Últimos temas
» lasvegasmafiawars. {Normal}
Dom Jul 16, 2017 7:19 am por Invitado

» Castle on the hill
Jue Jul 13, 2017 3:48 pm por Judah Wildenstein

» Picnic
Jue Jul 13, 2017 2:06 pm por Tammy Wildenstein

» BAILE DEL 4 DE JULIO
Jue Jul 13, 2017 1:23 pm por Tammy Wildenstein

» In Alpha we trust [Freddie]
Miér Jul 12, 2017 1:02 pm por Freddie Bolton

» Foundation
Mar Jul 11, 2017 5:08 pm por Winnie Lovecraft

» Restless [Bastian]
Mar Jul 11, 2017 3:42 pm por Luca Pazzoli

» Petición de rol
Mar Jul 11, 2017 2:05 pm por Porpentina Schweinsteiger

» The ugly true
Mar Jul 11, 2017 2:00 pm por Porpentina Schweinsteiger

» ¡Sweet baby Jesus¡
Lun Jul 10, 2017 9:10 pm por Luca Pazzoli

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Broward Talks

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Broward Talks

Mensaje por Darius Wildenstein el Jue Jun 30, 2016 1:22 am

Los días pasaban lento en ese lugar, pero no esas últimas semanas. Gracias a Auberon tenían ciertos privilegios, como no cenar aquella masa pegajosa que la mayoría tenía en su dieta básica o el poder llenar sus habitaciones de comodidades con la que mucha gente libre sólo soñaba. ¿Otra ventaja? Inmunidad absoluta, a menos que matasen a alguien, pero con tiempo y un buen plan, hasta eso podía arreglarse.

-No, no es tan divertido como con Bill…

Se resignó luego de darle aquel último golpe, sintiendo cómo le había sacado algunos dientes que quedaron vagando dentro de su boca unos segundos para luego caer al suelo, causando los vítores de quienes los acompañaban.

Se fue a asear las manos al pequeño lavabo  que estaba junto a esa banca en la que estaba sentado Auberon, quitó la sangre de sus manos y notó que también había salpicado a su ropa. Aunque claro, con esos horrendos uniformes grises a nadie podía importarle un poco de sangre.

Se fue a sentar al lado de Wardwell mientras se llevaban a Stucker de su vista, debía aprender que simplemente no se podía comportar como si el lugar le perteneciese a él cuando acababa de llegar, menos cuando simplemente había sido el jefe de una mafia neoyorquina que no conocía siquiera los alcances de lo que fue la secta en sus días, porque podían pasar cien años y nadie haría las cosas como ellos, como Auberon.

-Nunca me consideré un matón, de hecho creo que mi mujer ni siquiera sabe que este es mi deporte de la temporada…pero hay algo muy placentero en esto. Deberías intentarlo, por mundado que te parezca.

Volver arriba Ir abajo

Re: Broward Talks

Mensaje por Auberon Wardwell el Mar Jul 05, 2016 3:34 pm

Al escuchar el sobrenombre con el que muchos todavía conocían a William Snyder, Auberon levantó la vista y dibujó una media sonrisa. Bill podría estar libre ya pero era un hecho que jamás iba a olvidar quién era. Pero Darius llevaba algo de razón, no era ni la mitad de divertido. Bill al menos había tenido un poder mágico y físico que les daba batalla, al fin y al cabo habían sido compañeros en la Secta muchos años, pero el resto de los que estaban ahí no les suponían realmente ningún problema, y aquellas golpizas se habían convertido más en una declaración de intenciones, una muestra de vez en cuando para que nadie olvidara quién llevaba las riendas ahí, que una verdadera necesidad.

Entornó la mirada ante la visión del rostro desecho de Stucker, quien se había sentido con las agallas suficientes de intentar imponer su voluntad como si acaso tuviera derecho. Era joven e impetuoso, quizá en su nicho se había hecho de buena fama, pero ahí solamente mandaba una persona. Le había dicho a Stucker que mejor se enfocara en forjar alianzas, que trabajaba para él, pero no había querido y ahí estaban las consecuencias.

Dejó el periódico a un lado cuando Darius se sentó a su lado. Era un periódico del día, en donde mencionaban la pronta aparición de Langley por BK. Auberon sabía que ese gobierno no podía durar mucho más, que tarde o temprano se iban a dar cuenta del gran error que había sido sacarlos a ellos del poder. Nunca lo agradecieron, pero Wardwell no había hecho más que asegurar la protección de los suyos y ahora, ¿qué tenían? Un gobierno democrático y transparente, quizá, pero con unas leyes que no tenían contentos a nadie. Era mejor el dulce engaño del no saber nada.

-No estoy seguro de que sea una buena idea. No quiero que se me vaya de las manos.

Auberon sabía que lo que tenía dentro, en las sangre, en el cuerpo, era demasiado como para contenerlo una vez que se liberaba. La sangre de Jesse Crawford lo había hecho mucho más fuerte de lo que nunca había sido, en más de un sentido, y aún así, no le había mostrado al mundo de lo que era capaz. Se había mantenido con un perfil más bien bajo, y lo único que había hecho había sido labrarse un lugar en Broward. Todos ahí eran “su gente”: los presos, los guardias, los altos directivos. Tenía oídos y alcance en todos lados. Su poder había llegado a límites que ni él mismo se había esperado. Los que llegaban lo aprendían a la mala.

Darius era de los pocos que quedaban vivos de la secta, de los pocos a los que Auberon apreciaba y de hecho, lo trataba como si fuera de su familia. Siempre había sido así, protector con los suyos.

-Mientras a ti te parezca placentero y no tengas problemas en efectuarlo…

Encogió los hombros y luego le pasó el periódico para que se tuviera al tanto de lo de Langley.

-El fantasma de Werther está en la universidad, puedo sentirlo porque apareció exactamente encima de donde estaba el sótano. Y el huracán despertó a la bestia, aunque me enteré de que mi nieto la terminó por un rato de un solo hechizo. Ahora Langley intentará darle sentido a su gobierno enfrente de esos universitarios estúpidos. ¿Sabes qué pienso? Que estamos cada vez más cerca. Nos van a necesitar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Broward Talks

Mensaje por Darius Wildenstein el Lun Jul 11, 2016 12:14 pm

Mucho tenía que ver ese poder físico y mágico que había obtenido al ser partícipe de la secta, pero lo que había hecho de Bill el perfecto juguete de aquel trastocado circo, era su voluntad. Ese orgullo heredado por su apellido, por su sangre, esa voluntad que ni Robert ni Valentina habían parecido ser capaces de mostrar durante esa última batalla, que fue a su vez el inicio del fin de la sociedad mágica que todos conocían y disfrutaban; eso, hacía de Bill la presa perfecta.

Su mirada iracunda, su mandíbula tensa y sus manos que trataban de liberarse de quien fuese su captor de turno eran recuerdos que Darius Wildenstein se llevaría a la tumba con una sonrisa. Alguna vez quiso a Bill, pero era un traidor como lo fue su hermana Violet, que decían que ahora vivía muy bien en algún lugar de Francia. Bill fue un traidor porque no fue capaz con el peso de todo, debió mostrar su lealtad hasta el final, dar todo de sí para no dejar que les robasen de las manos ese botín del que finalmente todos se habían visto beneficiados, aunque muchos no fueran a admitirlo nunca.

Asintió ante la respuesta de Auberon, no creyó que fuese una respuesta al aire, era más bien una afirmación que creía bien pensada, siempre era así. Se quedó mirando el rastro de sangre dejado por Stucker mientras se lo llevaban, sonriendo levemente, creyendo que Bill ya les hubiese escupido en la cara, a ese tipo del faltaba espíritu, era decepcionante en lo que había mutado esa generación.

Volteó a mirarlo cuando habló nuevamente, asintió y encogió un poco los ojos antes de mirar sus propios nudillos, endurecidos con los años, muy distintos a los del heredero de la fortuna hecha a base del comercio de arte mágico y no-maj. Aún se reconocía al espejo, pero sus intereses habían cambiado, sus metas también. Nunca había perdido la voluntad, era en parte eso lo que sostenía su rostro en alto aún, el saber que no sería para siempre, porque como decía Auberon…la comunidad mágica no podría seguir viviendo mucho tiempo bajo ese régimen.

-¿Werther? ¿De verdad? Siempre fue muy leal, de los mejores magos que he conocido, no me sorprende que siga entre nosotros.-comenzó a leer el periódico que le había dado y no pudo evitar una risa baja, como si de verdad fuese divertido el futuro que les estaban labrando a esos muchachos.-Creo que siguen yendo a BK para demostrar que pueden erradicar todo lo que forjamos ahí, como si fuese posible borrar el legado que dejamos. ¿Has sentido tu poder nuevamente…como antes? Sigo sintiendo mi magia fuerte, como antes, pero si el tiempo se acerca, preferiría entrenar un poco.

Movió su muñeca mientras sentía en sus dedos aquel cosquilleo tan conocido, pero sin atreverse a intentar alguna manifestación mágica, no quería crear un alboroto.

-¿Cuánta gente leal nos queda? Nos van a necesitar, pero no quieren saber cómo logramos esos resultados que tanto les gusta…necesitamos gente dispuesta a hacer el trabajo, gente capaz que no le tema a pagar el precio justo por lo que va a recibir.


[/b]

Volver arriba Ir abajo

Re: Broward Talks

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.