Últimos temas
» In Alpha we trust [Freddie]
Mar Sep 19, 2017 10:37 am por Keith T. Anderson

» Torneo de las fraternidades [NUEVOS TERRITORIOS]
Miér Sep 13, 2017 1:10 am por Brandon A. Lovecraft

» Shape of you
Miér Sep 06, 2017 9:54 pm por Winnie Lovecraft

» Wicked games
Miér Sep 06, 2017 9:29 pm por Auberon Wardwell

» Eagles vs. Horns
Miér Sep 06, 2017 4:54 pm por Tammy Wildenstein

» Y el tío Werther le dice: Un gran poder... conlleva partir en pedazos a todos tus amigos
Mar Sep 05, 2017 7:29 pm por Fantasma NDP

» Como un hongo [libre]
Lun Sep 04, 2017 2:09 pm por Robbie Chee

» Vengan, amiguitos
Lun Sep 04, 2017 11:01 am por Benjamin Walker

» Petición de Rol
Jue Ago 31, 2017 7:09 pm por Benjamin Walker

» Kolob Canyons
Jue Ago 31, 2017 3:24 pm por Tammy Wildenstein

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

In the Night

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In the Night

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue Mayo 19, 2016 11:10 pm

Minis & Me



Al principio no había creído cuando Marcellus le dijo que Wilhelmina iba a salir del psiquiátrico, ella sabía que eso era imposible, que no había fuerza alguna que retirara de su cuerpo aquella maldición, eso la había marcado para siempre y hasta el último momento en que las visiones llegaron a Harley, la había visto confinada a esa habitación del psiquiátrico....  Pero hacía muchos años que las visiones habían desaparecido para siempre, lo cual dejaba el futuro un tanto incierto para todos.

Hacia más diez años que no visitaba a Wilhelmina en ese lugar, no por que no quisiera, si no que siempre había algo que se lo impedía. Así había sido los primeros años de esa ausencia, al final solamente dejó de intentar, sabía que de todas maneras no importaba, la Mina que estaba ahí adentro lo había perdido todo... al igual que ella.

Estaba nerviosa. Por primera vez en muchos años tenía un sentimiento profundo hacia alguien que no fueran sus hijos, mientras el elevador subía de piso hasta el departamento de Miami,  Harley sintió una inmensa tristeza observando su reflejo en el cromo de las puertas. Parecía como si apenas ayer estuviera subiendo al lado de Werther ese mismo elevador hacia la inauguración de ese departamento, como si al abrirse la fueran a recibir un montón de universitarios al ritmo de una música noventera y oliendo a alcohol  y algunas drogas fuertes.... pero no. Al abrirse las puertas solo había oscuridad por el pasillo que daba hacia la puerta. Levantó la mirada por sobre las gafas oscuras que portaba y dio un paso adentro, repitiendo para si misma que podía hacerlo, que podía verla, que podía recuperar algo de su pasado, algo de lo que creía perdido.

Toco el timbre solamente una vez, no sabía que iba a decirle, no sabía como luciría, seguía esperando que detrás de esa puerta estuviera la Mina que había conocido, la que la recibía siempre con un abrazo y hablando rápidamente, mostrandole los cambios que le había hecho a su casa y contando alguna cosa absurda sobre sus padres, siempre con un plan, siempre con algo nuevo, una briza fresca en su vida. Pero esos solamente eran recuerdos materializándose frente a ella, en verdad no sabía que era lo que iba a encontrar.



Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Wilhelmina Crawford el Jue Mayo 19, 2016 11:59 pm

Habían sido unos primeros días muy duros, pero al menos era mejor poder disfrutar de la vista de su departamento que de los eternos jardines anodinos de Bridget Bishop. No había tenido ningún episodio particularmente terrible en esos días, sin contar que se había acabado todo su frasco de medicinas en una sola noche en un intento desesperado tras un rato de estar en la misma cama donde había estado con Jesse innumerables veces. Pero no había pasado nada malo, realmente, las pastillas habían terminado fuera de su sistema tan rápido como habían entrado, vomitándolas en el acto por no poderlas tragar bien consecuencia de la maldición, y lo siguiente que recordaba era a Gigi ayudándola a darse una ducha y después a Pepe aplicándole un encantamiento para dormir sin pesadillas.

Agradecía realmente que los episodios fueran esporádicos (uno en cuatro días era un récord) y se alegraba de no haber aceptado la propuesta de Marcellus de vivir cerca de ellos pues seguramente habría sido un dolor de cabeza para todos, aunque ahora todos esos ataques fueran esporádicos, como en los primeros dos años, cuando aún podía funcionar en sociedad. Aún no le regresaban su varita, al parecer tendría que esperar un par de semanas más, por lo que su salida del hospital seguía siendo un secreto excepto para las personas que le había indicado a Marcellus, entre las que se encontraba Harley…y Joe, si lo encontraban.

Ya era tarde, pero aún no quería dormir. Estaba sentada en el sillón de su sala principal, con una taza de café en la mesita de dentro y unos folletos de bienes raíces que Pepe le había conseguido. Debía vender ese departamento y comprarse otro, no podía pasar tanto tiempo en ese lugar, porque todo le recordaba a otros tiempos, a Jesse, cada espacio. No creía que se tardaran en vender ese departamento, después de todo ahora era un lugar “histórico”. Qué estupidez. Para ella era solamente el lugar en donde había vivido los episodios más extremos de su juventud, nunca significaría algo así para nadie.

Escuchó el timbre de la puerta y se puso alerta, pero no se levantó de inmediato, sino que dejó que Pepe abriera la puerta. Al elfo se le iluminó el rostro a ver a Harley y, con cierta inocencia, se asomó un poco más como si esperara ver a Bastian, Porpentina y Egon con ella, y pareció decepcionado cuando no.

-¡Qué bueno que vino! Así puede ayudarnos a conseguir una casa nueva.

Volvió a estar contento de nuevo mientras guiaba a Harley hacia la sala. Por el diálogo, Mina pensó que se trataba de Marcellus, pero cuando se giró se quedó un momento estática. Era como ver un fantasma demasiado real. Harley era la misma de siempre, la misma de hacía 21 años, no había pasado ni un día por ella. Dejó el folleto sobre la mesa, casi tiró el café en el proceso y se levantó. No la había visto en quién sabía cuánto tiempo, no recordaba la última conversación, excepto las de antes de Bridget Bishop.

Habían pasado por demasiadas cosas en su vida pero al final ella era un ancla a su pasado, una positiva. Se habían hecho mucho daño en su momento pero al verla ahí, al entender, supo que no podrían hacerse nunca daño de nuevo, porque al fin y al cabo lo habían perdido todo. Se acercó a ella y notó que emanaba de su cuerpo un aura extraña, que había demasiadas cosas distintas en ella aunque esencialmente pareciera la misma. No tuvo miedo cuando le acarició la blanquísima mejilla, aunque se contuvo de abrazarla porque esos contactos le seguían pareciendo ajenos aún.

-No has envejecido ni un solo día, maldita.

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Vie Mayo 20, 2016 4:08 pm

Sin darse cuenta se quedó inmóvil frente a la puerta, le pasaba muy a menudo que sus brazos se veían más rígidos o tenía movimientos involuntarios hacia el cuello de las personas. Era tonto y hasta gracioso considerando que jamás había atacado a nadie (bueno una vez, pero hacia muchos años), aun así la gente seguía sintiéndose incomoda con su presencia.  Temió que con Mina fuera igual, que de alguna manera la rechazara, tenía miedo de verdad en esos momentos de todo.

Cuando Pepe le abrió la puerta ella intentó quitarse los lentes oscuros pero la luz estaba muy brillante dentro y mejor no se los quitó en lo que se acostumbraba un poco más.  Le dio una palmadita en la cabeza a Pepe como respuesta a lo de la ayuda para buscar inmuebles y dio un paso adentro del departamento. Había pasado muchos años con ese elfo, por eso tenía esa confianza con él, había básicamente cuidado de sus hijos desde que eran unos bebés,  lo consideraba parte de la familia y había después de años, superado su pequeña aberración hacia esas criaturillas.

Se paró en medio de la habitación y se quitó los lentes. Harley estaba rígida, parecía hasta formal. Su mirada estaba clavada en Wilhelmina, en los movimientos que hacía mientras se ponía de pie y caminaba hacia ella, era como si estuviese conteniendo la respiración hasta que la tuvo de frente y pudo ver en sus ojos que algo había cambiado.

Mina... - el nombre salio de entre sus labios y trató de sonreír, aun que se sintió torpe por no saber que hacer o decirle. Ella se veía como una mujer ahora, una de verdad, una que había pasado por mucho. La abrazó de manera inconsciente queriendo creer que todo aquello no era una ilusión, que de verdad había logrado superar aquello después de tanto tiempo.

Y tu sigues siendo tan jodidamente hermosa como siempre. - Se separó de ella acariciándole el cabello, le pasó la mano por los brazos observándola nuevamente como si no pudiera creer todo aquello. No vuelvas a dejarme nunca, nunca ¿entiendes? Nunca. Nunca podría perdonartelo -  Tal vez había sido un error haberle dicho a Harley que Mina estaba fuera del hospital, por que para ella era imposible verla como un ser indefenso, alguien a quién tenía que dirigirse con cuidado o tratarla como si fuera de cristal. No, ella trataba a Mina como Mina. Simplemente seguía siendo la misma que no se detenía al hablar.  Le acomodó el pelo como si fuera mayor que ella (lo era solo por meses).

¿Que rayos hacías aquí sentada con solo un par de elfos contigo?....... ¿Como te sientes?
 

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Wilhelmina Crawford el Dom Mayo 22, 2016 10:20 pm

Al final fue Harley quien rompió en definitiva las distancias; el abrazo la tomó por sorpresa durante el primer segundo, pero luego se acostumbró a él, al contacto, a la familiaridad del mismo. Sus manos fueron contra la espalda de Harley y la estrechó contra ella con la brusquedad de siempre, siendo ese el único contacto que había conocido en la vida, realmente.

Había algo extraño en la sensación de abrazar a alguien, le había ocurrido con Marcellus y ahora le ocurría con Harley. Los amaba pero no parecía suficiente, era como si solamente hubiera un cuerpo que sus manos ansiaran tocar, un cuerpo que ya no existía en el mundo, abrazar a alguien más se lo recordaba demasiado, le era como tóxico, como si eso también formara parte de su maldición. Aún así, se quiso mantener entera, no actuar como una demente, ella también se aferraba a cualquier cosa para hacer parecer que todo aquello no era una ilusión, que no iba a volver a Bridget Bishop en cualquier momento.

-No podía evitarlo.

Le dijo, encogiéndose de hombros, sin ofenderse por el reclamo o por no ser tratada con delicadeza, ella realmente no deseaba eso, aunque no estuviera en posición de entender qué era lo mejor para ella. Se pasó la lengua por los labios tratando de procesar lo que estaba pasando en ese momento, por qué Harley seguía tan joven, por qué no la había visto en el hospital tanto como a los demás –y si la había visto, ¿por qué no la recordaba?. Pero temió hacer preguntas. En muchos sentidos ya no era la misma.

-Estoy buscando una casa nueva…no puedo vivir aquí, Jesse está en cada rincón y no puedo con eso. Pepe y Gigi viven conmigo, ¿dónde iba a ir si no?, ¿a vivir una vida feliz con Adrien y Marcellus? Y no puedo estar sola, son órdenes del médico y de hecho es lo mejor…

El episodio de apenas unos días antes era prueba de ello. Le dio la espalda a Harley y se sentó de nuevo en el sillón, con las piernas encogidas sobre el mismo, como si aún fuera una niña.

-¿Dónde estuviste todo este tiempo?  

Preguntó por fin, no como un reproche, pero quería saber. Quería ver a Bastian, quería conocerlo también, saber si seguía pareciéndose a ella, o si había tomado más rasgos de Harley al llegar a la adolescencia. No recordaba a los otros hijos de Harley, al menos no claramente, muchas cosas le eran difusas aún.

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom Mayo 22, 2016 11:15 pm


Ella seguía viendo a Mina como si fuera la misma de antes, era algo tan familiar tenerla ahí que no se dio cuenta de lo diferente que estaba, de lo vulnerable que podría encontrarse después de tantos años y tanta locura provocada por esa maldición, no quería pensar en eso por que seguía culpándose, aun después de todo ese tiempo, de no haber podido detener lo que parecía inevitable.

La siguió con la mirada, por unos momentos se quedó ahí parada de una manera incomoda, como si se le olvidara que debía hacer algo o moverse, cuando se dio cuenta de ello siguió a Wilhelmina hasta el sillón frente a ella y se sentó, casi imitando lo que ella hacía. Volteo hacia Pepe y la otra elfina que parecían estar supervisando todo y luego sonrió, pero poco en verdad y de una manera que hasta asustó a la cosilla.

¿Pueden bajar la luz un poco? - La elfina dio un salito pero Pepe, quién ya la conocía, fue obediente y las luces se bajaron un poco. Ahora se sentía mejor, como que podía ver con mas claridad irónicamente. Había escuchado la pregunta de Mini y lo de la casa, no quería dejarla sola, pero tenía miedo de que viviera con ella, de que estuviera con una criatura como ella. Sus hijos a penas podían soportar verla, Egon vivía principalmente en casa de su madre... todo era muy dificil.

Viaje por muchos lugares, traté de aprovechar el tiempo que me quedaba con mis hijos. Traté de ser lo mejor para ellos pero creo que no lo logre muy bien. - Había tristeza en sus palabras, una muy verdadera. Movía los dedos sobre el brazo del sillón, como si estuviera ansiosa por algo, como si estuviera alerta. Hiciste bien en no ir a ese lugar. Consigue algo nuevo, ¿Sabes? tenemos mucho dinero con la cupcakeria. - Tal vez era algo que no significaba mucho, pero quería que supiera que no había dejado morir todo lo que habían hecho juntas en algún momento.

Oh bueno y también.... estoy muerta desde hace algunos años, pero ¿Todos jugamos con las cartas que nos tocan, cierto?- Harley nunca había sido buena diciendo cosas importantes, no tenía tacto y eso era algo que no había cambiado, ni siquiera después de muerta. También era una forma nada sutil de decirle a Wilhelmina que ella podía seguir adelante a pesar de todo, que solo tenía que aprender las reglas del juego nuevamente. Tenia que conseguir las fuerzas, ella más que nadie podía hacerlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Wilhelmina Crawford el Miér Mayo 25, 2016 12:36 am

Miró a Harley también con un dejo de infinita tristeza ante su frase “traté de ser lo mejor para ellos pero creo que no lo logré muy bien”. No sabía exactamente a qué se refería, pero podía sentirse algo identificada con sus palabras. Al final ella también había sido un fracaso como madre a pesar de todo. Aún recordaba con un escalofrío la alegría absurda de Jesse al saber que sería padre, y cómo la había contagiado y la había hecho pensar que en verdad, si se esforzaban, podrían ser una familia y todo estaría bien. Qué ilusos habían sido todos, ella, él, Harley. Qué ilusos de pensar que tenían una oportunidad en el mundo.

-Sí, lo sé. Estaba pensando pedirle a Pepe que me trajera los libros de contabilidad, pero tengo miedo de saber si mi cerebro está atrofiado, si ya no entiendo de números, si ya he olvidado lo que sabía…De todos modos no necesito lo de la cupcakería por ahora, voy a vender este sitio.

Y ya no iba a necesitar un lugar tan grande tampoco, ¿para qué? Ya no tenía nada que demostrarle a nadie, ya no necesitaba nada. La venta de ese lugar sería suficiente, las ganancias del negocio ya le pertenecían a Winnie y a Donnie en lo que a ella respectaba.

Entornó los ojos con eso de “estoy muerta desde hace algunos años” y la inspeccionó con la mirada como si con eso pudiera entender cabalmente qué era lo que le estaba diciendo. Recordaba vagamente a Marcellus diciéndole algo, pero no lo tenía muy claro en su mente, quizá porque ni siquiera se lo habían contado por completo, con lo que implicaba.

-Qué buena y qué mala suerte. Estás muerta, pero sigues aquí.

Harley seguía siendo la misma imprudente para dar noticias, y ella seguía siendo la misma imprudente para reaccionar a ellas, no había desarrollado nada de empatía en el manicomio, si acaso al revés, la había perdido. Con las puntas de los dedos recorrió el brazo del sillón y retiró la vista de Harley.

-¿Cómo fue? Y ¿cómo es ahora?, ¿quieres hablarme de eso?

No iba a presionarla tampoco, quería saber su vida –por llamarlo de algún modo- sentir que estaba cerca de ella a pesar de los años, que podían mantener la fuerte conexión que siempre habían tenido. No se atrevía, por otro lado, a decirle que soñaba con Werther al menos una vez a la semana, que seguía sintiéndose culpable, no se atrevía a pedirle perdón, pero lo sentía.

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue Mayo 26, 2016 11:01 pm


Desde el inicio Harley sabía muy bien que la mitad de Mina, sus ganancias y todo el dinero que hicieran, era completamente propiedad de Donnie y Winnie. Siempre había respetado eso, durante casi 20 años y no había un solo libro, un solo recibo, que comprobara lo contrario. Ellos no lo sabían por supuesto, Harley le había dado libertad a Marcellus de darles acceso al dinero cuando él creyera conveniente, pero aun así y después de tanto tiempo y tantas cosas, Harley no iba a negarle nada a Wilhelmina, ¿Ella para que quería ese dinero? No es que tuviera muchas necesidades básicas igualmente.

No, no, estás mal. Tu podrías revisar esos libro y entender en un segundo la historia de ese lugar. Siempre fuiste mas inteligente que yo... y más bonita también. Mírate ahora, podría correr a besarte si no estuviera muerta ya. - Trataba de mantener una buena actitud aun que era dificil. Se levantó de donde estaba y se sentó al lado de ella, en el sillón. Harley había cambiado significativamente aun que por fuera pareciera igual, su piel era muy pálida, pero no del pálido que llega a verse saludable, estaba pálida como un cadáver y sus ojos seguían siendo verdes pero en un tono más oscuro, como si siempre fuesen color café.

Lo se... ¿Sabes? Terminé convirtiéndome en lo que más temía- Mina lo sabía perfectamente, cuando eran niñas y una vez Harley perdió el control y atacó a una niña, lo primero que le había dicho era eso, que tenía miedo de convertirse en un ser como esos, sin razonamiento, sin sentimientos... Trató de tomar su mano pero se detuvo y solamente le dio una palmadita en estas.

Se siente vacío ¿Sabes? además siempre tengo ese maldito instinto de lanzarme contra las personas. No es muy agradable... Bastian dejó de dirigirme la palabra desde que sucedió, no lo culpo, si estuviera en su lugar yo hubiera hecho lo mismo. Tina es más comprensible, pero lo sigue ciegamente como si tuviera alguna especie de poder sobre ella... ¿Sabes? Siempre bromeaba con Werther diciéndole que Bastian tendría mi sentido del humor, pero son muy parecidos a él, ambos. - Oh, lo eran, por las brujas que lo eran, aun que habían heredado de ella esa obstinación para las cosas, en realidad sus hijos eran dificiles.

Tu ya hablaste con Winnie y Donnie... ¿Qué piensas de ellos? - La primera había sido una afirmación completamente, no por que lo supiera, si no que lo imaginaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Wilhelmina Crawford el Sáb Mayo 28, 2016 8:37 pm

Se hizo a un lado para hacerle espacio a Harley cuando se acercó para sentarse junto a ella. No le temía, nunca podría hacerlo, porque ante todo la quería demasiado. Habían pasado cosas demasiado horribles entre ellas pero Mina jamás había dejado de quererla. Pasó una mano por su rostro, una caricia apenas con la palma, como si quisiera comprobar que su carne aún era carne y no una fachada de marfil. Se sorprendió del contacto frío contra su mano, pero no pareció rehuirle en lo absoluto.

La escuchó con paciencia, tratando de entender qué era lo que sentía, cómo era que vivía con ello todos los días, cómo lo había manejado. El nombre de Bastian hizo que se irguiera por completo en su asiento, aunque no logró ubicar a “Tina” como hubiera deseado, por más que estuviera segura de haberla escuchado nombrar, quizá hasta haberla visto en fotografías. El nombre de Werther también la puso en alerta, como si le provocara una reacción extraña. La piel se le erizó por completo.

-No lo sé…Donnie es…creo que es problemas, en toda la extensión de la palabra, no sé cómo Marcellus y Adrien pudieron lidiar con él todos estos años, no porque en verdad sea un delincuente juvenil o algo así, simplemente…creo que se parece mucho a Jesse. Y Winnie…creo que es como una versión de mi que mi mamá hubiera adorado, lo que pude haber sido si siempre hubiera hecho lo que se esperaba de mi. Creo que se parece a mi en algunas cosas, pero que en otras es radicalmente distinta y eso me tranquiliza. ¿Tú los conoces bien?, ¿has pasado tiempo con ellos?, ¿les has contado que te quise como a nadie?

Se mordió el labio inferior para aguantarse el nudo en la garganta que se le había formado, no por hablar de sus hijos sino por no haber podido criarlos mientras Harley criaba a los suyos, por no haber podido llegar a ser lo que había pensado que serían cuando tenían 20 años.

-Quisiera ver a Bastian, todo este tiempo pensé mucho en él. En cómo nunca se estaba quieto pero en mis brazos siempre parecía estar en paz. Y en cómo era muy atento ante cualquier muestra de magia importante, pero te miraba como si fueras un animal cuando pretendías entretenerlo con un simple wingardium a sus cubos. Y quisiera conocer a Tina, no sé si ya la conozco, no lo recuerdo… en el manicomio intenté borrarme la memoria varias veces antes de que me quitaran la varita y eso afectó muchas cosas en mi cabeza, por supuesto nunca funcionó como yo quería, los recuerdos de la guerra, y los previos, están intactos.

Lanzó un hondo suspiro y buscó la mano de Harley.

-Por momentos me alegra no haber logrado esa estupidez. Y que me hayan quitado la varita también. Quiero ver a tus hijos, cuando esté un poco más estable, ¿me lo permitirás?  

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Mar Mayo 31, 2016 11:19 pm


Harley quería a los gemelos con toda la fuerza que su muerto corazón podía darle, desde que Mina había estado encerrada ella le había rogado a todo el mundo que los dejaran con ella pero ella a penas y podía hacerse cargo de Bastian y Porpentina como para lidiar con otro par de niños. Por eso había dejado de pelear aun que siempre le rogaba para que los dejaran estar con ella y con Cordula. Era curioso como con los años incluso ella había podido llevarse bien con esa mujer, pero le estaba agradecida por todo lo que había hecho, por Winnie, Donnie, Bastian y Porpentina.

Suspiró como si realmente lo necesitara, un gesto humano con las emociones que se le revolvían en la boca del estomago al escuchar como Mina hablaba de sus hijos. En verdad muchas cosas serian diferentes ahora si ella se hubiera salvado de la maldición, pero no era así, a veces, muchas veces en realidad, Harley pensaba que todo eso era su culpa.

Si, bueno cuando eran pequeños no. Bastian, Tina y yo viajamos mucho, quería que mis hijos conocieran otros lugares, todo estaba demasiado fresco para mi así que estuvimos algunos años fuera de norte américa. Sin embargo cada vez que podía los visitaba, aun lo hago. Creo que fui el peor ejemplo para tus hijos, le enseñé a fumar a Donnie y Winnie y yo pusimos un negocio para vender ropa interior usada en ebay, debes estar orgullosa, le enseñé como administrar sus finanzas. - Parecía una broma bien elaborada todo aquello, aun que en era solamente la verdad. Winnie y Donnie le recordaban tanto a Jesse que a veces le daba una nostalgia tremenda, los veía más como cómplices que como sus sobrinos, pero era por su mentalidad atrapada en el tiempo.

Y claro que les dije que nos amábamos con locura, ¿Como podría no hacerlo? Les conté de esa vez que nos emborrachamos con margaritas cuando cumplí 21 y aquella ocasión cuando te vistieron de sirena en el desfile de Bassett Knapp... - Apretó con más fuerza su mano como si quisiera tenerla cerca por primera vez en mucho tiempo. Tenia algo oprimiéndole el pecho, un angustia.

Puedes verlos cuando quieras, créeme que podrán con cualquier cosa. Bastian tiene un gran corazón... pero siento que vive aterrado de si mismo, de las cosas que puede hacer. Intenté protegerlo lo más que pude, sin embargo hubo un momento en el que él simplemente no quiso tenerme más tiempo con él. Tina por otra parte... bueno ella es una chica muy noble y muy decidida, siempre piensa lo mejor de todo el mundo.... bueno, son mis hijos, solo puedo decirte cosas buenas de ellos. Los amo infinitamente aun que sabes que siempre se me ha complicado el demostrarlo.... les envié una carta diciéndoles que los llamaría cuando tu estuvieras lista, puedo hacerlo ahora si quieres... aun que, debo decirte que hay una persona que no conoces, su nombre es Mitchell, tiene 10 años...

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Wilhelmina Crawford el Dom Jun 05, 2016 4:30 pm

Realmente no se creyó aquello que Harley decía sobre ser el peor ejemplo para sus hijos, por lo tanto solamente le sonrió con esas cosas, como si apreciara su broma, aunque su sentido del humor estuviera completamente reseco, a diferencia de otros tiempos. En más de un sentido no era la misma Mina de antes, ni volvería a serlo, tantos años en Bridget Bishop la habían llevado a un punto de no retorno, no creía ser lo suficientemente fuerte como para integrarse a la vida, pero lo iba a intentar por las personas que aún se preocupaban por ella, algo en lo que no había pensado durante 21 años.

-Ah sí, ese desfile. Lo había olvidado por completo. Fueron grandes días, esos. Toda la tontería de Miss BK, los Alpha…a veces desearía que todo hubiera sido verdad, no solo una fachada…que no hubiera tenido grandes preocupaciones más que la de cuidar mi reputación. Debí hacerte caso y quedarme con Nick Suberland, ¿Te acuerdas?.

No lo decía en serio, por supuesto. Su historia, por más trágica que fuera, no la cambiaría jamás, por todo lo que incluía a Jesse. Le parecía extraordinariamente sorprendente que aún después de todos esos años, su pecho siguiera sintiendo lo mismo, que lo siguiera amando con tanta devoción, como si pensara que iba a cruzar por aquella puerta en cualquier momento.

Prestó atención a lo que le decía de Bastian y no le sorprendió. Lo que Werther había hecho implicaba demasiadas cosas peligrosas para él y seguramente vivía aterrado como Harley decía. Lo quería mucho, quería hablar con él, quizá pudiera explicarle mejor algunas cosas que él no entendía, cosas que solo podría decirle alguien que hubiera estado en contacto directo con lo que lo había convertido en lo que era. Tina sonaba como un encanto y moría por conocerla, ¿se parecería a Harley o se parecería más a Werther y a ella como había pasado con Bastian de niño?. Se preguntaba si Bastian seguiría pareciéndose a ellos, o si habría terminado con más rasgos de los Lovecraft, o de Evangeline, o si iba a encontrarse con la viva imagen de Werther.

-¿Eh?, ¿quién es Mitchell?

La miró con la ceja arqueada. Realmente a Mina no le importaba si Harley había hecho de nuevo su vida o no después de Werther, estaba en todo su derecho. Que ella hubiera detenido su vida por completo a causa de Jesse (literalmente, a veces contra su voluntad), no significaba que ella tuviera que hacerlo a causa de su hermano. De hecho le alegraba la idea de que, a pesar de todo, hubiera vuelto a ser feliz. No se imaginaba cómo era realmente el panorama.

-¿De dónde salió?

Volver arriba Ir abajo

Re: In the Night

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.