Últimos temas
» Nothing like home { Faith }
Hoy a las 12:00 pm por Sue H. Waldorf

» Animagos o cambiapieles
Hoy a las 9:43 am por Freddie Bolton

» Intercambios
Ayer a las 9:36 pm por Freddie Bolton

» Petición de Rol
Ayer a las 5:33 pm por Melinda R. Depaul

»  ~ Kings - Princess - Prince
Ayer a las 2:31 pm por Sue H. Waldorf

» / Relaciones de Arya \
Ayer a las 11:47 am por Tammy Wildenstein

» Enterrada en conocimiento { Freddie }
Ayer a las 8:15 am por Freddie Bolton

» Change of Season - Tumblr Promocional - Normal
Dom Ago 20, 2017 3:19 pm por Invitado

» Registro PB 2017
Jue Ago 17, 2017 4:03 pm por Arya Dominique Crowell

» Arya Crowell Tyrell
Jue Ago 17, 2017 10:06 am por Rectoría

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Rectoría el Sáb Mayo 28, 2016 11:49 pm

El dragón de sombras que había acechado en los pasillos al trío que se había quedado rezagado, estaba desaparecido por completo. La luz intensa seguía brillando de la punta de la varita de Donnie Lovecraft, que ahora yacía en el suelo mientras su hermana lo pegaba contra la pared para curarle las heridas con un bien conjurado hechizo, que cerró todo de inmediato aunque los rastros de sangre permanecían ahí.

La consternación es palpable, el pánico también. Afuera, el huracán había comenzado a hacer estragos en todos los edificios del campus, nadie podría sobrevivir sin resguardo en esos vientos. La marea del puerto y las zonas de playa había ya escalado a niveles preocupantes, y lo que estaba más cerca de los mismos estaba ya inundado y en vías de destrucción casi total. Salir de ahí era imposible, pero los diez estudiantes que habían entrado en pánico por la visión del cuerpo tasajeado de Marjorie Hobbes, quien había aparecido en el centro del salón principal argumentando que había un asesino suelto en los vestidores, parecían decididos a salir a toda costa, a pesar de que eso significara poner en riesgo a todos los que estaban en el teatro, resguardados.

Charlie Blue es uno de los primeros en actuar, se lanza contra uno de los estudiantes y lo taclea. El estudiante bajo él comienza a removerse y le lanza un puñetazo directo en la mandíbula. ”¿No lo entiendes? ¡No estamos seguros, déjame!”, le grita a Charlie justo antes de seguir luchando bajo el cuerpo del futuro presidente Alpha.

Tras él, David Rayder también reacciona rápido, y lanza un inmobilus a uno de los estudiantes pero su varita no es tan rápida en reaccionar como él, y el estudiante en cuestión, un obstinando miembro NDP, le lanza un depulso para quitárselo de encima. Rayder se estrella contra la pared junto a Winnie y Donnie, aunque sin daño visible.

Quizá por tener demasiadas cosas en la cabeza, Brandon Lovecraft tampoco logra conjurar correctamente y su hechizo termina difuminándose a la mitad del camino. Es por esa razón que el estudiante al que pensaba atacar no lo nota, y no termina recibiendo hechizos como Rayder. Al menos en ese momento le llega el patronus de Tammy, como una luz en medio de la oscuridad metafórica.

Luca Pazzoli lanza un desmaius a una chica de Epsilon que no quiere ser asesinada, pero que tampoco está pensando en el peligro que implicaría abrir la puerta. El desmaius le pasa rozando, por lo que la Epsilon reacciona de forma tremendamente agresiva. “¿Quieres morir aquí con el asesino de Marjorie suelto? Bien!!” le grita antes de lanzarle un desmaius a Luca que, por suerte, pasa solo rozándole muy cerca.

Mike A. Bennet también se une al grupo de alumnos que intentan detener a los estudiantes enloquecidos. Sin embargo, como otros, también falla en su conjuración y se estrella contra el piso convirtiéndose en chispitas de colores antes de llegar a su objetivo.

Bastian y Porpentina Schweinsteiger están resueltos a llegar a los vestidores, pero antes deben detener a los estudiantes que quieren derribar la puerta principal. Bastian Schweinsteiger intenta petrificar a uno de los estudiantes, pero falla en el blanco rotundamente. Porpentina es más certera y a pesar de estar corriendo de la mano de su hermano, sus cuerdas logran atrapar a uno de los estudiantes en pánico, impidiéndole que intente derribar la puerta.

Un grupo de profesores de la universidad de unen esfuerzos para detener a los estudiantes, entre ellos logran tranquilizar o confundir al menos a cuatro, pero no parece ser suficiente por la cantidad de hechizos que los que restan le están lanzando a la puerta, necesitan ayuda.  

En el suelo, con el lumos aún brillante de la varita de Donnie, se pueden ver, claramente, pisadas ensangrentadas, que parecen ir desde el fondo del pasillo, hasta el Gran Salón, y que definitivamente, no son de Marjorie. Fácilmente podrían confundirse con las de Lovecraft, Morgan o Barnes, pero ellos no llevaban tanta sangre encima….aún así, es difícil reparar en ellas cuando los estudiantes en pánico siguen tan empeñados en derribar la puerta principal.


ESTADÍSTICAS A CONSIDERAR:


Estudiante 1- 15 pvs
Estudiante 2- Amarrada por turnos indefinidos. 15 pvs
Estudiante 3- NEUTRALIZADO POR PROFESORES  
Estudiante 4- 15 pvs
Estudiante 5-  Tacleado bajo el cuerpo de Charlie. 15 pvs
Estudiante 6- 15 pvs
Estudiante 7- NEUTRALIZADO POR PROFESORES  
Estudiante 8- 15 pvs
Estudiante 9- NEUTRALIZADO POR PROFESORES
Estudiante 10- NEUTRALIZADO POR PROFESORES  

ESTADO DE LA PUERTA 70/100

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Valeria Hartmann el Dom Mayo 29, 2016 7:19 pm

Valeria Hartmann
En el zafarrancho de la entrada con la puerta y los histéricos que la quieren tumbar

Considerando la precaria situación y el golpear violento del viento contra los muros y techos del teatro, Valeria estaba bastante tranquila. El nerviosismo había dado lugar al aburrimiento hacía tiempo atrás, una vez ella y Mike habían comprobado que toda la gente de su fraternidad estaba ya reunida y que hasta Pedrito iba aclimatándose a lo que sería su hogar por la noche. En lo que su Presidente había logrado conciliar el sueño para descansar un poco, ella continuo yendo y viniendo (mientras la luz se lo permitiera) entre las literas y el salón asegurándose que sus hermanos estuvieran bien. En parte porque, sí, le preocupaba genuinamente su bienestar, pero también porque aquella alternativa en la que se quedaba en una litera viendo el techo toda la noche la encontraba tediosa hasta el hartazgo.

Obviamente, cuando la llegada de Hobbes desató aquella cadena de caos y terror, la alternativa de la velada desanimada – misma que acababa de irse a volar – parecía mucho, mucho mejor. Se reprendió a sí misma al instante: quejarse era algo que no volvería a hacer.

A pesar del tétrico espectáculo que era Marjorie bañada de sangre de pies a cabeza, desvaneciéndose en sus advertencias sobre asesinos eran de las peores cosas que podían ocurrírsele, Valeria se mantuvo estoica y en control en medio del caos que se formaba. Racionalmente entendía que lo más segur era que acababa de ver a alguien morir frente a ella, pero no se permitió perder la cabeza. Apuró a un par de chicos de su fraternidad a ir con los demás y reunirlos a todos, contarlos y asegurarse de que nadie estuviera desperdigado por ahí, cuando el grupo de estudiantes más inquietos amenazaban con derrumbar la puerta.

- ¡Mike! ¡Espera!

Le gritó al verlo correr y, maldiciendo, fue tras él. Al escucharlo hubiera querido decirle que tratar de razonar con alguien sumido en pánico – que si la advertencia de un asesino en la cercanía no bastaba para despertar ese sentimiento, no sabía que lo haría – no iba a servir de nada.

- ¡Desmaius!

Conjuró contra el Estudiante #1 buscando alejarlo de la puerta, absteniéndose de tratar de convencer a nadie de detenerse. Ver a a Brandon, Charlie, a Dave, a su primo, a Bastian y Porpentina, a tanta gente que era importante para ella, pero la lógica le decía que si no evitaban que la puerta fuera destruida, no habría oportunidad de preocuparse por asesinos cuando el huracán barriera con todo y con todos.




Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Luca Pazzoli el Dom Mayo 29, 2016 8:51 pm

Luca Pazzoli
Caminando hacia la horda de estudiantes enloquecidos adelante de @Tammy Wildenstein
Desmaius al rubio Margot (estudiante 4)


Quizá el miedo y la rabia no permitieron que aquel desmaius conjurado saliera exitoso por parte de la chica. Luca aprovecharía ese fallo para contraatacar, no iba a permtir que expusiera a todos al peligro real, no con el agua azotando con tal fuerza por los edificios de la universidad. Puso a Tammy detrás suyo, protegiéndola aunque sabía que podía cuidarse sola no iba a permitir que nadie la lastimara. - ¡No seas estúpida! Es uno contra cientos! ¿No te das cuenta? Tenemos la ventaja númerica aquí, maldita sea!- le respondió a la chica justo después de que fuera sometida ya por los profesores. Al menos tenía una menos de los cuales preocuparse. Se giró hacia Tammy y la miró a los ojos, sin parpadear ni un solo instante.

- No bajes la guarda ¿está claro? Esto se está poniendo demasiado complicado. Ayúdame con ellos, seguro Brandon está bien.- Volvió a visualizar a los demás estudiantes que seguían intentando romper la puerta y caminó hacia ellos, con paso firme para estar a una distancia menor y tener mejor rango al conjurar. Apuntó directo a ese chico rubio (estudiante 4) con la intención de aumentar su probabilidad de contenerlo. - ¡Hey tú! ¡Desmaius!- Esperaba que loe nervioso que estaba no se interpusiera con el flujo de magia a través de su varita. Dependía de la unión de todos para que aquello no se volviera aún más caótico.

[/b]

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Tammy Wildenstein el Dom Mayo 29, 2016 9:58 pm


Tammy Wildenstein
Con la horda de estudiantes, a unos pasos de @”Luca Pazzoli”
Frente a la puerta


De pronto todos estaban ahí, pero no logró ver bien a nadie, sólo a Charlie que se había tirado sobre uno de los locos. Su patronus debía haber ido hacia Brandon pero no llegaba a verlo, es que todo era un caos, la gente iba y venía, además debía protegerse de los hechizos que iban y venían.

Como por inercia acabó inicialmente detrás de Luca, pero no fue por mucho, no podía quedarse estática ahí. Lo miró cuando él volteó a verla y asintió, sobretodo esperando que lo último fuese cierto, pero no podía buscarlo en ese mismo momento porque ya había estado a punto de que le caiga un Desmaius y no iba a ser un peso muerto.
Se había hecho una especie de círculo que dividía a los que estaban metidos en esa pelea y a los que simplemente estaban intentando alejarse de cualquier cosa que los lastimase, esos que seguían conmocionados por la historia del asesino.

Salir no era una opción, si el asesino estaba allí con ellos deberían tomar sus prioridades, quizá incluso ya lo hubiesen atrapado. Agitó su cabeza y se pasó una mano por el rostro, prioridades, si abrían esa maldita puerta iba a darle un ataque de pánico y…eran muchos, quizá pudiesen con él, quizá sólo...bueno, no podía ser un invento, pero ya debían de haber ido por él.


Se adelantó de donde estaba,  inicialmente se quedó al lado de Luca pero el ángulo que eso le dejaba no era suficiente, tuvo que moverse unos pasos hacia la derecha para poder ubicar bien al Alpha que parecía más envalentonado, el que hacía las arengas para que la gente se uniese a base de pánico. Lo conocía, una vez había salido con él, pero jamás creyó que fuese así de idiota.

-¡Desmaius!-conjuró contra Aidan (estudiante #8) , que ahora parecía más loco que hacía unos minutos, debía ser porque su bombarda no funcionó, agradeció mil veces que lo suyo no hubiese pasado de una cita.-


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Donnie Lovecraft el Dom Mayo 29, 2016 11:44 pm

Donnie Lovecraft
Cerca de los locos de la puerta.



Sonreí ante la broma de Rayder, que era lo más cercano a un halago que el chico podía expresar. La verdad es que si lo había hecho bastante bien, aunque debía caber un poco la compostura y admitir que había sido un golpe muy afortunado, considerando las circunstancias y todo.

-No debí dejarte muppet, lo siento. Hey, pero en mi defensa, ¿quién iba a decir que harían de esto un terrible episodio de noche de brujas?-

Dejé que Winnie me llevara hasta la pared contraria en donde comenzó a pasar sus manos suavemente por encima de mis heridas hasta sanarlas y cerrarlas, tal y como lo había hecho otro centenar de veces a lo largo de nuestras vidas. Siempre era lo mismo: yo me metía en problemas y era ella la que me sacaba del apuro. Le miraba el rostro mientras lo hacía, esa expresión de mamá preocupada que ponía cada que veía aunque fuera una sola gota de mi sangre. Debía haber algún problema en ello… ¿saben de qué hablo?, tal vez mi retorcida cabeza siempre había buscado ese lado maternal suyo que nos había hecho falta a ambos y por eso siempre trataba de regresar a casa con un ojo morado o lo que fuera. Eso, o simplemente le estoy buscando una tapadera a mi estupidez.

-¿Qué? ¿Marjorie Hobbes? Oh Dios, esa chica está buena, no me digas que la desfiguraron o algo. No tengo ni puta idea, pero apuesto a que fue la misma sombra que acabo de mandar de vuelta al infierno. ¿De dónde coño salió? ¿Crees que alguien la invocó? ¿Algo así como un patronus inverso? ¿Crees que exista tal cosa?- Lo cual me acababa de dar una extraordinaria idea para la creación de un hechizo (tema para luego). En esos momentos, David Rayder era estrellado sobre la misma pared en donde nos encontrábamos nosotros, a tan solo escasos centímetros de distancia. Me acerqué y le di una palmada en el hombro.

-Y tú definitivamente no tienes madera de bola de demolición. No sé qué diablos está pasando aquí, pero vamos a poner un poco de orden- Le dije a Rayder, para luego caminar hasta donde mi varita seguía iluminando el pasillo. Al agacharme, me percaté de aquellas huellas ensangrentadas que definitivamente no eran mías, ni de Adrianne o Sam y que se dirigían directo hasta los vestidores, y allá mismo era a donde se dirigían Bastian y Porpentina. ¿En qué estaban pensando esos dos?

-¡BASTIAN¡, ¿A DÓNDE coño…?... Hey, ¿Algún profesor puede hacerse cargo de esas sospechosísimas huellas? Mi primo va directo hacia allá así que… -Aparentemente, todos estaban demasiado ocupados con la locura que se había desatado en aquel lugar como para poner atención a detalles tan insignificantes como unas huellas ensangrentadas en el piso, así que lo único que se podía hacer era seguir a la corriente. Sacudí la varita para apagar de una vez por todas el lumos y le hice una seña a mi hermana para que me siguiera hasta donde estaba el grupo de lunáticos que trataba de salir. Era algo arriesgado acercarla al núcleo del caos, pero definitivamente no me iba a separar de ella de nuevo, y mucho menos planeaba segur a Bastian. Si quería hacerse el héroe, bien, pero no iba a contar conmigo.

-Oye… tu nombre es Eric, ¿Cierto?. Eric, ¿Por qué no te calmas un poco y vienes con mi hermana y yo a… ¡DESMAIUS!- Era bastante obvio que no se podía razonar con personas que estaban tratando de salir hacia una muerte segura y de paso jodernos la vida al resto.


Hechizo: Desmaius al loco número 6.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Winnie Lovecraft el Lun Mayo 30, 2016 5:20 pm


Winnie Lovecraft
Con todos los locos cerca de la puerta principal ¬¬ 


Ni siquiera podía ponerle completa atención a Donnie mientras hablaba, más concentrada en cerrar las heridas que tenía que en explicarle que realmente no sabía mucho de lo de Hobbes porque había salido a buscarlo como loca. No contestó a sus preguntas y especulaciones y solo pareció desconcentrarse cuando Rayder fue a estamparse directo a donde estaban ellos. ¿Qué diablos? Se sobresaltó como una tonta y dejó a Donnie –un segundo-para asegurarse de que estuviera bien. No parecía que fuera grave.

-Lamento que los gemelos fantásticos no nos hayamos transformado en un montón de heno.

Le dijo a David antes de remojarse los labios y ver que Bastian y Porpentina pasaban pitando por ahí, apenas prestándole atención a la locura. Donnie hablaba sobre huellas y ella solo tuvo tiempo de mirar al piso para corroborar su existencia. Cuando Donnie sacudió su varita dejó de mirarlas y se quedaron un poco más en penumbras, aunque se veía casi todo por la luz del salón principal y las explosiones de esos dementes.

Siguió a Donnie al epicentro del caos, poniendo cuidado de no separarse mucho de él. Notó que Charlie estaba peleando con un tipejo loco, que lo había tacleado y ahora estaban en una lucha cuerpo a cuerpo. Podía haber pasado cualquier cosa con él, pero no era momento de ignorar que debía ayudarlo, jamás se haría la desentendida con él, eso era un hecho. Pero la tirada era muy arriesgada, pues corría riesgo de neutralizarlo a él en vez de neutralizar al otro. Tenía que concentrarse muchísimo, precisión total, como nunca, incluso usó su varita para eliminar las posibilidades de fallo.

-CHARLIE DEJA DE MOVERTE. Petrificus Totalus.

Obviamente iba a petrificar al otro (estudiante #5), no a Charlie, pero le había gritado para que sus posibilidades de dar en el blanco fueran mayores.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Porpentina Schweinsteiger el Lun Mayo 30, 2016 8:29 pm


Porpentina Schweinsteiger
Siguiendo las huellas ensangrentadas con @Bastian Schweinsteiger


Já! ¿Viste eso? le di justo en las piernas....! y en el cuerpo! - Claro que estaba emocionada al ver que a pesar de las condiciones su hechizo había salido perfectamente disparado hacia el sujeto en cuestión, pero más aun por que Bastian ya fuese por su angustia o la prisa por llegar al otro lado, no lo había logrado tan bien como ella. Eso se coronó como una pequeña victoria en su corazón aun que los resultados de que Bastian no hubiese conjurado para detener a los sujetos fueran devastadores (Si no los detenían los demás), Tina a veces era algo inconsciente.

Por unos segundos tuvo la intención de quedarse a ayudar a quienes aun seguían tratando de detener a los locos de la puerta, pero la urgencia de encontrar al asesino, fuese lo que fuese, pudo más que ella. Quería ver si era alguna cosa que tuviera que ver con la magia oscura, algún espíritu, lo que fuera. Tenía que ver también si era cierto que las chicas Epsilon estaban muertas, usualmente siendo una estudiante normal seguramente la habrían reprimido por ello, pero estaba con Bastian, Bastian era personal de la escuela, ¿Era suficiente, no?.

Se dio cuenta que en el pasillo estaban Donnie, Winnie, Rayder contra una pared y más personas, pero no le importó. Vio las huellas ensangrentadas en el suelo y siguió adelante mientras todos los demás iban a ayudar con el asunto de la protección. Tenía su varita desenfundada y apuntando hacia adelante.

Protego totalum! - Conjuró hacia ella y Bastian por si el asesino llegaba frente a ellos. Iba a seguir las huellas hasta donde llegaran y no la iban a tomar desprevenida.
 

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Charlie Blue el Lun Mayo 30, 2016 9:44 pm



Charlie Blue
Con todos los de la entrada peleando con #5


El no quería dañar a sus compañeros y por eso no lanzó un hechizo en primer lugar, creía que lo más simple para que salieran del pánico era tratar de razonar con ellos, no todos eran unas bestias (o eso pensaba), por eso se lanzó sobre el tipo para detenerlo y aun que tenía la varita en mano, no lo hechizó en primer momento.

Había un caos a su alrededor y escuchaba a los profesores lanzando hechizos también, al fin entre la gente pudo ver a su madre durante un segundo y eso lo tranquilizó, pero también hizo que se descuidara y le llegara directo el golpe del chico que trataba de detener, se fue hacia atrás y lo soltó por unos segundos, mismos en los que volvía a ponerse de pie y apuntaba con la varita también.

¿Todos los americanos son así de idiotas? Que no ven que afuera se está cayendo el mundo? Debieron quedarse afuera en primer lugar! - Le alcanzó a gritar al tipo aun que vio que Winnie ya estaba conjurandole algo al sujeto, por lo mismo mejor le lanzó un desmayus a otro que estaba cerca de ellos(#8).

  [/quote]

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Lun Mayo 30, 2016 10:11 pm

Bastian Schweinsteiger
Con @Porpentina Schweinsteiger llegando a los vestidores. No conjuro nada porque no me importa la vida, solo hasta el final.


Si no hubiera estado tan interesado en ir a los vestidores, se hubiera quedado anonadado de que su hechizo no saliera en lo absoluto. Su varita no había respondido como siempre, ¿por qué? Jamás le fallaba, era la varita de su papá, siempre estaban perfectamente acoplados, ¿qué había pasado?, ¿tenía algo que ver con esa sensación de intranquilidad que lo abrumaba tanto?.  Notó la felicidad de Porpentina pero ni se le ocurrió pensar que estaba contenta porque a él no le había salido el hechizo y a ella sí, pensó con –quizá demasiada- inocencia que simplemente estaba feliz de haber hecho caer a uno.

Él no tuvo la sensación de querer quedarse a ayudar, no porque no le importaran Donnie, Winnie y Brandon, sino porque sabía que en realidad los superaban en número, a los estudiantes idiotas, y que seguro esa locura terminaría pronto. Él tenía que ver lo que pasaba en los vestidores, era una idea que se le había fijado inclemente en la cabeza.

Agarró fuertemente la mano de Porpentina al escucharla ser cauta y conjurar un hechizo protector hacia ellos. Él no hizo nada, no conjuró ni una sola cosa pero tenía la varita enfrente de ellos por la misma razón, por si el asesino venía de frente. Siguió caminando, arrastrando a su hermana hacia los vestidores a través de la oscuridad, que se hizo más densa conforme llegaron, seguro al momento en que Donnie recogió su varita. La puerta de los vestidores estaba ahí, frente a ellos, y Bastian lo único que hizo, varita en alto, fue empujarla para poder entrar, llevado hasta ahí como si algún imán lo jalara. El cuerpo entero le temblaba a tal grado que casi quiso soltar a su hermana para que ella no lo notara, aunque en realidad iban a tener que cortarle la muñeca para separarlo de ella en esas circunstancias, lo único que no quería era tener una visión en ese momento. Fue solo entonces que intentó conjurar un lumos máxima.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por David Rayder el Lun Mayo 30, 2016 10:17 pm


David Rayder
Con @Porpentina Schweinsteiger y @Bastian Schweinsteiger
Camino a los vestidores, porque fui un punk en mi primera juventud

De verdad hubiese sido bueno que se transformen en cubeta de hielo, porque cuando terminé expulsado contra aquel muro, sólo me había dejado atontado un dolor en el hombro, pero nada grave. Nadie moría de eso. Agité mi cabeza varias veces y hasta terminé berreando por alguna razón, sólo unos dos segundos.

Cuando vi que Winnie parecía mirarme como su fuese a explotar en cualquier momento hice una estúpida mueca de ahogamiento para dejar mi cabeza tirada hacia un lado, pero acabé por levantarme y agradecerle la preocupación, sin besos porque…vamos, la cosa ahora sí parecía grave.

Le asentí con una sonrisa pese a que mi carrera de demoledor no funcionaría, me levanté y seguí al gemelo fantástico número uno –debía ser el uno por el puto Lumos que había conjurado- para ir hacia donde estaban esos pobres idiotas. Yo no noté de nada las huellas, probablemente por el golpe que me había dado, pero cuando Donnie las mencionó bajé la mirada para seguir la ruta que llevaban.

Sabía quién era Bastian, era el que había tomado en brazos a Porpentina hacía rato, eso me causó un pequeño problema. Las huellas ensangrentadas nunca han presagiado nada bueno, ninguna historia con final feliz empieza con un camino de huellas ensangrentadas, hay madrigueras de conero y caminos amarillos, pero nunca son huellas ensangrentadas, NUNCA.

Le di una palmada en la espalda a Winnie para decirle que iría con sus primos porque…porque había ido con ella y no quería que dijese que era mal novio, aunque fuese uno falso, uno termina comprometiéndose con ese tipo de roles.

Corrí hacia donde estaban Bastian y Porpentina, alcanzando a la última esperando no asustarla.

-No es una fiesta de a dos, ¿no? Cave Inicum.-conjuré sobre los tres, sin saber que Porpentina ya tenía medio cubierto lo de cuidarse las espaldas.-

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Rectoría el Mar Mayo 31, 2016 12:25 am

Porpentina protege a Bastian y a ella. Rayder conjura un hechizo de protección para los tres.

Poco a poco, entre estudiantes y profesores, van poniendo al grupo de estudiantes enloquecidos en orden. Luca lanza un desmaius certero a su blanco, conjura de forma limpia pero el impacto le cuesta trabajo, a pesar de eso, el estudiante en cuestión cae fulminado.

A Aidan, el estudiante al que Tamara eligió como blanco para neutralizar, le va bastante mal por partida doble, pues Charlie y ella conjuran al mismo tiempo y ambos lo desmayan por completo, y seguramente se quedará noqueado por mucho rato, pues la conjuración de Charlie fue excepcional desde su posición y la de Tamara también fue notable.

Donnie Lovecraft, quien siempre debería cargar su varita, también hace una importante demostración de magia cuando lanza un desmaius casi perfecto a uno de los estudiantes que estaban lanzando bombardas más cerca de la puerta. Su hermana Winnie, por su parte, petrifica por completo al estudiante que estaba tratando de golpear a Charlie y liberarse de su agarre para seguir.

La única que no tiene suerte es Valeria Hartmann, pues al último minuto su varita decide no responderle, lo que ocasiona que solo salgan chispas de la misma, que alertan a su blanco. Al menos logró su cometido, pues el estudiante se aleja de la puerta aunque sea para lanzarle un desmaius a ella (crítico grado 5). Valeria cae desmayada. De inmediato, un estudiante de primer semestre llamado Calvin Evans la toma entre sus brazos para, aparentemente, intentar ayudarla.

-¡La tengo, la tengo! No se preocupen.

Grita a los demás. La apariencia de Calvin es menuda y lleva ropas que parecen quedarle más grandes, que no son de su talla. Existe un detalle, pero aparentemente es imposible de notar por el momento: hay sangre bajo sus uñas.

El estudiante que queda en pie (#1) enfurece al ver que todos -a su criterio- han perdido la razón. Ya desmayó a Valeria pero no le es suficiente. Lanza un Everte Statum contra Donnie Lovecraft y lo estrella contra la pared con fuerza suficiente como para romperle el brazo izquierdo.

Mientras, Bastian, Porpentina y Rayder llegan a los vestidores. Tanto David como Porpentina conjuran hechizos protectores, pero eso no sirve de mucho con la visión que tienen ante ellos, en especial cuando Bastian conjura su lumos que, en vez de salir normal, emana de la varita como una luz potente que se va haciendo rojiza y después, clara de nuevo. ¿Lo que ven? A 3 miembros de Epsilon en el piso, entre un revoltijo de prendas de teatro, de distintos colores y tamaños. Las chicas están llenas de heridas, múltiples tajos profundos en su piel. Sus ojos están cerrados, sus cuellos abiertos, el olor a muerte es casi denso para Bastian, aunque quizá no tan perceptible para los demás. El rojo está en todas partes y de pronto, empieza a caer del techo, pequeñas gotas de sangre van derramándose una a una sobre ellos y sobre los cadáveres. Si alzan la mirada y ven lo que está iluminado del techo por el lumos de Bastian, se encontrarán con un mensaje en sangre, que gotea.

“Sigo Aquí”

_________

ESTADÍSTICAS Y DATOS A CONSIDERAR

+ A Valeria se la está llevando Calvin Evans de vuelta al salón principal a rastras. Despierta de a poquito.
+ Donnie Lovecraft tiene un brazo roto porque el estudiante #1 enloqueció.
+ Los profesores se hacen cargo de la situación de las puertas, comienzan de inmediato a restaurar los hechizos protectores.


Estudiante 1- 15 pvs
Estudiante 2- NEUTRALIZADO
Estudiante 3- NEUTRALIZADO POR PROFESORES  
Estudiante 4- NEUTRALIZADO
Estudiante 5-  NEUTRALIZADO
Estudiante 6- NEUTRALIZADO
Estudiante 7- NEUTRALIZADO POR PROFESORES  
Estudiante 8- NEUTRALIZADO  
Estudiante 9- NEUTRALIZADO POR PROFESORES
Estudiante 10- NEUTRALIZADO POR PROFESORES  

ESTADO DE LA PUERTA 60/100 en reparación  

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Egon M. Lovecraft el Mar Mayo 31, 2016 10:17 am


Egon m. Lovecraft
Con @Valeria Hartmann y su buen amigo que la ayuda
Entrada

Xander! Bajame! no tengo cinco años!- Odiaba que Xander lo levantara así, no era un bebé, tenía ya 11 años y estaba por cumplir 12. Era todo un mago de Ilvermorny y no era necesario que lo levantaran de esa manera, además no iba a perderse, Tina y Bastian estaban por allá, Winnie y Donnie por otro lado. Se sentía seguro y en casa, hasta fue con Xander a platicar con unos profesores y tratar de ver a la gargola de cerca.

No supo en que momento todo se descontroló, sintió la mano de Xander sobre él para protegerlo cuando la chica en sangre apareció y todos corrían hacia la puerta, pero fue una bola de estudiantes que lo separaron de Xander antes de que pudiera hacer nada para evitarlo.

Topó con una pared y se sacudió la cabeza, había sacado su varita aun que no sabía conjurar muchas cosas aun, siempre era necesaria. Luego vio como todos los de la puerta fracasaban y al final, un tonto desmayó a su buena amiga Valeria. Egon, como todo niño, corrió hacia allá poniéndose al lado del chico que la había atrapado, parecía preocupado por ella.

¿Está bien? ¿Te ayudo?




_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Luca Pazzoli el Mar Mayo 31, 2016 12:14 pm


Luca Pazzoli
Con los estudiantes locos ya controlados, moviéndose con @Tammy Wildenstein hacia donde está @Valeria Hartmann el loco ese que se viste fatal y @Egon M. Lovecraft


Luego de ver caer a ese idiota que poco a poco enloquecía, la tranquilidad que le dio el momento le cayó bastante bien, necesitaban sentirse seguros y confiados. Al fin uno menos que no perdía la razón, era necesario mantener bajo rígido control a todos -incluyéndose- para no desatar más caos del que ya estaba. No se percató del instante en el que Valeria caía desmayada a causa de otro imbécil histérico. Levantó la vista y vio como un chico se la llevaba en los brazos, aseverando que se haría cargo. No había nada mejor que todo se quedara en familia, así que él iba ir por ella hasta que recobrara el conocimiento.


- Cúbreme- Le dijo a Tammy en caso de que alguien más se le antojara volverse loco e irse contra él. Caminaba hasta dónde estaban ellos con el fin de quedarse con Valeria, pero luego vio correr a Egon Lovecraft en su dirección. - ¡Tams! Mira...acompáñame- Seguía trasladándose hacia su ubicación, mientras buscaba a cualquier miembro de su familia que pudiera hacerse cargo del pequeño aunque estaba seguro que Tamara no iba a querer soltarlo.

- ¡Oye! - le gritó al tipo mientras aún llegaba- Yo me haré cargo ahora, gracias- No tenía idea de que muy posiblemente aquel triste fulano ocultaba un secretito.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Tammy Wildenstein el Mar Mayo 31, 2016 1:51 pm



Tammy Wildenstein
Con @Luca Pazzoli, @Valeria Hartmann y el bebé precioso de @Egon M. Lovecraft. Ah, y el flacucho de Calvin.
Por el Salón Principal, ya algo alejaditos de la puerta


Su hechizo fue exitoso, logró desmayar a Aidan junto a Charlie y le sonrió por un momento, aunque no supo si la había visto, de todos modos, no había mucho tiempo para eso. Todo lo que iba sucediendo no les daba tregua alguna para hacer alguna otra cosa que no fuese intentar resguardarse. Vio cómo Donnie era levantado por ese hechizo y lanzó un gritito ahogado, pero Luca llamó su atención para que avance con él hacia Valeria.

Sacó su varita y antes de irse hacia donde iba Luca, conjuró hacia @Donnie Lovecraft un Episkey porque, aunque no lo tenía justo a su lado,  podía notar que tenía un hombro notablemente más bajo que el otro, eso y su rostro eran señales inequívocas de que o se lo habían dislocado o algo peor.

No se quedó a ver si había funcionado o a hacer contacto visual con él siquiera, al instante estaba de nuevo con Luca, que estaba frente a una Valeria que reaccionaba poco a poco en brazos de Calvin y el pequeño Egon.

-Hola cariño, ¿cómo estás? ¿tú la salvaste? -le dijo a Egon, se había acuclillado a su lado y le dio un beso en la frente antes de pasarle una mano por el cabello, como una de esas madres preocuponas mientras Luca hablaba con el tal Calvin, ella no lo conocía de nada así que supuso que ya se entenderían. –

Se levantó, aún sonriéndole a Egon y puso una mano en la espalda del pequeño por inercia, no podía evitar sentir una inmensa ternura cada vez que lo tenía cerca, siempre le enviaba cartas lindas que ella le contestaba con su horrenda caligrafía de araña.

-Mejor déjala en una superficie plana Luca, no sabemos si se ha golpeado la columna o algo. ¿Tú no viste qué hechizo usaban con ella? Estudias Medimagia, ¿no?-le preguntó a Calvin, le parecía haberlo visto en esa facultad pero no estaba segura de si estudiaba eso, sólo estaba preocupada por Valeria, no sabía si se había lastimado realmente, pero no podía ver signos de algún daño mayor. Ella no estudiaba Medimagia, pero los deportes te obligan a saber un poquito de golpes y caídas.-

-¿Puedes conjurar un hechizo protector para todos nosotros? Me vas a ayudar muchísimo.-eso se lo dijo a Egon, no quería que se ponga muy nervioso por todo lo que estaba sucediendo, de todos modos ella tenía la varita levantada por si alguno de los locos de la puerta planeaba ir sobre ellos de nuevo.-


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Winnie Lovecraft el Miér Jun 01, 2016 12:13 am


Winnie Lovecraft
Por la puerta principal odiando como nunca había odiado a nadie al estudiante genérico que le rompió el brazo a su hermano.



En un segundo, el tipo contra Charlie estaba petrificado. Fue lo único que necesitó ver para girarse de nuevo a Donnie, quien también había controlado a su blanco. Estaba a punto de tomar a su gemelo por el brazo para pedirle que se alejaran un poco y dejaran a los profesores hacer su trabajo cuando, antes de llegar a él, lo vio salir volando al ser tomado por completo desprevenido por uno de esos dementes. Ni siquiera tuvo tiempo de decir su nombre, ni nada. Lo único que sintió fue un dolor acuciante en el brazo que, de todos modos, no era nada comparado con la ira en escala que se le fue subiendo hasta la cabeza.

Las cosas claras: había visto a gente pegarle a Donnie innumerables veces. Y ella entendía perfectamente que su hermano se buscaba sus propios problemas y por lo general, no salía a defenderlo, ni a plantar cara por él ni mucho menos, se dedicaba solamente a curarlo y a estar ahí para él, como él la necesitara. Había sido testigo de muchos de sus ojos morados, esguinces, diffindos y hasta tragababosas, pero siempre bien consciente de que Donnie era quien llevaba a la gente hasta ese extremo.

En esa ocasión, sin embargo, Donnie había estado haciendo el bien y nada más, se había encargado de esa extraña sombra, lo que fuese, y había ayudado a que esos desgraciados no se cargaran la puerta para que el huracán los matara a todos. ¿Y ese hijo de puta cualquiera iba y le rompía el brazo a su hermano en esas circunstancias? No, no estaba bien. No era lo mismo.

Winnie no era una persona violenta, siempre intentaba sacarle la vuelta a las circunstancias y por lo general, era bastante razonable. Canalizaba sus enojos en cosas mucho más elaboradas. Se jactaba de ser el equilibrio de Donnie en ese sentido. Pero en ese momento no se sentía muy dueña de sí misma. Era como si el miedo se hubiera juntado con el enojo infinito, y esa maraña de emociones había terminado por hacer mella por fin.

Había aprendido aquél hechizo de transformaciones junto con Donnie en un momento clave de su vida, con la familia de su mamá. Era familiar e icónico, pero ella jamás lo había usado más que para practicar en aquél año sabático con su hermano. Sería su primera vez en una situación extrema y eso significaba una cosa: podía no salir.  

Con la mano izquierda conjuró sobre su mano derecha. Dijo el hechizo Ferrum en voz alta y luego caminó hasta el desgraciado maldito que le había roto el brazo a su hermano. Hasta poder gritarle en la cara con toda la fuerza de sus pulmones, sacando a relucir que, en el fondo, tenía algo (o mucho, aunque enterrado) de Crawford.

-NUNCA, JAMÁS, EN TU VIDA, VUELVAS A APUNTAR A MI HERMANO, MALDITO ANIMAL DESQUICIADO, TE VOY A MATAR.

Ni siquiera se detuvo a ver si el hechizo había funcionado o no cuando ya estaba soltando todo el puño contra la cara del susodicho. Si no era de hierro entonces seguramente se iba a romper todos los dedos, pero le daba lo mismo, estaba ardiendo en llamas.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por David Rayder el Miér Jun 01, 2016 2:48 pm



David Rayder
En medio de la sangre (puaj)con @Porpentina Schweinsteiger y @Bastian Schweinsteiger
Vestidores

Su Lumos fue la cosa más rara que había visto, el mío no hacía eso, a menos que haya sido una variación del hechizo o algo así. Pero vamos, era una lucecita, quién carajo podía pensar en eso cuando tenía aquella escena a lo Tarantino en frente. Jamás había tenido en frente tanta sangre, mucho menos tanta gente muerta.

Yo conocía a una de esas chicas, era mi compañera de carrera, se llamaba Laura y siempre fue agradable, creo que venía de Washington, siempre seria pero amable, tuve que apoyarme en un muro cercano pero inmediatamente sentí la sangre en mi mano, levanté la mirada al sentir un algo húmedo caer sobre mi mejilla y bajo la luz de su varita noté que eso era sangre.

Me adelanté unos pasos porque las letras las veía al revés, las suelas de mis zapatos estaban llenas de sangre y pude casi sentir la viscosidad en mis pies, pero estaba enloqueciendo un poco, cómo no hacerlo si tenía todo aquello en frente. Sin quererlo estaba justo al lado del cuerpo de Laura, había a su lado una muchacha de cabello muy negro y otra de cabello rojo, muy guapa, pero totalmente pálida, probablemente muerta por la cantidad de sangre del suelo.

-¿Qu…qué hacemos?-les pregunté sintiendo mi torso duro, rígido como si fuese esa la única forma de no sentirme enfermo, estaba más bien desesperado porque no sabía qué hacer, ni siquiera volví a mirar a las Epsilon, necesitaba un momento para acostumbrarme a esa visión.-Debe ser humano, ¿no? Ya ni siquiera puedo pensar qué otro animal puede escribir.

Ni Porpentina ni Bastian me respondieron, de forma racional sabía que no debían de haber pasado más de unos pocos segundos, pero me hicieron eternos, así que no se me ocurrió nada mejor que alertar a todos.-No me dejen morir, si es que está en una de las esquinas o con un hechizo de ocultamiento.-les dije rápidamente y con mi varita señalé a mi propia garganta.-Sonorus.-aclaré mi garganta rápidamente, antes de hablar.-

-COMPAÑERITOS, NO ENTREN EN PÁNICO, PERO EL ASESINO SIGUE AQUÍ. EN LOS VESTIDORES NOS LO ACABA DE DEJAR POR ESCRITO. ESTÉN ALERTA A CUALQUIER SOSPECHOSO, VARITAS ARRIBA.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Valeria Hartmann el Miér Jun 01, 2016 8:46 pm


Valeria Hartmann
Con Egon, Luca, Tammy y el ogt de Calvin
Despertando después de ser llevada como costal de papas

Había caído al instante que aquel Desmaius impactó de lleno en su contra. No supo pues qué cómo fue que se desenlazaba la crisis de la puerta ni como, de entre todas las personas, quien aparentemente salía en su auxilio era un muchacho de primer semestre al que, sí, recordaría haber visto por ahí en el Campus, pero de quien en realidad sabía muy poco.

A pesar de todo, el Desmaius no había sido uno demasiado potente, porque poco a poco iba recuperando la consciencia. Era una sensación familiar, pues no era la primera vez que alguien decidía desmayarla. Esa de sentir tanta pesadez al tratar de despertar pero sin conseguir hacerlo de todo, oyendo pero sin escuchar, donde ya tan solo el levantar los párpados requería de un esfuerzo casi sobrehumano, y eso sin mencionar el palpitante dolor que quedaba entre sus sienes.

Creyó escuchar a Luca como un eco ahogado y se removió inquieta entre mientras Calvin la cargaba. Abrió los ojos con pesadez, sintiendo que le estaban taladreando la cabeza. Vio a Tamara y a Egon y la cara de Calvin mucho más cerca de lo que le hubiera gustado, lo que la impactó un poco.

- Espera, no... - Que ella podía caminar, no era necesario que la cargaran. Forcejeó un poco para soltarse, haciendo un verdadero esfuerzo por espabilar.

- No tengo nada. Gracias, pero suéltame. - No podían esperar de ella buen ánimo y cortesía, que había cosas mucho más críticas ocurriendo. Sin embargo, cuando se dio cuenta que Calvin no la soltaba se alarmó. Se dio cuenta además que de ahí de donde la mantenía sujeta, manchas de sangre se habían transferido. - ¡Luca, sus manos! - Un millón de cosas pasaron por su cabeza en un instante, y sin saber si aun llevaba su varita consigo o no, buscó patearlo con todas sus fuerzas para liberarse de él.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Porpentina Schweinsteiger el Miér Jun 01, 2016 9:16 pm


Porpentina Schweinsteiger
Con los cadáveres


No le gustaba ver a Bastian así de preocupado; Bastian siempre era la persona que mantenía el temple, quién se controlaba en todos los aspectos de su vida, la persona valiente, la persona a la que se podía recurrir siempre que había un problema. Si, era su hermano y lo envidiaba mucho y había hecho cosas horribles para joderle la existencia, pero en momentos así solamente quería que estuviera bien, a salvo, él era la única persona en todo ese lugar que le preocupaba en verdad y a la que quería ver bien. Apretó su mano de regreso y le dirigió una mirada de confianza, las cosas estarían bien, ellos podrían con cualquier cosa que estuviera del otro lado de la puerta.

Esa mirada fue muy diferente por supuesto a la que le dedico a Rayder cuando se acercó a ellos haciendo ese chiste, pero se dijo a si misma que tenía que ser paciente con él, que no podía agregarle más caos a la situación del que ya existía en esos momentos.

Entró primero al lugar con la varita al aire, todo estaba muy oscuro pero el oxido de la sangre era inconfundible. Olía a muerte, un olor que seguro le pondría los nervios de punta a cualquiera, pero no a ella. Se encontró con una reconfortante sensación en esos momentos y le hizo temer, por primera vez, algo que no podía explicarse muy bien pero la mantenía alerta. Sintió una gota caerle en el cabello y luego resbalar por su frente; pensó de inmediato que se trataba de una gota de lluvia, aun que se sentía espesa. Alzó la mirada justo en el momento en que Rayder conjuraba el lumus y lo que vio en verdad la impactó. No eran solo las chicas que estaban frente a ellos, si no también el mensaje en el techo. Soltó la mano de Bastian por primera vez y dio un paso al frente iluminando con su varita para poder leer bien las letras... eran exactamente las palabras que ella había escrito en la sala de trofeos de Nu Delta Pi.... aquello era...

El hechizo de Rayder la sacó completamente de sus pensamientos, se aferró con más fuerza a su varita y luego vio a Rayder de una manera casi furica, pero no pudo mantenerla por mucho tiempo ya que su instinto la llevó a inspeccionar mejor uno de los cadáveres de las chicas sin vida ahí frente a ellos. Fue hacia la pelirroja con la varita iluminando su rostro. Era la primera vez que veía algo así en su vida, la forma en la que sus cuerpos se habían convertido simplemente en desechos humanos, cascarones sin alma....

¿Están muertas en verdad? ¿Viste quién lo hizo? - Eso se lo decía obviamente a Bastian, aun que luego y sin esperarlo, se giró hacia Rayder para lanzarle un desmayus - Estas perdiendo la compostura, es mejor así



 

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Jue Jun 02, 2016 9:17 pm

 
Bastian Schweinsteiger
En los vestidores con @Porpentina Schweinsteiger y @David Rayder

Él tampoco había visto a su varita hacer algo como eso antes, pero intenta no parecer sorprendido ante Rayder y su hermana, quizá ni siquiera lo hubieran notado por el shock posterior. Su mirada repasó rápidamente los cuerpos de las víctimas. Las reconocía y se sabía los nombres de todas, y eso le provocó un malestar que no se esperaba. Había un olor extraño en el ambiente que no había percibido jamás en su vida y sintió una oleada de náuseas. Cuando las primeras gotas de sangre comenzaron a gotear sobre su cara se dio cuenta de que su visión se había hecho realidad por completo, porque ahí estaba la lluvia de sangre, tal cual. Intentó no perder el control, no parecer un bruto fascinado por la capacidad de algunas personas de llevar a cabo algo tan siniestro como eso, de no perderse en preguntarse cuáles eran sus motivaciones, qué era lo que los movía a buscar la sangre y la muerte de esa manera.

Tenía que moverse y hacer algo rápido. No contestó a Porpentina y a Rayder sus respectivos cuestionamientos porque su mente estaba intentando encontrar una solución rápida a todo eso. Y no se le ocurría ninguna más que alertar a la extraña gárgola que llevaba las riendas de la universidad. Aquello parecía ser demasiado como para manejarlo entre profesores y un par de estudiantes.

Contrario a Rayder, no pensaba que alertar a la comunidad fuera la mejor opción, mucho menos después de ver cómo se comportaban algunos estudiantes, intentando derribar la puerta principal. La gente era muy idiota y darles más pánico solo crearía más caos. A lo mejor Rayder pensaba que ayudaba pero Bastian pensaba que eso simplemente no ayudaría a nadie. Un desmaius tampoco le parecía tan útil como un silencius (¿no se daba cuenta de que la situación ya era de por sí delicada como para que ella se pudiera a desmayar a alguien ahí?), pero servía por el momento siempre y cuando fuera más rápida que él.

Ya había levantado la varita contra Rayder pero al ver que Porpentina hacía lo mismo, él mejor conjuró un patronus hacia la Rectora, una que le avisara que tenía que aparecerse ahí, y hacerlo cuanto antes. Nadie podía ver esa escena así nada más porque sí.  

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Rectoría el Jue Jun 02, 2016 10:23 pm




TURNO FINAL

21:00 hrs

En la zona cercana la puerta principal, los profesores habían comenzado a reparar los daños y a controlar a los alumnos revoltosos mediante distintos hechizos, ayudados de los alumnos. La situación no había pasado a mayores excepto por el desmaius de Valeria, el brazo roto de Donnie y posteriormente, el golpe que Winnie Lovecraft le propinó a uno de los estudiantes y que le provocó múltiples fracturas faciales, aparatosas, que culminaron en un reguero de sangre. Tammy había logrado conjurar su hechizo para ayudar a Donnie, pero desafortunadamente su prisa por seguir a Luca la hicieron fallar en el blanco. De inmediato, dos profesores del área de sanación mágica que ya habían hecho su parte en la reconstrucción de la puerta, se tuvieron que dedicar a reconstruir huesos, poner orden -alejar a los Lovecraft de los demás estudiantes- y terminar al menos con esa locura.

Mientras, en el salón principal, Valeria es rescatada en apariencia por Calvin Evans, pero mucha gente parece preocupada por la pelirroja, su familia incluída. Al escuchar a Valeria y sentir que está a punto de patearlo, Calvin la suelta y, en su lugar, toma violentamente a Egon por su bracito, como si diera por hecho que es un blanco más fácil, aunque lo que ocasiona es que haya más ojos atentos. Evans apunta a Egon con la varita.

-YO NO QUISE, NO ERA MI INTENCIÓN. TIENEN QUE SABER QUE NO ERA MI INTENCIÓN.

Todo el salón principal entra en un abrumador silencio, pero no pasa mucho tiempo antes de que un hechizo caiga a la espalda de Evans, quien es desarmado y luego suelta a Egon, a quien había pretendido usar como rehén para librarse de lo que le esperaba. Muchos alumnos intentan lanzarse contra él, pero de nuevo, son varios profesores los que evitan que las cosas se salgan de control.

En los vestidores, Bastian, David y Porpentina encuentran a las víctimas de Calvin Evans. David conjura un sonorus y aunque Porpentina intenta desmayarlo, de su varita no sale nada más que chispitas mientras el patronus de Bastian va a buscar su destino. Rayder da ese anuncio, las paredes resuenan ante el sonorus. De nuevo, el pánico se apodera de la gente, algunos empiezan a gritar que ya lo atraparon porque los profesores ya han detenido a Evans y otros, más mórbidos, intentan correr hacia los vestidores para ver el espectáculo ellos mismos.

Al momento en que un grupo de alumnos pretende cruzar el pasillo hacia la alacena y los vestidores, la gárgola sin nombre que todos saben que es la máxima autoridad en el lugar, se materializa para cerrarles el paso. Su mirada fría se posa sobre los alumnos.

-Vuelvan al salón principal. Ahora.

Su voz fría y cavernosa parece tener el efecto de un imperius, porque todos se dan la media vuelta y regresan al salón principal. Un hechizo de bloqueo se levanta en la zona, lo que impedirá que cualquiera cruce hacia aquella zona. La gárgola vuelve a materializarse en donde está el trío que encontró a las asesinadas.

-Vuelvan al salón principal. No hablen de esto con nadie.

A partir de ese momento, de nuevo, los tres sienten la poderosa necesidad de volver al lugar donde se les indicó, y se van de ahí imposibilitados para hablar sobre la escena, al menos durante un tiempo.

22:00 hrs

Los alumnos siguen sin sentir calma. Los profesores se han encargado de iluminar por completo el pasillo hacia los baños, pero nadie se atreve a caminar solo esos pasillos. En un rincón del salón principal, los miembros de la facultad de seguridad mágica interrogan a Calvin Evans. Los cuidados a Egon Lovecraft, Valeria Hartmann y Marjorie Hobbes se intensifican, cada uno en distinta medida. Marjorie Hobbes identifica a Calvin Evans como el asesino que las atacó en los vestidores, y lo describe como alguien “imparable”, “demasiado poderoso”, “el más veloz que ha visto”. Resulta complicado creerlo al ver la complexión de Calvin.

Afuera, la tormenta se intensifica.

23:00 hrs

Calvin Hobbes confiesa con lujo de detalles su crimen a quien lo interroga. Se empieza a correr la versión de que estaba poseído, que no tenía idea de lo que estaba pasando, que algo lo obligó, describe a una sombra temible, que le ordenó el crimen.

Donnie Lovecraft, Sam Barnes y Adrianne Morgan son interrogados respecto a la sombra que Donnie eliminó. Su descripción concuerda con la de Calvin.

24:00 hrs

Un nuevo tumulto se levanta en el salón principal. La gente vuelve a perder la paciencia y el control, en especial porque no hay nada para comer, excepto lo que la gente pudo sacar de las alacenas antes de que todo empezara. Rectoría tiene que volver a imponer orden. Anuncia que las víctimas de Calvin Evans no están muertas y que se encuentran en recuperación, y que, como Marjorie, todas sobrevivieron, a pesar de lo que Rayder y los Schweinsteiger presenciaron.

01:00 hrs

Calvin Evans declara “no voy a ser el único”. El significado de sus palabras deja intranquilos a quienes lo interrogan por obvias razones. Donnie, Adrianne y Sam vuelven a ser interrogados. Algunos comienzan a desconfiar del trío, se corre el rumor de que pueden enloquecer como Calvin al haber estado en contacto con la sombra antes descrita.

10:00 hrs

Es hasta ese momento que las puertas se abren, las comunicaciones mágicas se restauran y afuera, los daños parecen incontables. Muchas facultades están destrozadas, la fraternidad de las TPA ha sufrido muchos estragos -más que ninguna otra fraternidad- y todos parecen más desmoralizados que nunca. Son enviados a sus casas en trasladores dispuestos para distintos estados del país. Se suspenden las clases y las actividades hasta la siguiente semana.


___

Durante una semana entera se hizo el control de daños. La universidad fue puesta a cargo de los arquitectos y constructores, quienes poco a poco comenzaron a reparar los desperfectos en los edificios. Tal y como la Rectoría afirmó, las víctimas de Calvin Evans fueron a Bridget Bishop, en estado crítico pero estables a pesar de la visión que se había presentado ante Rayder y el par de Schweinsteigers, lo que ciertamente podría generar sospechas. Muchos comunicados de prensa por parte del departamento de comunicaciones de la universidad son liberados, asegurando que todos los daños -de todo tipo- están controlados. Los distintos rumores y versiones de la noche pronto comienzan a correr.

Finalmente, se anuncia que Reginald Langley dará una conferencia en una de las aulas magistrales en relación al huracán y los lamentables sucesos ocurridos durante el mismo, y que aprovechará para aclarar algunos puntos de la situación de contingencia no-maj.


___

FIN DE LA TRAMA

- Pueden pedir sus puntos para fraternidad en el tema correspondiente.
- Donnie Lovecraft se lleva 20 puntos extras para Nu por “Acto Heróico”
- El tema de la conferencia de Langley será abierto en los próximos días, no como trama oficial, sino como tema comunal.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: ENCIERROS Y HURACANES

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.