

Nunca creí que alguien iba a poder usar las palabras ‘bisonte’ y ‘sexy’ en la misma oración, pero aun así Phil lo logró. Reí tímidamente cuando me llamó sexy. No estaba acostumbrada a ser llamada eso. Mandona, amargada y sabelotodo eran cosas que me había acostumbrado a que me llamaran, pero sexy era algo nuevo, en especial porque era un cumplido.

No estoy emocionada por que lleguen las autoridades” le dije “pero no puedo esperar a ver la cara de todos al ver un bisonte correr por el foodcourt. Hagámoslo

Phil sí que sabía cómo salsear cosas. Con su varita abrió la caja del local y empezó a llover dinero. Ni siquiera pensé en tratar de atrapar un poco, no solo porque no me interesaba mucho el dinero, pero porque estaba muy ocupada admirando el caos que habíamos causado. La gente peleándose subió de los de la mesa de al lado, a todos los que querían dinero. Los vendedores ya habían sacado sus varitas y todo para defender lo que era suyo.

GENIAL” dije emocionada, aguantándome las ganas de saltar de la felicidad.  

¿Qué si quiero intentar?” dije con una sonrisa sacando mi varita “Creo que la respuesta es obvia

Reí con el chiste del titular. “No digas cosas así, a mí no me pueden detener ni de chiste…” dije “Pero si eso fuera a pasar creo que sería algo más como: Poderosa chica bisonte y su acompañante de pelo largo causan una pelea de comida

Lo que dije era cierto, ni de loca podía ir a la cárcel, eso podía afectar mi expediente perfecto. Aun así, divertirse nunca estaba de más, el caos ya había empezado, lo único que hicimos nosotros fue ayudar al caos.

En ese momento mi mente estaba analizando las diferentes situaciones que podían ocurrir si usaba diferentes hechizos. Tantas posibilidades me emocionaban, y quería lanzar todos los hechizos al mismo tiempo. Estaba a punto de lanzar un aguamenti al aire para mojar a todos los que estaban peleando, cuando una alarma se disparó. ¿Habían alarmas en los foodcourts? Al parecer sí, y eso significaba que las autoridades iban a llegar más rápido, lo que significaba que la diversión estaba a punto de acabarse.

¿Una alarma?” dije “No mientras esté con ganas de divertirme

Miré alrededor hasta localizar la alarma en una esquina de la pared. Levanté mi varita y conjuré  “Immobulus

Una luz azul emergió de mi varita y le dio a la alarma, callándola en el instante.

Listo, esto nos dará un poco más de tiempo” dije “¿Algo más en mente?"

Volver arriba Ir abajo

Re: Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Phil Rosenbarg-Lovecraft el Lun Jun 26, 2017 8:30 pm

Era muy interesante de ver como el espíritu de Deborah crecía proporcionalmente al caos que se creaba, podía sentir con cada segundo que pasaba, ella se liberaba de cada prejuicio que posiblemente en la Universidad o en su familia la volvían atar. Phil podría parecer bastante distraído, pero en una buena parte del tiempo era bastante observador, al menos en cuanto a personas se trataba... ¿O es que pensaban que mantener las buenas vibras siempre era totalmente empírico?, por supuesto que tenía que echar un ojo primero antes de hacer las cosas con fluidez. Lo cierto del caso es que en su rostro de calma eterna se le estaba dibujando una sonrisa de travesura, no podía evitar fascinarle toda la situación y la reacción que había provocado en la chica, podría parecer raro, pero quizá era una de las mejores citas que había tenido en la vida.

- Te puedo comprender, no es divertido cuando las autoridades te persiguen... - Le respondió en cuanto al comentario de la chica acerca de que no le emocionaba la idea de ser arrestada -... Esa será una anécdota para más adelante, de momento prefiero esos titulares, son menos polémicos que los míos - Sonrío mientras veía como seguían los empleados intentar defender su establecimiento -... mmm Espera... ¿Cabello largo?, ¿Te gusta mi cabello? - Preguntó cayendo en cuenta segundos después de las palabras de la chica en esos falsos titulares, entrecerrando sus ojos  con algo de extrañeza, no era muy seguido que alguien le interesaba su "nido de pájaros" como le decían sus compañeros, ya que era más común que lo confundieran con hippie maloliente a pesar que Phil era cuidadoso con su higiene, solo que su cabello no quería amoldarse a un peine.

Sin embargo, en ese preciso instante una alarma empezó a sonar, aunque tampoco había durado demasiado ya que Deborah le hizo un "insta-mute", resopló divertido, eso no se lo esperaba. Era cierto que les daba tiempo, pero se preguntaba ¿Qué tanto? ya que había bastante revuelo a un local que por lo general era tranquilo, no era como si se tratara de un bar de mala muerte en donde  era más común ver cosas así y por lo que los aurores muchas veces no les daban prioridad, a comparación de este tipo de situaciones excepcionales en lugares tranquilos. Así que si querían seguir echando leña al fuego, tenían que actuar todavía más rápido, como las montañas rusas, durabas apenas un par de minutos montado en esas atracciones, pero al bajar y pisar tierra mareado sabías que había valido toda la pena.

Por lo que aún sin hacer mucho más que haber esperado unos cuantos minutos, de repente empezaron a llegar personas de afuera, unas pocas (a comparación de las que estaban adentro intentar llevarse los billetes) a empezar a saquear. Rompieron un vidrio y empezaron a llevarse platos, floreros y cubiertos... no entendía la necesidad de llevarse esas cosas, si Phil fuera el que estuviera haciendo eso, se llevaría la caja registradora en todo caso no un servilletero. Lo siguiente es que dentro de poco las cosas se iban a tornar bastante turbulentas, así que se volvió a Deborah de forma confidencial acortando su distancia con ella.

- Tengo un plan... - Le dijo con total seguridad mientras le sonreía, por lo que de inmediato y de forma muy veloz, tomó la barbilla de la chica y la acercó a su rostro para plantarle un beso en los labios sin previo aviso- ... Ese no era el plan - Aclaró - Eso era por si acaso se me olvida o me arrestan... Espero que el piercing no te haya molestado - Se encogió de hombros con una media sonrisa, recordando que se le olvidaba quitarse el piercing que tenía en los labios más seguido de lo que le gustaría y observando el panorama concluyendo que no iba a mejorar - ... Ve preparan...- Alguien había lanzado una petardo pequeño más al fondo, no era algo de que preocuparse demasiado, pero el humo les llegó. Rápidamente levantó a Deborah un tanto agitado - .. Bien, esto tiene pinta que se va a poner peor ... ve preparando tu transformación de bisonte, la vamos a necesitar - Al terminar de decir esto, llegaron justo a tiempo (o a destiempo, como se quiera mirar la situación) los aurores y se dio cuenta que uno de ellos era el de la anécdota de que lo persiguió por causa de uno de sus compañeros de banda - ... Sí, creo que es un buen momento -

_________________

Every single day:

Volver arriba Ir abajo

Re: Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Deborah Stucky el Vie Jun 30, 2017 5:53 pm

Phil hablaba de huir de las autoridades como algo en lo que estaba experimentado. No me tranquilizaba saber que la persona con la que estaba en una cita había escapado de la ley o podía tener un expediente manchado. Eso no me iba a favorecer para nada en el futuro si descubrían que me juntaba con un criminal.

Tal vez estaba leyendo mucho entre las líneas, y él era solo un músico como cualquier otro. Pero ahora que lo analizaba un poco, ese pelo parecía gritar: AURORES, SOY UN CRIMINAL, ARRÉSTENME Y RÁPENME MI MELENA.

De todas formas tenía que aceptar que esto era extremadamente divertido, no quería que parara. Con Phil, podía salir ilesa de esto.

¿Estás loco?” dije cuando me preguntó sobre su pelo “Claro que me gusta. Es más, creo que estoy obsesionada. Es como si Merlín se hubiera afeitado la barba y te la hubiera pegado a la cabeza, y luego después de mucho trabajo y tintura para el pelo se creó tu melena. Digo ¿Qué shampoo usas? Tal vez me sirva, mi pelo de bisonte se pone loco muy seguido

Esperaba no estar exagerando mucho, o asustándolo de alguna forma con mi anormal obsesión a lo peludo, pero se me hacía demasiado sexy. Estaba haciéndome el objetivo de que antes que se acabara esta cita, debía que tocarle el pelo, si eso pasaba, sobrevivir a la purpurina no fue en vano.

Gente empezó a saquear cosas sin sentido y sin valor. Se estaban arriesgando a ser arrestados por robar cubiertos y servilletas. ¿Para qué les iba a servir un tenedor hoy en día? Supongo que entiendo a los que robaban sillas, hay veces la fila para helado se pone larga y dan ganas de sentarse. Pero el resto no tenía excusa. El mundo siempre me sorprendía con gente cada vez más estúpida. Estuve demasiado cerca de gritarles: Oigan, si van a robar algo que sea de valor. Usen sus cerebros pedazos de idiotas.

El mundo está lleno de idiotas…” dije en voz baja, perdiendo mi esperanza en el mundo mágico.

Un plan. Pensé. Perfecto, ojalá requiera devolverles el cerebro a todos estos ladrones.

La sonrisa de Phil me tranquilizó. Los aurores no debían demorar y el riesgo de ser arrestados crecía. Un buen plan era lo que necesitábamos para que no me arrestaran…y supongo que a él tampoco. Hasta ahora esta había sido la mejor cita que había tenido en mucho tiempo. La cita lo tenía todo, aventura, retos, pelo… Todo gritaba perfección. Esto no se podía arruinar por aurores y problemas. Lo que menos necesitaba luego de estar cerca de la muerte por la purpurina era que me arrestaran.

Pero lo que sucedió después definitivamente me quitó los nervios. No sabía que decir luego del beso. ¿La gente solía decir algo luego de besarse por primera vez? ¿Tenía que decir gracias o algo así? Supongo que dependía de la situación. Estaba un poco nerviosa de que todo estuviera yendo tan bien entre tanto caos, habían demasiadas variantes incontrolables que podrían arruinarlo todo.

Menos mal que no se te olvidó” dije con una mirada juguetona “Y no te preocupes por el piercing. Fue… diferente. Diferente no siempre es malo, solo como 80% de las veces

Aurores entraron por la puerta, lo que significaba que ya era hora de escapar, pero más importante, convertirme en una gran bisonte y confundir a todos a mi alrededor. Sentía una extraña mezcla entre terror y emoción. Solo había sentido esto pocas veces, incluyendo cuando desafié a mi madre por primera vez, y amaba el sentimiento.

Miré a Phil a mi lado. “Woohoo” dije feliz “Hora del bisonte. Seré tu distracción. Voy a correr por ahí y admirar la reacción de la gente. Encontrémonos en el callejón atrás del foodcourt.

Salí de nuestro escondite, pero ya no era Deborah maga veterinaria, ahora era Deborah bisonte gigante. Mis músculos crecieron y mi ropa desapareció en mi pelaje.

Alguien me había notado y gritó. ¡BÚFALO!

Soy un bisonte, estúpida. Pensé. Entonces empecé a correr hacía ella.

La cara de la gente valía oro. Todos corrían de un lado a otro tratando de esquivarme. Muchos de los saqueadores empezaron a huir pensando que era un auror convertido.

Me aseguré de pasar al frente de los aurores, solo para ver sus caras de confusión, tratando de razonar como entró un bisonte al lugar.

Finalmente salí del lugar al callejón que había dicho para encontrarme con Phil. Me convertí en mi forma humana otra vez.

No puedo creer que esto acaba de pasar” dije riéndome a carcajadas por lo que acaba de pasar. “De todas las personas yo terminé haciendo el alboroto”.

Volver arriba Ir abajo

Re: Campo de batalla en un 2x3 [Deborah]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.