Últimos temas
» Are you afraid? (FREDDIE)
Ayer a las 8:30 pm por A. Caroline Weaver

» La ciudad y los perros [Flashback]
Ayer a las 6:42 pm por Luca Pazzoli

» Spell Rising
Ayer a las 6:21 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Shape of you
Ayer a las 6:20 pm por Judah Wildenstein

» Should I Stay Or Should I Go? - Freddie-
Ayer a las 6:06 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Be Brave [Charlie]
Ayer a las 5:59 pm por Winnie Lovecraft

» Riot [Libre para todos]
Ayer a las 5:59 pm por Muddy Chapman

» Saturday night
Ayer a las 5:56 pm por Tammy Wildenstein

» Sultans of Swing (Tammy)
Ayer a las 5:39 pm por Maximilien Ginsberg

» Trouble of mind
Lun Nov 20, 2017 6:23 pm por Deidre Mayfair

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

A las seis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Lun Jul 04, 2016 2:13 pm

Difícilmente iba a otros bares que no fuesen el de su papá, pero había quedado con uno de sus primos que había llegado de Francia y la verdad era que no quería llevarlo para allá porque eran muy criticones y no iba a darles por ese lado. De verdad quería a su familia, aunque a veces pareciesen más familia de Nate que de ella.

El tema es que se habían ido para allá a tomar algo y contarse un poco de lo que había pasado en sus vidas, él le dijo que estaba pensando en hacer un traslado para Estados Unidos y le estaba preguntando si en Bassett Knapp había buenos profesores y todo eso.

Realmente no se había planteado nunca compartir tanto con sus primos, pero tampoco le iba a mentir diciéndole que era todo horrible, a ella le parecía un gran lugar y que de verdad el nivel era excelente, hasta le dijo que le presentaría a Winnie, que era una amiga suya que sabía mucho más de eso y él simplemente se rió porque Tamara por poco y le daba el tour.

Afortunadamente no tuvieron que convivir mucho más porque él tenía también una entrevista de trabajo, le dijo que con una poción de su padre ni notarían que se había bebido ese whiskey, besó a su prima en la mejilla y se fue sin darle oportunidad de quedar con él para otro día o de presentarle a Winnie.

Se levantó dispuesta a irse cuando, camino a la salida, vio a Ridley parada cerca de la barra.-Ridley, ¿no? ¿Me puedo sentar contigo? No es que esté lleno, pero no te veo hace…uff. Bueno, ni siquiera estás sentada…-le pareció recordar que trabajaba ahí o algo, pero no estaba segura.-


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Mar Jul 05, 2016 6:40 am

Aquel día se había ido a trabajar pronto, más de lo habitual. Pero no le quedaban muchas clases por delante y poco a poco se iba incorporando a lo que sería su horario de verano. Necesitaba mantenerse ocupada o su vida se le echaba encima. Por eso y no por otra razón se encontraba apoyada en la barra del bar, observando a los clientes.

Había visto a una de las chicas de su universidad acompañada por un chico, con lo que se abstuvo de ir a saludarla. Hacía bastante que no la veía. ¿Cuánto tiempo debía pasar para que alguien pasara de ser medianamente conocido a un extraño conocido? Esa era una regla de las relaciones sociales que no terminaba de comprender. Así que tampoco esperaba que se acercase a hablar con ella. Cuando lo hizo se irguió un poco y le sonrió.

-Hola Tam- la saludó antes de negar y reír -No suelo sentarme cuando estoy trabajando- le dijo, como si no fuera bastante evidente el hecho de llevar un trapo en el hombro, pues había estado limpiando mesas hasta hacía poco. -¿Qué tal? ¿Tenías una cita o algo así?- preguntó refiriéndose al chico con el que la había visto sentada hasta hacía unos minutos.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Mar Jul 05, 2016 1:34 pm

Para Tamara realmente no importaba mucho el tiepo en el que no le hablaba a alguien, siempre mantenía como congelada la relación que tenía con la gente en el último instante en el que habían compartido. En el caso de Ridley, a sus ojos eran casi amigas, que habían hablado bien una vez y eso...en un castigo, así que no era lo más cercano del mundo.

Pero le agradaba, aunque fuese callada, no la había visto antes sino le hubiese presentado as u primo y todo, para que la salve un poquito de esa plática que al inicio creyó caótica, pero que finalmente no fue tan mala.

Cuando le dijo que trabajaba ahí se sintió mal, no porque trabajase un viernes o por una tontería así que ella también iba siempre a ayudar al bar de su papá, pero sí se sintió mal por no saberlo, era como algo importante, como si no supiese que Porpentina era hermana de Bastian o que Winnie tenía un gemelo. Recordó que alguien se lo había dicho hacía un tiempo, así que no debía ser un empleo reciente.

Y sí, estaba el trapito, pero sólo le sonrió antes de contestarle a lo que le preguntaba.

-No, no, él no es mi novio. Es mi primo que está en el país. Es un francesito estirado, quizá lo viste por aquí, rabiando porque me demoré en llegar, pero ya nos despedimos y todo. –se encogió de hombros porque ya iba a comenzar a decirle que su novio era mil veces más guapo y que tenía una sonrisa hermosa, pero lo guardó para ella misma.-

-¿Ya vas a salir? Igual si te queda aún mucho en el turno te acompaño un rato, para que no trates con puro borracho. No creas que es para robarte bebidas para el bar de papá, si quieres puedo beber a ciegas.


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Miér Jul 06, 2016 4:23 pm

Comenzaba a tener una vaga impresión de que su turno iba a ser suspendido momentáneamente con la aparición de la chica. Nunca estaba de más que alguien apareciera, le resultaba puro entretenimiento que a veces venía bien. Menos mal que su trabajo no era demasiado tedioso, aunque una de sus metas a largo plazo era dejar de trabajar de camarera en algún momento de su vida. Aunque eso era imposible en aquellos momentos, por supuesto. Incluso estaba pensando en buscar un segundo trabajo para llenar los huecos vacíos en su horario de verano, No le gustaba no sentirse ocupada, le daba demasiado tiempo para pensar.

Volvió su atención a la conversación antes de que Tamara comenzase a parlotear y no supiera de que hablaba. Abrió la boca en un mudo asentimiento de comprensión cuando le explicó que aquel chico no era su novio sino su primo. Pues no se parecen demasiado, pensó momentáneamente, aunque luego recordó que ella tampoco se parecía demasiado a su única prima, otra estirada francesita como el primo de la chica, algçuien que si hacía las delicias de la familia, no como ella. No le daba rabia, sino pena, le parecía que había sido construida más que haberse creado una personalidad y unos ideales propios.

-La verdad es que no me he fijado demasiado, no era un chico que me llamara la atención- le explicó, encogiéndose de hombros. No, decididamente no era del tipo de persona que atraía a la morena, más bien todo lo contrario. Pero no le iba a decir eso, que tal vez aunque parecía que no eran muy allegados se ponía a ensalzar sus hipotéticas virtudes como si fuera imposible que a alguien no le gustase su primo.

Rió y se puso tras la barra -La verdad es que mi turno empezó hace bien poco, así que para un descanso aún falta un rato. Pero te puedo servir lo que quieras. Mi especialidad son las cervezas, creo que de eso tu padre tampoco podría robar demasiado.- comentó divertida. Ella había comenzado hacía poco a aprender las técnicas de hacer un buen cóctel, así que siempre se escaqueaba de servir aquel tipo de bebidas. -Y así me cuentas que tal está tu vida, hace bastante que no nos cruzábamos

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Miér Jul 06, 2016 6:33 pm

No, se parecía muy poco a su primo, al menos de primera mano. Se vestían muy distinto, esa era la primera gran diferencia, él llevaba el pelo corto y correcto -así siempre lo describía Tamara- mientras que ella era mucho más como si padre. Era el hijo de su tía Violet, apenas le llevaba como un año y era bastante amable, pero necesitaba relajarse.

Cuando eran pequeños parecían más hermanos que ella con Nate, pero el tiempo y las costumbres, las muecas y los modos, habían terminado por diferenciarlos de forma abismal, como si sus rostros hubiesen mutado con el tiempo siguiendo la línea de sus costumbres e ideas más que las de su genotipo.

Sonrió cuando le dijo que no era su tipo, de hecho no creía que fuese el tipo de alguien, a lo mejor en Francia sí le funcionaba ese look.

Tamara respondía bien a la amabilidad en general, así que se fue a sentar a la barra, acomodándose en una de esas sillas altas casi al final de la misma, en donde parecía que se ubicaba normalmente Ridley. Se quedó con los brazos cruzadas como esperando que la sorprenda, se rió por la de la cerveza e hizo un gesto con la mano como para que se acerque, que la aceptaba.

-Mira, dame la cerveza y comienza a contarme tú. Ya te deben tener aburrida todos con sus historias. ¿O eres tímida?

Se lo decía como a modo de reto también, aunque en parte era la curiosidad que le daba saber de ella. Sabía que era de Inglaterra por su acento y ya, pero nada de por qué había llegado o qué le gustaba.

-¿¿Te han vuelto a castigar o algo?

_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Jue Jul 07, 2016 5:42 pm

En Francia eran todos muy raros, al menos para la anglogriega. Pero ella también era extraña para mucha gente, con su estética dark y aquella gran cantidad de tatuajes que ocultaban gran parte de sus heridas provocadas por su eterna maldición. Todavía le costaba comprender como los norteamericanos podían llevar tan bien un tema tan serio como aquel, como el de estar marcado para siempre y convertirte en un animal sin problemas. Había quien incluso se enorgullecía. Para Ridley estaban mal de la cabeza.

Se fue hacia donde tenían los barriles de cerveza, escogiendo una que no era de las más fuertes, una vez que la morena había aceptado la bebida. Le puso la pinta, algo espesa y de color rojizo delante, mientras se encogía de hombros.

-La verdad es que me gusta escuchar, así que salvo que vayan muy borrachos no me molestan.- también era reservada y con un pasado que preferiría olvidar, así que no era una gran habladora, no al menos si el tema era si misma -Pero si quieres saber algo en específico de mí, pregunta...Y tal vez te responda- le comentó con una media sonrisa, sin mojarse. Si quería saber de ella, que no le diera carta blanca, que le preguntara directamente. A Ridley le gustaba que la gente le fuera de cara. Aunque, como le había dicho, no le aseguraba una respuesta. No sabía hasta que nivel de cotilleo se estaba enfrentando. Se puso a guardar vasos ya gastados que había apoyados por la barra para ponerlos a lavar en cuanto fueran unos pocos más, mientras negaba con la cabeza.

-La verdad es que no. Aquella vez tampoco fue mi culpa que me castigaran...Más bien me encontraba en mal sitio y en mal lugar- a decir verdad ni recordaba porqué había sido. Pero era una buena estudiante, una buena residente y no buscaba hacer más ruido del mínimo. Siempre estaba esperando que su presencia se fundiera con la pared y vivir de manera tranquila. Y pensar que de pequeña quería formar un grupo de música y ser famosa...Cómo había cambiado con los años.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Lun Jul 11, 2016 4:58 pm

En la casa de Judah Wildenstein se practicaba la tolerancia sobre todas las cosas, algo curioso para alguien que hubiese conocido a Jude a los veintidós años ya que era un cliché Alpha por excelencia. Por eso es que, aunque no compartía la forma de vida de sus primos, los quería y todo sin juzgarlos (tanto, que igual eran familia y eso te da licencias). En el caso de Ridley, pues tenía tatuajes y ya, realmente no era su estilo, pero no le generaba mucho problema tampoco.

No tenía idea del porqué de las cicatrices y de toda la historia de Ridley, tampoco de cuál era esa cerveza que le había puesto en frente, pero le sonrió a la pinta que tenía en frente, no se iba a acobardar, siempre era buena una recomendación directa de quien te servía las cosas.

-No se me ocurre nada, pero quizá la cerveza me ilumine.-le dijo finalmente levantando la pinta y bebiendo un poco. Sabía bien, de hecho dio otro sorbo luego del primero y le quedó por un momento un muy ridículo bigote de espuma que se limpió con una servilleta. No se había iluminado directamente con esos sorbos, pero ya le entraría curiosidad por alguna cosa.-

Escuchó un lo que le decía del castigo, ella había hecho algo más tonto en realidad, pero no se lo dijo porque le parecía que iba a burlarse o algo, era bastante más seria de ella, como si hubiese visto mucho más del mundo. No era malo, por supuesto, pero la intimidaba un poco.

Bebió un poco más y levantó la mirada antes de terminar de pasar la cerveza por su garganta, sin notarlo ya había bebido un cuarto de la pinta.

-¿Alguna vez has hecho algo como para que sí te castiguen? O no que te castiguen…pero algo malo, no como esta vez que fue una coincidencia.-sonaba como a una pregunta de las que se hacían en una clase, es que quería más o menos conversar con ella pero no sabía por dónde empezar, y ese inicio era como cualquier otro.-


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Mar Jul 12, 2016 5:20 pm

Las veces que se había cruzado con la morena no eran suficientes para poder juzgarla, no sabía todavía de qué pie cojeaba, así que no podía arriesgarse. Quizás tenía una cotilla en potencia delante y cualquier palabra que saliese de su boca iba directa a los oídos de unas odiosas amigas. Aunque el día que se conocieron Tamara le contó su vida y milagros, Ridley sólo fue capaz de escuchar la mitad, siendo realistas.

Un ligero alivio le recorrió cuando le dijo que no se le ocurría nada, sintiéndose a salvo de cualquier interrogatorio y se limitó a reír por su comentario -No sería la primera vez que lo consigue- dijo hablando de la cerveza. Quien no se había sentado ante una cerveza y había acabado la noche contando sus más tórridos secretos. La morena también había tenido de esas ocasiones por supuesto. Le acercó una servilleta para que se limpiase el bigote, mirándolo directamente como toda advertencia. Ridley, aunque nadie había conseguido que se acogiera a los modales de la alta sociedad, era inglesa, así que era cortés por naturaleza. Mientras la chica comenzaba a beber se puso a recoger un par de vasos que acababan de colocar sobre la barra y a limpiar ésta con el trapo que todavía llevaba de loro pirata.

Volvió hacia ella cuando le preguntó aquello, con una sonrisa traviesa asomando por sus labios unos momentos antes de encogerse de hombros -Unas cuantas. Aquí en norteamérica no, pero más pequeña, en Hogwarts, me gané varios castigos. También me escapaba de casa con la escoba. Cosas así- obviamente es que en su casa ella no aguantaba estar más de dos minutos seguidos. No es que se escapara porque fuera una adolescente rebelde -que también lo fue, a su modo- sino porque en aquel lugar la detestaban por ser como era y lo sabía.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Miér Jul 13, 2016 12:05 am

Se quedó sonriéndole a medias, adelantando su cerveza de a pocos. Tamara era mucho más confiada, realmente a veces esto llegaba a niveles poco sanos, pero prefería confiar primero y luego dudar, luego tener esas segundas ideas, luego decepcionarse pero no porque no le hubiese dado una oportunidad a las cosas o a las personas que tenía delante.

NO tenía muchas idea de cómo convivir con Ridley, no la notaba estirada, pero sí mucho más reservada que ella, como si la vida le hubiese enseñado a serlo. Le daba esa idea porque no le parecía un estado natural el desconfiar, pero de todos modos le parecía agradable.

Escuchó con atención su respuesta y le sonrió débilmente también, ya sabía que había sido una pregunta algo tonta pero no tenía una lista de las cosas que preguntarle a extraños, aunque a ella la consideraba más que eso.

-¿Con la escoba? ¿Eres deportista o sólo porque era el método más sencillo? Yo nunca he huido de casa…bueno sí, fue de siete años pero fue una tontería, me iba a ir al patio.-con eso medio quiso aligerar el ambiente si es que se había tornado tenso y no era sólo su imaginación, eso y compartir un poco con ella también, le parecía justo.-

Sabía que era inglesa, por su acento y todo eso, pero nunca había sabido más de eso, como lo que acababa de contarle acerca de asistir a Hogwarts y eso. Quizá conociese a alguno de sus amigos de allá, a veces parecía que en BK había más ingleses que americanos.

-Debo tomarme más mi tiempo con esto, ya casi me la acabo.-le dijo respecto a su cerveza, sin agregar más para que no se sintiese atosigada.-


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Miér Jul 13, 2016 11:02 am

Ridley no podía evitar pensar en las diferencias de ambas, Tamara parecía ser una persona más social, era guapa, esa belleza que tenían algunas chicas que parecía indicar que se pasaba el día fuera, haciendo cualquier cosa, alguien con quien los padres estuvieran encantados de que fuera amiga de sus hijos...En cambio Ridley, con su constitución menuda y pálida, además de aquella aura de peligro que la envolvía desde hacía años...Bueno, no era la primera vez que iba tan tranquilamente por la calle y recibía malas miradas de señoras que se cambiaban de acera. ¿Tenía ella la culpa? No, pero que se le iba a hacer. Nunca había terminado de entrar dentro de las normas.

La siguiente pregunta era previsible y cuando la escuchó de los labios de la chica volvió a amanecer una de esas débiles medias sonrisas que solían destellear en su rostro mientras hablabla, lo que hacía suponer que su mente procesaba la conversación de un modo bastante propio.

-Todo lo contrario, tengo vértigo- admitió sin ningún pudor, sabía que sonaba contradictorio -Pero era el método más sencillo, así que me aguantaba. Dejé de utilizarla con dieciséis años- que era cuando fue desheredada -y en cuanto conseguí el carnet de desaparición la vendí- ella siempre iba falta de dinero y su escoba estuvo cogiendo polvo desde el momento que dejó de necesitarla. Quizás estaba dando algo más de información de lo usual, pero el ambiente estaba tranquilo y si seguía haciendo frases cortas lo más seguro es que la otra pensase que no quería hablar. Bueno, tampoco era uno de sus pasatiempos favoritos, pero ya que se había molestado en quedarse un rato más y charlar, que menos que intentar mantener la conversación.

Aprovechó que no había demasiada gente para servirse a si misma otra pinta de aquella misma cerveza, de sus favoritas entre las que servían en el local. -Yo también me la bebo bastante rápido, no pasa nada- aquello de que la cerveza era cosa de hombres no se cumplía con ella, la bebía y en cantidades mayores de lo que muchos se podían esperar de aquel cuerpo pequeño.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Miér Jul 13, 2016 2:29 pm

Tamara sí era alguien más social que Ridley, había crecido en un ambiente menos hostil gracias a su padre, pero eran cosas que pudieron ir de forma muy distinta, que pudieron ser muy distintas si, por ejemplo, su madre se hubiese quedado en la escena. Pero ella no hablaba de eso, había pasado tanto tiempo que ya ni siquiera era relevante.

A sus ojos, Ridley simplemente era más callada y ya, aunque claro, uno no podía dejar de ver la cantidad de tatuajes y que parecía como nostálgica respecto a la vida, pero tampoco se suponía que tuviese que ser necesariamente de un modo u otro.

Ladeó ligeramente la cabeza cuando le habló de su vértigo, le iba a decir que entonces debía tener mucho coraje para haberse subido a una si no le agradaba la idea, pero como siguió hablando sólo volvió a juntar los labios para escucharla. Sintió cómo se le tensaba el rostro cuando le dijo que era el método más sencillo, es que se imaginó lo peor.

Intentó relajar su expresión bebiendo un poco más y ayudó, pero sólo podía llenar con ideas esos espacios entre las frases que le decía. No se atrevía a preguntarle más, a cuestionar el por qué huía porque sentía que era por algo terrible, hacía tiempo no recordaba tan vívidamente las agresiones físicas de su propia madre pero en ese momento fue así, y cruzó un brazo sobre su pecho para tomar su otro antebrazo, como abrazándose, como una niña.

Sonrió por lo de la cerveza y sólo entonces soltó sus brazos de nuevo para chocar su vaso contra el de ella.

-¿Qué era lo que estudiabas? Creo que eso nunca te lo he preguntado, yo estoy en Ciencias del Deporte. Te he visto en clase de Manufactura creo, pero como algunas son clases abiertas pues ni sé…-bebió un poco más y se quedó no incómoda, pero sí esperando tomar un mejor rumbo con esa conversación.-



_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Jue Jul 14, 2016 4:07 am

Cuando observó el cambio en las facciones de la chica, pensó que había hablado demasiado. No sabía que estaba pensándose, quizás creía que era una fugitiva o que tenía malos tratos de su pasado. Y no es que fuera uno muy agradable, pero Ridley podía considerarse una buena persona, de esas que ayudarían a cruzar la calle a ancianitas y llevarles la compra y cosas así. Si las ancianitas la dejaran acercarse claro. Decidió que no iba a volver a sacar un tema así ante nadie, cosa que cumplía por lo habitual, al notar como la chica parecía retraerse, como si le hubiera traído malos recuerdos a la cabeza. No era esa su intención, pero decidió que era mucho mejor seguir con las frases cortas y concisas.

Le devolvió la sonrisa y chocó con ella el vaso mientras la escuchaba. Al decirle que estudiaba deporte entendió porqué tenía aspecto de estar todo el día en la calle. Era normal, a saber las horas que dedicaba a entrenar y a hacer ejercicio. En ese aspecto Ridley era bastante sedentaria. Asintió, mientras comenzaba a darle inconscientes toques al cristal con la uña.

-Si, estudio manufactura de objetos mágicos, estoy en el tercer semestre. ¿Te gustó el debate sobre las escobas?- le preguntó, había sido un debate curioso, entre la gente que había venido de otras carreras y el pique masculino que casi se llevó al traste el tema que se trataba mezclándolo con economía -Tuviste buen tino al hablar, los chicos necesitaban que alguien los calmase- sonrió, aquel tema era algo que les podía interesar a las dos, las escobas eran terreno neutro entre los manufactureros y los deportistas.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Jue Jul 14, 2016 3:28 pm

Hubiese deseado no provocar eso en Ridley, pero no tenía idea en realidad, y de saber qué era lo que había detrás de todo aquello probablemente se hubiese desvivido por intentar hacerla sentir mejor, aunque parecía ser de esas chicas que podían con su propio equipaje, a diferencia de ella misma.

Bebió luego de chocar su vaso con ella y escuchó lo que le contaba de su carrera, y claro, había estado en el debate y asintió antes de que ella siguiese hablando acerca de eso, sonrió cuando la halagó con eso del buen tino.

-Gracias, seguro ustedes tienen mil cosas más que poner ahí. Como le dije a Winnie, yo sólo podía darle mi opinión como usuario final, nada que ver con todas esas pequeñas cosas que ustedes pueden notar. Pero es el mismo fin, ¿no? Que sea una buena escoba, que tenga un uso.

Bebió un poco más de su cerveza y notaba cómo una de sus piernas parecía comenzar a moverse sin cesar, continuaba aquella sombra en la parte trasera de su cabeza, así que tras mirar un par de segundos su bebida volvió a verla,

-¿Y no ponen música aquí? ¿No quieres bailar? Eso siempre me anima.-porque sentía que debía quitarse de encima todo aquel pesar que seguramente seguía reflejando su rostro.-

Ni siquiera sabía si era normal eso en el bar, en el de su papá eran más cánticos y eso, se abrazaban para saltar cuando anotaba su equipo pero no había bailes, cuando era más chica pensaba que era porque habían muy pocas chicas y todos los chicos se avergonzaban de no tener pareja, pero con el tiempo se dio cuenta que era simplemente la energía del bar. Además que siempre pasaban deportes, nunca música y ya, ella había bailado ahí un par de veces pero tampoco era como si hubiese impuesto alguna moda con eso.


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Sáb Jul 16, 2016 1:11 pm

En realidad la inglesa prefería que nadie se enterara de cosas de su pasado, con un poco de suerte por la extrañeza que había causado en la chica, ésta no lo retenía demasiado en la mente y aquellas cosas se perderían en la memoria. Siempre era lo mejor.

Le dio la razón asintiendo un par de veces, escuchándola sin interrumpir. Le había gustado su manera de explicarse las veces que había hablado en el debate que estaban comentando y no pretendía pararla, observando si era tan elocuente fuera de las clases como dentro.

-No creas, vamos un poco por libre y cada uno tiene una idea completamente en la cabeza sobre lo que es ser manufacturero. Por ejemplo a mí me interesa mucho como funcionan los objetos mágicos, pero pretendo encontrar una manera de aunar los objetos mágicos con la tecnología muggle y que puedan beneficiarse unos de otros.- le explicó, si, aquel era el porqué se había decidido por cursar aquella carrera, además de porque era incapaz de meterse en una universidad muggle a estudiar ingeniería de la informática como le hubiera gustado. Le faltaban todos los conocimientos de matemática y física que aprendían los muggles en los institutos.

Cuando Tamara le hizo aquella pregunta la miró con algo de extrañeza y posiblemente tuvo la reacción menos esperada, se llevó un dedo a la oreja como si necesitara quitarse un tapón o algo. Pero no, no se estaba quedando sorda, si que había música en el local, como siempre. Sólo que claro, a esas horas y con la tranquilidad que se respiraba en el bar estaba a un volumen bastante bajo.

-En realidad aquí siempre está sonando música, hay noches que vienen grupos a tocar en directo y cosas así.- comenzó a explicarle, tras beber algo más de su vaso -Pero claro, a estas horas aún no hay mucho ambiente...¿Tienes ganas de bailar?- lo que Rid denominaba bailar era moverse al ritmo de la música y poco más, de más pequeña había asistido a bastantes conciertos de heavy con lo que dar saltos y mover la cabeza eran lo más básico para ella. Luego trabajando no prestaba mucha atención a la música, así que no es que bailara demasiado. Pero parecía que la otra necesitaba moverse.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Sáb Jul 16, 2016 6:27 pm

Apoyó el rostro sobre una de sus manos mientras la escuchaba hablar de su carrera, sobre la manufactura y lo que ella esperaba de eso, lo que quería hacer con lo que aprendiese. Ella era muy amiga de Luca, que estudiaba lo mismo, pero nunca le había escuchado algo acerca de la tecnología no-maj.

Le gustaba cuando la gente se apasionaba por las cosas que hacía, o en este caso por lo que estudiaba, se notaba hasta cómo la voz cambiaba, cómo las palabras parecían más plantadas.-Wooo…oye, eso estaría muy bueno. ¿Y tienes noción de los materiales no-maj? ¿cómo les dices? Muggle, ¿no? ¿Cómo qué podríamos usar de lo que tienen?

Se quedó pensando en ello un momento, quizá por eso no escuchó la música, o porque parecía de esas de elevador que a uno no le provocan absolutamente nada. A nadie parecía molestarle, como que sólo acompañaba el ruido de las conversaciones, no era como si de verdad alguien escuchase las canciones que pasaban, ni siquiera podía saber si conocía la canción del momento ya que apenas y reconocía cuando cantaba y cuándo pasaba a la parte instrumental.

Miró en la barra a un par de personas más que pedían unas bebidas y se quedó con ganas de preguntarle un par de cosas más para no interrumpirla, que finalmente sí estaba en su turno, los de ella era mucho más flexibles…pues porque su jefe era su papá, aunque no le pagase nada.

Tamara había visto una vez a ver a los que tocaban en el local, pero en aquella ocasión se tuvo que ir rápido porque era noche de partido y sólo había ido acompañando a algunos de sus compañeros del hockey por una bebida, fue una cerveza rápida y ya, que no se perdía las noches de los Wilder.

-¿A ti no? ¿Sería raro que bailemos? Quizá tienes una imagen seria que cuidar, para que los borrachos no se pongan listos contigo.-le dijo con una sonrisita amigable, antes de darle un sorbo más a su cerveza. Trataba de reconocer quién cantaba, pero ni eso escuchaba bien, ¿se estaría quedando sorda? No, estaba muy bajo, era eso.-




_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Lun Jul 18, 2016 4:46 pm

Ahora tenía dos caminos a seguir, o le decía que vivía como una muggle, que llevaba años estudiando en sus ratos libres la tecnología y todo lo demás o simplemente le decía que le interesaba. Aunque allí no era tan acusado, Ridley tenía completamente interiorizado el odio a las cosas no mágicas por parte de los magos, en Inglaterra todavía había mucho purista que la había mirado por encima del hombro por aquel tipo de cosas, en un principio en norteamérica se encontró mucha más aceptación, pero con las nuevas medidas que estaban tomando ya no estaba segura.

-Si, muggle. No termino de acostumbrarme a como lo llamáis vosotros- se excusó con una media sonrisa, los términos americanos, aunque ya llevaba allí tres años, se le hacían extraños. -Trabajé en una tienda de electrodomésticos donde arreglaban los aparatos así que si, un poco. Por ejemplo poder mezclar el internet con la magia. ¿Te imaginas? No dependería de la electricidad sino de energía e iría mucho más rápido- aquel era uno de los proyectos que tenía en mente, ni siquiera sabía si era factible, simplemente ella quería verlo hecho realidad.

La conversación paró momentáneamente cuando Ridley tuvo que atender a otros clientes, no le costaba mantener la atención en dos frentes, no al menos en el trabajo. Hablar con unos y atender a otros, ese era su oficio. Mientras pensó en el tema de la música, conocía perfectamente las canciones que solían sonar allí, era un ambiente que le agradaba entre folk y rock y por las tardes priorizaban las canciones con mucho instrumental, algo tranquilo para no entorpecer la charla de los clientes. Al volver con la chica no pudo menos que reírse.

-La verdad es que no me queda mucha imagen, hubo una vez que acabé bailando sobre la barra. Y he aprovechado casi todos los rincones oscuros del local- volvió a reír, podía parecer contradictorio, pero todo lo cerrada que era con su pasado lo tenía de abierta para hablar de sus escarceos sexuales o de ebriedad. Y la noche de bailar sobre la barra había sido divertida. -Pero es un poco pronto, ¿no crees?- Ridley necesitaba algo más que media pinta y un poco de charla al atardecer para decidir que era buen momento de bailar.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Mar Jul 19, 2016 1:51 pm

No lo había pronunciado bien, eso de muggle así que trató de recordar cómo lo había dicho Ridley. Se quedó con una mano sosteniendo su mentón, escuchando lo que le decía de la tienda de electrodomésticos y todo, que además pensaba en mezclar el internet con la magia. Siempre servía tener internet más rápido y evitar lo de la electricidad que a veces podían ocurrir accidentes.

Ella no se imaginaba las aplicaciones que tendría más allá de eso, o cómo es que planeaba hacerlo, debía ser por eso que nunca le llamó la manufactura, cada uno se especializaba en distintas cosas, ella se orientaba más a la creación de artículos deportivos y eso, por su carrera.

Permaneció así un momento, pensando en la idea de Rid, es que de verdad no entendía cómo planeaba hacerlo, quiso preguntarle mil cosas más al respecto pero ya estaba con esos clientes.

Volvió a beber un poco y esperó a que llegase, con su revelación de que no le quedaba demasiado imagen por sus bailes y los rincones oscuros. Se rió aunque por un momento le pareció TMI, pero no se iba a poner especial con ella, además de que siempre era bueno rodearse de gente así de transparente. La inglesa le daba la idea de ser muy frontal, pese a que no hablase demasiado.

-Como digas, me avisas en todo caso.-no se lo tomó a mal, algunos necesitaban más alcohol, a ella simplemente le gustaba y ya. Bebió un poco más y vio unas botellas muy coloridas detrás de la barra, quiso preguntarle qué eran pero no quería sonar como si estuviese queriendo robarle secretos del bar.-

-¿Qué es eso? ¿Puedo probarlo o es muy fuerte para mi? No venden nada de comer, ¿no?-al final tuvo que preguntar.-


_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Jue Jul 21, 2016 5:22 pm

No estaba del todo segura de si había sido por ir a atender a otros clientes justo después de explicarle que había trabajado una temporada para un tienda muggle o simplemente había encontrado una persona a la que no le importaban esas cosas. Acostumbrada al ostracismo de los ingleses, muchas veces sentía extraña aquella aceptación que tenían algunos americanos, sobretodo cuando mientras el gobierno se estaba tomando muchas molestias por separar a los magos de la gente no mágica para protección de los primeros. Por si las moscas dejó de hablar de aquellos temas, de lo que si que estaba segura es que hablarle a alguien que no estudiara manufactura de tecnología y magia y pensar que le estaba tomando en serio o que no se aburría, era estúpido.

Además, el tema de la música le parecía igual de interesante. De pequeña pretendía tener un futuro muchísimo más cercano a la música del que había seguido, pero hacía tiempo había comprendido que los sueños eran sólo eso, sueños, sobretodo los de la infancia. Necesitaba ser mucho más realista. Siempre podía decidir más o menos que música sonaba en el local, lo que tenía llevar allí ya varios años. Se unió a sus risas, siempre era bueno saber reírse de si misma y estaba segura de que si se hubiera visto aquella noche sobre la barra se reiría todavía más.

Se giró para ver las botellas que estaba señalando y se encogió de hombros. No sabía cuanta resistencia tenía la morena al alcohol, pero aquellas bebidas no eran demasiado suaves. -Son destilados y licores de hierbas, bastante fuertes. ¿Te apetece pasar de las pintas a los chupitos?- sonrió quizás era un poco pronto para los chupitos...No, en realidad nunca era pronto para chupitos, lo malo era que nunca tenían fin. -Y si, no tenemos una carta tan extensa como vosotros pero tenemos esto- se fue a la otra parte de la barra y le trajo un papel plastificado en el que se podían ver varias tapas y algunos platos de hamburguesas y cosas similares.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Sáb Jul 23, 2016 3:11 pm

Justamente la prohibición de Langley era la que hacía tan fascinante todo lo no-maj, lo desconocido, a ella le encantaba lo desconocido. Les tenía miedo porque sentía que podían lastimarla, como decía el presidente, pero las historias de su padre acerca de sus incursiones siempre le habían parecido alucinantes, algo así debía parecerles a los no-maj cuando le hablaban de pueblos mágicos, lo que para ellos era cotidiano.

De todos modos, era cierto que no tenía la pasión de Ridley para eso, pero no notó ni por asomo que ella lo había notado de forma tan categórica. Tamara seguía sonriéndole, era una lástima que no le comentase de sus sueños respecto a la música, quizá hubiesen encontrado algún tipo de cosa en común, y no porque ella también fuese buena tocando algún instrumento o cantando, sino porque ella también sabía lo que era tener esas añoranzas.

En cuanto a ella, estaba estudiando lo que siempre quiso, cumplió sus sueños de infancia, jamás pensó en otra cosa, y tuvo la suerte de que su padre siempre priorizó eso, siempre fue consciente de que no podía hacerle lo que a él le habían hecho.

-¿Son muy muy fuertes? No quiero terminar en calidad de bulto a esta hora, menos si estoy sola…siento que voy a llamar a mi primo a decirle que me lleve a Disney antes de que regrese a Francia.-se rió porque le parecía una idea muy cómica, no podría ver jamás la imagen de su primo bajo un sombrero de Mickey Mouse.-

Recibió con emoción la carta, moviendo los pies como una niña a la que finalmente le entregan su chocolate de premio, es que no había cenado y tenía una tonelada de hambre, si es que se podía medir así.

-Uy, dame unas de esas mini hamburguesas, ¿puedes comer si te invito algo? ¿o son muy dictadores tus jefes?-se le quedó mirando un momento a Ridley, y la curiosidad le ganó, de nuevo.-Tienes muchísimos tatuajes, ¿no? Yo tengo unos pocos, pero no son tan complejos como los tuyos.

_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Lun Jul 25, 2016 9:02 am

Ridley por el contrario nunca le había tenido miedo a los muggles, eso le hubiera gustado a su familia, seguro. Se sentía cómoda entre ellos y pensaba que tenía mucho más sentido tenerle miedo a alguien como ella que a alguien como ellos. Aunque claro, toda la tecnología y las armas que tenían ellos hacían que tampoco fueran demasiado de fiar. Sobretodo en Estados Unidos, que parecía ser tan sencillo conseguir un arma y se oían tantas locuras. Prefería un punto medio, ni los extremismos de los muggles ni de los magos.

-Son bastante fuertes, si no estás acostumbrada a beber vodka y similares mejor no las pruebes- al final acabó riendo -O si, acabarás llamando a tu primo- ella nunca había ido a Disneyland, en realidad le daba bastante mala espina esas personas que se disfrazaban de dibujos animados, aquellas expresiones estáticas, la falsedad de las sonrisas en las princesas...No, ella prefería ver una y otra vez las películas, simplemente.

Sonrió al ver la cara que puso cuando le entregó la carta y acabó encogiéndose de hombros ante aquel ofrecimiento de invitación. No, sus jefes no eran demasiado estrictos con ella, no cuando ya llevaba tanto tiempo trabajando allí y ofreciéndose a hacer más turnos de los que debía para poder conseguir más dinero, siempre y cuando le dejaran libres las noches de luna llena. Obviamente su condición estaba reflejada en su currículum. -Gracias, pero no hace falta que me invites, me sacaré algo con lo tuyo- siempre acababa picoteando entre sus idas y venidas de la cocina. Lo bueno que no estuviera a la vista de los clientes.

Se fue un momento hacia adentro, para pasar la comanda y suspiró para sus adentros. La pregunta del millón, sus tatuajes. Ojalá todo el mundo llevara tantos tatuajes como ella, para que dejaran de preguntarle. Pero era imposible decir que no destacaban.

-Casi no me queda espacio en el cuerpo para más tatuajes- admitió, cosa que era bastante fácil de ver con la camiseta de tirantes que llevaba, al menos por lo que respectaba a la parte de arriba de su cuerpo. Sus últimos tatuajes estaban alrededor de sus clavículas, donde se escondía una de las últimas cicatrices obtenidas por la morena, la más escandalosa desde luego. -¿Dónde los llevas tú?

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Tammy Wildenstein el Mar Jul 26, 2016 11:36 pm

Bebía vodka, de hecho era de las cosas que más le gustaban, pero dudó un momento porque no quería terminar llamándolo, de verdad, era capaz de hacerlo y nada bueno podía salir de eso.

-Quizá en otro momento, no quiero beber sola y tú obviamente sólo me acompañarás moralmente, o si de verdad bebes conmigo sólo me verás perder el orgullo cuando acabe super mal a tu lado.-ella tenía cabeza de pollo, bueno, había mejorado un poco al pasar los diecisiete pero no era buena resistiendo mucho alcohol, así que seguramente si se ponía en eso acabaría siendo RIdley quien tuviese que procurar su bien.-

Asintió cuando le dijo que no hacía falta que le invite nada y esperó entretenida su comida, seguramente traía papas al lado, así que si estaban buenas podría contarle a Brandon para agregarla a esa lista en la que enumeraban las papas fritas que probaban, en orden, de mejor a peor. Sí, hacían eso.

No sabía que le incomodaba tanto el que le pregunten lo de sus tatuajes, quizá le hubiese preguntado otra cosa, pero de todos modos estaba sonriente frente a ella, de verdad interesada.

-Pues…tengo uno en las costillas, luego otro en el cuello y unos pequeños en el hombro izquierdo. -se quedó pensando un momento mientras terminaba nuevamente su cerveza, pararía un poco con eso por el momento, además ya prefería comer y beber una soda.-¿Te molesta si te sigo hablando de algo de manufactura? Tengo unos patines mágicos, los primeros que me compré pero que tienen un problema para deslizarse sobre el aire, se sienten como si de verdad hubiese fricción bajo ellos. ¿Sabes si eso es que ya están en desuso o si puedo mandarlos a reparar? Perdona que te eche la pregunta más aburrida del mundo, pero seguro sabes eso, se ve que eres buena en tu carrera.

_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Mar Ago 09, 2016 3:15 pm

Ridley no se podía poner a beber demasiado en horario de trabajo, bueno, si, era una norma que muchas veces se había pasado por alto, pero tenía que reconocer que hacerlo tan pronto le resultaba excesivo hasta para ella. Aunque tuviera sólo veintidós años, aquella temporada en la que se bebía hasta el agua de los floreros había quedado atrás, como muchas otras cosas. Aún tenía sus noches locas, pero intentaba ser una persona mucho más decente. Consiguiéndolo y todo, que era más importante todavía. Asintió a lo de que no le sirviera aquello y le sonrió.

-Si algún día quieres perder el orgullo avísame- después de aquel rato estaba empezando a decidir que no era tan mal compañía, la morena hablaba bastante y a la inglesa le gustaba escuchar, así que no parecía tan mala combinación. Alguien con quien pasar un buen rato, quizás con unas copas. Miró hacia donde había dicho que tenía los tatuajes, lugares típicos donde la gente solía marcarse. Ridley también comenzó por el cuello, lo que ocurrió en su caso es que se extendió al resto de su cuerpo, por causas bien diferentes a las que le llevaron a hacers el primero. Se apoyó en la barra escuchando lo que decía sobre sus patines y acabó por fruncir el ceño, pensativa. Ella trataba más con otro tipo de aparatos, pero lo que le estaba contando le resultaba muy curioso.

-No es una pregunta aburrida- a Ridley que le preguntaran por cualquier cachivache roto le parecía fascinante, al menos una pregunta seria. Cuando veía alguien a decirle que su reloj estaba roto cuando siquiera habían comprobado si la pila iba, ahí en ese punto, la exasperaban. Era un poco incómodo tener el cartel colgado al cuello de arreglatodo. No siguió hablando porque sus comandas ya estaban, así que volvió adentro a por ellas. Se notaba que aún faltaba un poco para que se llenase el local, porque no había tardado demasiado el cocinero. Le dejó el plato de hamburguesa con patatas delante, junto a su plato de patatas bravas.

-¿Que bebida quieres para cenar? Con respecto a tus patines...- se llevó una patata a la boca antes de seguir -Si quieres les podría echar un vistazo, aunque no creo que te vayan a durar mucho más por lo que me has dicho.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: A las seis

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.