Últimos temas
» Ser adulto es horrible
Ayer a las 12:50 pm por Phil Rosenbarg-Lovecraft

» lasvegasmafiawars. {Normal}
Dom Jul 16, 2017 7:19 am por Invitado

» Castle on the hill
Jue Jul 13, 2017 3:48 pm por Judah Wildenstein

» Picnic
Jue Jul 13, 2017 2:06 pm por Tammy Wildenstein

» BAILE DEL 4 DE JULIO
Jue Jul 13, 2017 1:23 pm por Tammy Wildenstein

» In Alpha we trust [Freddie]
Miér Jul 12, 2017 1:02 pm por Freddie Bolton

» Foundation
Mar Jul 11, 2017 5:08 pm por Winnie Lovecraft

» Restless [Bastian]
Mar Jul 11, 2017 3:42 pm por Luca Pazzoli

» Petición de rol
Mar Jul 11, 2017 2:05 pm por Porpentina Schweinsteiger

» The ugly true
Mar Jul 11, 2017 2:00 pm por Porpentina Schweinsteiger

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Dear Charlie

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dear Charlie

Mensaje por Donnie Lovecraft el Miér Jun 29, 2016 12:50 pm

Contrario a lo que se pueda pensar por mi caótico pasado en Ilvermorny, mi yo violento en la actualidad no era tan directo y brutal como se podría suponer. Teniendo 21 años, sería una idiotez seguir por la vida tratando de moler a golpes a cualquiera que me hiciera una mala cara, tal y como ciertamente pasaba mientras formaba parte de la casa de Wampus. No, mis batallas en la actualidad trataban un conflicto mucho más interesante, interno y rebuscado que ahora mismo no se me ocurre cómo describir. El punto es que si bien había mucha gente que me había visto repartir golpes más de una vez en alguna fiesta, un bar o en cualquier otro puto lado, podía jurar con la mano en el pecho que muy (muy) pocos me habían visto lanzar la primera bofetada.

Nadie podía meterse con mi hermana, eso era un hecho ineludible que más de uno había confirmado en algún momento. Predecible, tan jodidamente predecible que cualquiera que quisiera sacarme de quicio sabría perfectamente que la manera más sencilla de hacerlo era ir e insultar a mi hermana, hacerla quedar en ridículo o simplemente interponerse en su camino. Pero incluso en esas circunstancias mis reacciones no siempre eran completamente irracionales y cargadas de violencia desenfrenada. Más de una vez había recalculado y conspirado para crear, junto con Winnie, la venganza silenciosamente adecuada para el maldito o maldita en turno.

Pero esta vez no tenía ganas de complotar, mucho menos tratándose de Charlie Blue.
Fui directamente hasta su fraternidad. Los que me conocen saben bien que poco me importaba lo que significaba ir a provocar al líder de los Alpha en su propia casa. Salir molido a golpes de ese lugar no era ninguna preocupación para el perro rabioso en el que me había convertido luego de enterarme de cómo el maricón aquél había tratado a mi hermana. Sabía que tenían su historia, pero eso no hacía más que agravarlo todo, hacer que cualquier otra vía vengativa fuera insuficiente para saciar mi sed. Llegué hasta la puerta de la casa azul y golpee con el puño lo más fuerte que me era posible.

-CHARLIE BLUE. SAL AHORA MISMO, COBARDE. ¿QUIERES UN POCO DE LOVECRAFT, AH? TE VOY A DAR UN POCO DE LOVECRAFT, HIJO DE PUTA.-

Iba más sobrio que cuando nací… lo que añadía un poco de locura de abstinencia, y eso resultaba más que adecuado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Charlie Blue el Jue Jun 30, 2016 8:38 pm

Era un perfecto día de verano, había algunas Thetas en una pequeña piscina inflable en el jardín principal, unas cervezas en una tina llena de hielo y los típicos juegos Alpha de fraternidad. En realidad su vida era mucho menos complicada ahora que medianamente había hecho las paces con su padre, había hablado con su madre y de cierta manera había solucionado sus líos amorosos que se resumían básicamente en Winnie Lovecraft. Estar sin ella era fácil, en realidad estaba descubriendo una faceta de ella que no conocía y no sabía si le gustaba en realidad; ella podía decir que no, lavarse las manos en cualquier situación, decir que Mike iba a cambiarle la vida, pero él no estaba seguro de que todo fuera tan fácil como eso.

Fue un chico, uno que apenas estaba a prueba para entrar a la fraternidad, el que le dijo que alguien estaba afuera tocando la puerta como un loco y buscándolo. Obviamente los otros Alpha ahí presente se mofaron del chiquillo y Charlie simplemente se puso de pie, por la descripción que el chiquillo le dijo acerca del pellirrojo se imagino de inmediato que se trataba de Donnie Lovecraft. No era la primera vez que un hermano celoso iba a buscarle pelea, ya tenía también su pasado con Luca Pazzoli, al parecer los NU tenían algo en contra de él, o unas hermanas muy deseables, lo que fuera.

Charlie salió a encontrarse con Donnie, no lo hizo solo como podía suponerse, había dos tipos jugadores de quodpot con él, todos en la típica pose de guarda espaldas, como si en realidad él los necesitara. Charlie se veía confiado, con una sonrisa sínica, como si en realidad no supiera la razón por la cual Donnie estaba ahí presente.

¿Te puedo servir en algo Lovecraft? Debo decirte que no tengo esas inclinaciones, pero seguro podemos arreglárnoslas. – Estaba divertido con toda esa muestra de cariño fraternal protector de Donnie para con su hermana. En realidad no tenía ganas de conversar con él. - ¿Qué quieres? Dime rápido que las cervezas del patio están calentándose... ¿O quieres beber con nosotros? Pareciera que eres tú quién quiere un pedazo de Alpha, anda…

Lo invitó a pasar a la fraternidad, podían decir que Charlie era un maldito si querían, en realidad él no tenía intensiones bélicas con nadie absolutamente, era un hombre pacífico, al menos hasta que el primer golpe llegaba.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Donnie Lovecraft el Vie Jul 01, 2016 3:59 pm

Seguí tocando la puerta sin descanso y gritando el nombre de Charlie. Podía escucharse el típico ruido festivo allá dentro, por lo que era fácil deducir que todos esos orangutanes azules se encontraban en la quincuagésima botella en plena tarde soleada, lo cual me hizo pensar inevitablemente en un tarro de tres litros de cerveza bien fría. Y un chute… un puto chute de lo que fuera.

Y al final la puerta se abrió, Por supuesto, se trataba del presidente alpha, acompañado de sus dos lindas enfermeras siempre atentas para cuando su pequeño cabrón necesitara un cambio de pañal. Se mostró con aquella sonrisa cínica que correspondí imitándola casi a la perfección. Charlie sabía perfectamente a qué venía y de qué iba el asunto, lo sabía tan bien que no podía creer que se sintiera con los papeles de mostrarse tan así… tan reverendamente imbécil sabiendo lo que había hecho.

Me reí con su primer chiste, justo como lo hacían sus dos compañeritos. La escena de idiotas fortachones de fraternidad masculina era tan ridículamente cliché que bien podría tener delante de mí al mismísimo Bill Snyder… pero sin músculos, ni encanto ni autoridad ni nada. Negué con la cabeza, declinando su invitación aunque bien necesitara de urgencia una dosis de lo que fuera.

-No, solo quiero saber cómo es que alguien con tan pocos huevos puede ser presidente de una fraternidad tan legendaria. Dime, ¿insultas a chicas muy a menudo? ¿Lo haces solamente cuando estás acompañado de otro macho alpha como tú o prefieres tener detrás de ti a tus comadronas?

Antes de que pudiera responder cualquier cosa, mi puño viajó directamente hasta su cara, sintiendo tan satisfactoriamente la suavidad de sus labios desfigurándose bajo mis nudillos. Estaba listo para cualquiera que fuera su insuficiente respuesta.

-¿Qué tal si la próxima vez te guardas tus insultos de mierda? O mejor aún, ¿Qué tal si tú y Pazzoli dejan de ser tan patéticos? Mi hermana está más allá de ustedes… ¡SUPÉRALO¡-

Conocía la historia. Me estaba metiendo también con Luca a pesar de que el tipo se había portado bien según las propias palabras del muppet; pero para mí, para su hermano, aquella situación se podía resumir como dos imbéciles pavoneándose y compitiendo entre ellos como si Winnie no fuera más que un pedazo de carne. Eso no se los iba a perdonar.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Charlie Blue el Mar Jul 05, 2016 10:09 pm

Charlie y los otros Alphas solamente se quedaron parados escuchando lo que Lovecraft tenía que decir, no era la primera y seguramente tampoco la última vez que el hermano de alguien venía a defender el honor de su sangre. ¿Venía a reñirlo por el asunto de la playa? Claro que si, Charlie tenía aquel momento muy presente, pero no iba a discutir con Donnie lo que había hecho o no con Winnie, ni tampoco las razones por las cuales le había dicho lo que le había dicho. ¿Por qué? Bueno por que no era un desgraciado y aun que creía que Winnie estaba actuando mal, que estaba haciendo cosas sin sentido y que simplemente quería jugar con él hasta volverlo loco, la quería y además conocía la relación que tenían esos dos, si Donnie creía que Winnie tenía la razón (siempre lo creía) no iba a hacerlo cambiar de opinión le dijera lo que le dijera.

Recibió el golpe directamente en el labio inferior y parte de su mandíbula; fue fuerte, en efecto y lo hizo retroceder un par de pasos pero antes de que los Alpha que tenía detrás saltaron, Charlie puso una mano al lado y escupió hacia un lado para limpiar la sangre que le había sacado. El golpe lo entendía y hasta cierto punto lo disfrutaba por que se lo había ganado, lo que si lo hizo enojar fue la comparación con el idiota de Pazzoli.

No es mi culpa que a muchas chicas como a tu hermana les guste que les hable sucio, generalmente me lo guardo para cuando estoy sobre ellas, pero con Winnie hice una excepción y no, nunca me gustaron los tríos Lovecraft, no se si tu hermana esté interesada y te haya mandado por una negociación.

Estaba siendo un desgraciado y lo sabía, pero no podía venir cualquiera a amenazarlo en su fraternidad. Aun no le había devuelto el golpe y definitivamente no iba a volver a mencionar a Pazzoli en la ecuación. Si Donnie creía que Charlie estaba interesado en pelear o algo por su hermana con un cualquiera como ese, estaba muy equivocado.

Charlie volvió a limpiarse otro poco de sangre con la mano. Ahora estaba justamente en ese momento en el que podía decidir entre darle una paliza a Lovecraft o dejarlo ir. Tenía las armas, tenía a la gente, pero se recordó a si mismo que ese no era él. No era el tipo que iba por ahí amedrentando a los otros, no era un Bill Snyder con su reinado de terror (definitivamente no lo era).

¿Qué vas a hacer ahora? ¿Volver a golpearme? ¿Pedirme que me aleje de tu hermana? No se si te actualizó pero le dije que me dejara en paz, es ella quién siempre está buscandome en todos lados y simplemente no la soporto.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Donnie Lovecraft el Mar Jul 12, 2016 12:23 pm

Levanté los puños en cuanto sentí que el par de gorilas que iban detrás de Charlie estaban a punto de lanzarse encima. No sería la primera vez que me enfrentaba con dos al mismo tiempo, tampoco sería la primera vez que me tumbaran y golpearan cual saco de papas hasta mandar al hospital, así que podría decirse que estaba listo para sufrir las consecuencias de mi intolerancia a tipos como Charlie. Y entonces nada de lo que pensaba que pasaría, pasó.

-Oh, Charlie… - Bajé los puños y sonreí vagamente. Siempre había creído firmemente que Charlie Blue era el clásico idiota que se envalentonaba y aventuraba a hablar mal de las chicas solamente cuando estas no podían escucharlo, pero que se acobardaba y actuaba de una forma radicalmente distinta cuando una de ellas estaba a menos de diez metros de distancia. Era un alpha hecho y derecho, pero no un alpha líder… era simplemente un alpha que tendría que estar ahí atrás, al lado de los otros dos gorilas, los tres alentando a un alpha de verdad que tuviera los huevos que tenían los azules de antaño.

-Bueno, esto es francamente decepcionante. Supongo que en tu guión de película universitaria esperas que te suelte una maldición por lo que acabas de decir de mi hermana, a lo que responderías con algo como que soy un afeminado o, mejor aún, algo relacionada con mi mamá, ¿No es cierto?... anda, di que te acostaste con mi madre y así completas perfectamente el perfil de niño acomplejado en el que medio mundo te tiene ubicado.

De nuevo, Charlie se metía con mi ausente hermana, argumentando esa idiotez que solo él mismo podía creerse luego de estar años enteros desviviéndose por Winnie. No podía creer que de verdad fuera Mike Bennet el único sujeto en esta puta universidad capaz de tratar a mi hermana como se merecía. Ni Charlie, ni su viejo, ni Luca… todos eran unos perfectos retrasados mentales.

-Bueno, al menos tienes razón en una cosa…- Apunté y disparé de nuevo. Un segundo puñetazo voló hasta el rostro de Charlie, esta vez golpeándolo directamente en el ojo. Después de hacerlo, abrí las palmas y levanté la barbilla, en un claro gesto de provocación a los otros dos monigotes que le acompañaban cual groupies de poca monta.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Charlie Blue el Jue Jul 14, 2016 10:08 pm

En aquella pelea había varios factores que de cierta manera habían hecho que Donnie tuviera algo de ventaja. Primero que nada Charlie sabía muy bien que se merecía un golpe por cómo había tratado a Winnie en la playa, porque aun que las cosas habían sido provocadas por ella en primer lugar, simplemente él había reaccionado mal y como un débil ante lo que ella decía, creyendo las cosas como si fuera un idiota. La segunda razón era porque, a pesar de todo Charlie tenía una consideración por él, ya que conocía la extraña conexión que había entre ambos y no quería que Winnie despertara con uno o dos moretones producto de una pelea de la cual seguro ni siquiera estaba enterada, lo peor, no quería verla con moretones creados por su culpa. Sin embargo esas consideraciones terminaron en cuanto Donnie dio el segundo golpe directamente hacia su rostro.

Ese golpe si le había dolido, incluso le abrió un poco la frente al chocar el puño de Donnie contra su ceja. Charlie dio un par de pasos hacia atrás y los chicos Alpha con los que él estaba simplemente no se detuvieron más, en lo que él sacudía la cabeza y el cabello se le ponía completamente rojo, ellos ya estaban sobre Donnie tomándolo uno por el cuello y otro torciéndole el brazo, como típica gang universitaria.

Charlie se acercó a él con una sonrisa en el rostro, pero era más una sonrisa de satisfacción, como si la sangre que ahora le recorría el rostro causara un efecto en él, como una droga.

Es la tercera vez que vienes a mi casa a golpearme Lovecraft, sinceramente no pensé que tuvieras los cojones para hacerlo – Fue hacia él y aprovechando el agarre de los otros Alpha le dio unas palmadas fuertes sobre la mejilla. - Escucha idiota, ¿Quieres que de verdad hagamos una escena universitaria de fraternidad?

Se alejó un par de pasos de él pero solamente para soltarle un fuerte puñetazo en el estomago. Si, Charlie podía no ser el estereotipo de presidente Alpha capaz de partirle la cabeza en dos a alguien con su fuerza y que no tenía una pizca de cerebro, esos estereotipos eran de los noventas. Ahora las fraternidades tenían un nuevo régimen, un nuevo sistema y él estaba a la cabeza en esos momentos y lo iba a disfrutar hasta el final.

Suéltenlo… - Les dijo a ambos chicos luego del golpe – Esto lo vamos a solucionar la niña Lovecraft y yo… anda… vamos.

Los Alpha tras él lo soltaron, sin embargo no se fueron a ningún lado, estaban ahí, aun que uno de ellos le dijo algo al oído a uno de los chicos que había salido a observar, el chico en cuestión entró a la fraternidad luego de eso. ¿A que? Era una sorpresa por supuesto.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Donnie Lovecraft el Mar Jul 19, 2016 3:44 pm

Golpear de nuevo su puta cara fue tan satisfactorio como tronar ‘hule burbuja’ en casa de una tía regañona. No pude evitar ampliar de lado a lado la sonrisa a pesar de que ya me estaba medio imaginando la que se podía venir. No importaba, si algo tenía de valor agregado era la resistencia que regularmente presentaba al momento de enfrentar las consecuencias de mis actos.

-¡Anda!, ¡hijo de puta!, muéstrame que esa carne con anabólicos a la que llamas músculos sirven para… -Antes de que pudiera terminar mi muy ingeniosa frase, los otros dos grandulones me alcanzaron e inmovilizaron en tan solo un segundo. De pronto, me encontraba con un brazo en la espalda y completamente inmovilizado. Charlie, con un hilillo de sangre corriendo sobre su rostro, se acercó hasta mi con esa expresión que solo puede nacer desde el interior de tu corazón cuando sabes que tienes a alguien en la palma de la mano.

-Bueno, yo soy el de los cojones, tú eres el del bigotito ridículo- Le respondí, poco antes de que me tomara del rostro y me sonara un par de cachetadas infantiloides que enrojecieron mi blanca, pecosa y sensible piel.

-Oh, me encantaría, pero la verdad es que ya me tengo que ir. Dejé los frijoles en la lumbre y tú sabes… la verdad es que yo nada más vine a saludarte. Pero hey, que no se diga que los Nu no fraternizamos con nuestros amigos azules. Ahora, si les dices a Cher y Dionne que me suelten, creo que podríamos…- Interrumpiéndome por segunda vez, Charlie se giró para golpearme y hacerme sentir como atacado por las patadas de una mula. Mi cuerpo se dobló y perdí el aire durante los segundos suficientes como para no importarme nada que no fuera buscar refugio en el mismo suelo donde estaba parado. Thelma y Louise me lo concedieron y permitieron que mi cuerpo se derrumbara ahí mismo.

-… por… supuesto. Sólo dame… cuarenta y cuatro segundos… - O más. Seguí retorciéndome hasta que encontré la fuerza y el aire necesarios que me permitieron ponerme de nuevo de pie. En esos momentos, daba la apariencia de que Charlie estaba buscando una pelea justa y directa, cosa que por supuesto, yo no estaba dispuesto a darle.

-Charlie, debo advertirte. Detrás de esos árboles hay catorce Nu Deltas y un wampus llamado ridículamente Shere Khan que esperan a mi señal para saltar y convertir tu fiesta de alcohol y machismo acomplejado en tu peor pesadilla. ¿No me crees?... Escucha a tu corazón- ¿Qué si iba a funcionar? Obviamente no, pero les juro que, aunque no lo crean, me estaba divirtiendo.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Dear Charlie

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.