Últimos temas
» lasvegasmafiawars. {Normal}
Dom Jul 16, 2017 7:19 am por Invitado

» Castle on the hill
Jue Jul 13, 2017 3:48 pm por Judah Wildenstein

» Picnic
Jue Jul 13, 2017 2:06 pm por Tammy Wildenstein

» BAILE DEL 4 DE JULIO
Jue Jul 13, 2017 1:23 pm por Tammy Wildenstein

» In Alpha we trust [Freddie]
Miér Jul 12, 2017 1:02 pm por Freddie Bolton

» Foundation
Mar Jul 11, 2017 5:08 pm por Winnie Lovecraft

» Restless [Bastian]
Mar Jul 11, 2017 3:42 pm por Luca Pazzoli

» Petición de rol
Mar Jul 11, 2017 2:05 pm por Porpentina Schweinsteiger

» The ugly true
Mar Jul 11, 2017 2:00 pm por Porpentina Schweinsteiger

» ¡Sweet baby Jesus¡
Lun Jul 10, 2017 9:10 pm por Luca Pazzoli

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Welcome to my home | Shy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Welcome to my home | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Sáb Jul 09, 2016 9:24 am

Welcome to my home


Shyloh | Sábado de madrugada | Piso de Ridley


Las había aparecido en la puerta de su piso, en vez de dentro directamente, ya que era la primera vez que la llevaba a su casa, tenía que comportarse como una persona decente.

No era un sitio muy grande, al entrar daba directamente al salón, donde habían estanterías con libros y novelas, un sofá enfrente de una pantalla, que no una tele, pues veía todo a través de internet conectándola a su portátil y detrás del sofá una pequeña mesa que podía ser para comer, aunque Rid la utilizaba de escritorio. Se podía vislumbrar la cocina desde ahí, que no tenía puerta y era bastante pequeña. Un pequeño pasillo en la pared de enfrente daba a su habitación y al cuarto de baño. No era muy grande pero Rid no necesitaba más. Además no es que pudiera permitirse mucho más y total, para vivir sola y que lo máximo que entrara ahí fuera algún lío nocturno que desaparecía a la mañana siguiente... Aunque a veces pensaba en alquilarla durante los meses que pasaba en la residencia de la universidad, así sería rentable.

-Bienvenida a mi pequeño hogar- le dijo al abrir la puerta, dejando luego las llaves sobre el mueble a la derecha de la entrada junto con la bandolera, que fue a dar con el suelo. Era la manera de no olvidarse de nada, dejarlo en la mismísima entrada para cogerlo al salir. Se desperezó de camino a la cocina, dispuesta a hacerse algo de comer. Si, aunque fuesen las tantas de la noche y estuviera cansada, tenía hambre y quería ponerle remedio antes de irse a dormir.-¿Quieres algo de comer?- le ofreció, le daba igual cocinar para una que para dos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Mar Jul 12, 2016 10:14 am

Y en un abrir y cerrar de ojos, el turno de Ridley había terminado. Shyloh se había bebido unas cuantas copas de aquel coctel tan suave. Si hubieran tenido el nivel de alcohol que Shy solía beber por copa normalmente, la rubia estaría en ese mismo momento tirada por los suelos, pero simplemente había alcanzado un punto en el que no le importaba mucho cualquier cosa que pudiera decir.

Una vez dentro del hogar de Ridley, Shyloh giró sobre sí misma mirándolo todo, como si estuviera en mitad de la biblioteca más grande del mundo, llenad e fantásticos libros. Bueno, al menos sus ojos parecían expresar eso, pero luego paró y se encogió de hombros. A pesar de ser el sitio en el que Ridley vivía, tampoco era para tanto.
La rubia no había pisado ningún lugar de residencia en América que no fuera su casa o su habitación del campus. Y antes de eso, su casa en Islandia. Así que, teniendo en cuenta cómo eran sus casas, esperaba bastante más del piso de Ridley.
Cuando una vivía en una casa con suficientes cuartos de baño como para que allí mismo se alojaran tres familias enteras, mascotas incluidas, sin necesidad de hacer cola, todo le parecía poco.
Sin embargo no quiso herir los sentimientos de Ridley, así que decidió al menos hacerle un cumplido, si es que decir algo bueno sobre la casa podía sonarle a la inglesa como un halago.
Dejó que Rid se dirigiera a la cocina mientras ella se acercaba al mueble de la entrada y lo acariciaba con las yemas de los dedos.

—Bonito… mueble… —dejó el ya mencionado mueble atrás y fue directa a sentarse en el sofá sin si quiera pedir permiso—. No quiero nada de comer, gracias. Bonito sofá —añadió mientras acariciaba también la superficie del sofá quizás con demasiado cariño—. Y la decoración, muy… minimalista, no está mal. Bonita.

Trató de sonar amable, pero no estaba del todo segura porque arrastraba un poco la lengua al hablar. En realidad echaba en falta muchas más cosas en aquella estancia. Más estanterías todavía, alfombras, grandes ventanales, una chimenea…

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Mar Jul 12, 2016 5:50 pm

No estaba para cosas muy complicadas, era muy tarde y estaba muy cansada, sólo quería poder echarse a dormir y no despertarse hasta el lunes, aunque para eso aún faltaba un día entero. Teniendo una invitada en casa tampoco esperaba tener mucha tranquilidad. Aunque con lo bebida que estaba quizás a la mañana siguiente Shyloh se levantaba con resaca y quizás prefería quedarse bajo las mantas y dejar pasar las horas. Ridley sentía una ligera culpabilidad hacia el estado en el que se encontraba su amiga, quizás debería haberla frenado cuando empezó a enlazar un cóctel con otro como si se los sirvieran a litros y no en aflautadas copas de cristal de esas que salían en Sexo en Nueva York.

-¿Minimalista?- la miró por encima de la barra americana que conectaba salón-comedor con la cocina y se rió al verla de aquella guisa. Su casa era de todo menos minimalista, cada mueble era de un tono de madera distinto, su sofá se notaba que estaba desgastado, las estanterías contenían más cosas de las que podían soportar...-Ya te había dicho que mi casa es pequeña y que incluso cabe en tu dormitorio, pero si, es bonita. Y deja de darle amor al sofá- le dijo señalándola con la paleta que estaba usando para cocinar, antes de volver a reír. Se giró para vigilar que su huevo frito y su pechuga no se hicieran de más y mientras fue montándose un sándwich de lo que iba encontrando en la nevera; lechuga, tomate, salsa césar, algo de cebolla, queso...Lo cerró cuando pudo añadirle el huevo y la pechuga y lo puso todo en un plato, antes de irse al sofá con el plato en una mano y una botella de agua en la otra.

-Déjame un poco de espacio...- le pidió antes de sentarse, para evitar sentarse sobre alguna parte del cuerpo de Shyloh y dejó la botella apoyada en el suelo, el plato sobre sus piernas y se desesperezó -¿Cómo vas? ¿Se te empiezan a bajar los cócteles?- le preguntó. No esperaba poder mantener una conversación muy fluida con ella en aquellos momentos, pero quería cercionarse de su estado antes de irse a dormir. Que sabía lo que podía pasar cuando alguien borracho se acostaba y no quería pasar la mañana siguiente fregando.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Miér Ago 31, 2016 10:55 am

Shyloh se recostó en el sofá, acomodándose lo mejor que pudo con su espalda bien apoyada en el respaldo y la cabeza también. Se puso a mirar el techo en silencio durante unos instantes mientras escuchaba a Ridley hablar.
Parecía que no le estaba prestando ninguna atención, pero no era cierto. Se enteraba de todo vagamente.
Al menos había dejado de acariciar la superficie del sofá cuando su compañera se lo había dicho. Había retirado la mano al instante como si quemara o algo.
Se echó hacia un lado de manera aparatosa cuando Rid le pidió algo de espacio y se volvió a  acomodar destartaladamente.

—Estoy bien, de verdad —levantó una mano y la sacudió quitándole importancia al asunto. Luego despegó la cabeza del sofá para mirar a la morena y comenzar a solar un discurso sin fin—. Aunque bien es cierto que nunca había estado en una casa tan pequeña. Pero no te preocupes, me gusta. Mi madre siempre dice que las apariencias son muy importantes y que hay que dar buena imagen, pero quién decide qué es buena imagen y qué no. A ver, mira, este piso, es pequeño y parece que lo han decorado un montón de elfos borrachos, pero tiene su encanto. A mi madre no le gustaría, pero a mí sí. Ella es más de mansiones con altos torreones de princesa. Esto no es una mansión y tú no eres una princesa, pero está bien. No creo que pudiera soportar a una chica tipo “princesa” siendo mi compañera de habitación. Aunque hay mucha gente que me ha tratado como tal a lo largo de mi vida, incluso me lo han llamado de mala manera, pero no sé muy bien por qué lo hacían, yo no tengo culpa de haber nacido en la situación en la que he nacido. Si hubiese podido elegir, seguramente me parecería más a ti. O no. Quién sabe.

Shyloh casi no había podido ni respirar entre frases, pero no parecía para nada ahogada ni cansada. Se había atropellado varias veces al decir algunas palabras complicadas, pero ahora guardaba silencio una vez más y de nuevo su vista se clavó en algún punto perdido del techo.

—A veces pienso que todo sería más fácil si hubiese podido elegir cómo ser. Hay cosas que no se pueden cambiar.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Miér Ago 31, 2016 1:16 pm

Se quedó mirándola fijamente antes de sentarse, como evaluándola durante un momento, sin estar del todo segura de si estaba suficientemente sobria para tener una conversación normal, pues sus gestos estaban resultando bastante más aparatosos que de normal. Acabó por encogerse de hombros y ponerse a dar cuenta de su sandwich, sin darle demasiada importancia. O eso pretendía, porque de repente su amiga se puso a hablar...y a no callar.

Rid no había dejado de comer por escucharla, es decir, una actividad no estaba reñida con la otra, pero al final se había quedado con el sandwich entre las manos a medio camino hacia su boca y ella mirándola mientras la escuchaba hablar, hilando ideas disparatadas de una manera pasmosa. Sus labios se curvaron en una sonrisa y antes de darse cuenta había comenzado a reírse, sin ningún ánimo de ofender, pero le había resultado imposible tener otra reacción.

-Perdona, perdona...¿Has dicho que mi piso lo han decorado unos elfos borrachos?- al final volvió a reírse, la estética de su piso era en parte muebles que había encontrado baratos, parte muebles que ya estaban en la casa de su anterior dueño. Le gustaba pensar que todo aquello le daba personalidad al lugar, de la misma manera que ella intentaba imprimar de su personalidad la imagen que proyectaba a los demás. Al final se calmó y le sonrió plácidamente, antes de apartar la mirada de ella.

-Tienes aspecto de princesa, ahora te has relajado un poco, pero la primera vez que apareciste en el dormitorio...- la frase quedó inconclusa, pero en un primer momento Shyloh había sido muy rígida, se ponía nerviosa con nada y siempre estaba pensando en si sus acciones fueran a desagradar a sus padres, aunque estos no se fueran a enterar nunca, si ella no se lo contaba. Menos mal que la situación entre ambas había mejorado con el paso del tiempo, o al menos eso pensaba la morena. Se quedó un momento callada, terminándose su sándwich, pensativa.

-Siemrpe se puede elegir, en realidad. Parte de mi familia seguro que se hubiera llevado bien con tu madre. Viven en una mansión, allá en Reino Unido y todo lo demás- lo decía sin ninguna cadencia definible en su voz, simplemente era un hecho, si tenía familia snob que actuaban como si ella no existiera. Dudaba siquiera que se hubieran dado cuenta en algún momento que ya no vivía en Londres. -Yo no quería ser como ellos y lo conseguí- había pasado por rachas muy malas, pero había conseguido ser dueña de su vida desde el principio, que era lo que buscaba.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Jue Oct 06, 2016 2:31 pm

Shyloh observó cómo las líneas del rostro de Rid cambiaban para dibujar una sonrisa acompañada, obviamente, de una carcajada con respecto a su comentario de los elfos. Era como mirar una especie de obra de arte. Una pieza maestra que había cobrado vida. Ni si quiera en aquel estado de ebriedad era capaz de pasar por alto lo intensamente increíble que era su compañera de habitación. Y puede que no se diera ni cuenta en ese momento de aquel pequeño análisis profundo que estaba haciendo. Tampoco es que le importara mucho y ya lo había hecho otras veces, aunque quizás menos notoriamente.

Cuando Ridley le mencionó lo de parecer una princesa y todo lo que continuó a eso, Shyloh desvió su mirada perdida en el techo hacia la inglesa de nuevo.
Por un momento se imaginó a su madre conociendo a la de Ridley, a la cual puso una cara creada por su propia fábrica de caras imaginarias. Pensó que quizás se parecería a Rid, pero más mayor, con más arrugas y líneas de expresión marcadas por la edad. La escena en su cabeza era tal y como su compañera había dicho. Se llevaban bien, charlaban… pero luego miraban a sus hijas con desconfianza y decepción. Porque Shyloh sabía que si su madre descubría todo lo que estaba pasando por su cabeza, lo menos problemático que le haría sería desheredarla.

—No quiero no ser como mis padres… —Shyloh se irguió un poco en el sofá, sentándose bien, apoyando los codos sobre sus rodillas y a su vez sujetando su cabeza con las palmas de las manos. Había dejado de mirar a Ridley otra vez—. No quiero ser como soy yo. Simplemente. No quiero ser una princesa, ni quiero ser una sabelotodo, no quiero tener problemas para relacionarme con la gente, no quiero tener que ser la hija perfecta ni quiero tener miedo cada vez que salgo por las noches a pasarlo bien, a beber y perder el control como si fuera una adolescente alocada. Y no quiero sentirme atraída por otras chicas —hundió entonces el rostro entre sus manos. No estaba llorando, solo escondiéndose—. Simplemente no quiero vivir esta vida—repitió.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Sáb Nov 05, 2016 8:44 am

Ridley no la estaba mirando, más entretenida en terminarse su sándwich para tener algo en el estómago con lo que irse a la cama. Odiaba irse sin cenar a la cama, le hacía tener malos sueños y de esos ya tenía bastantes como para añadir más. Tampoco estaba midiendo demasiado las palabras que decía, su historia familiar era un trauma que le había tocado superar y aunque se seguía hablando con su hermana y con sus padres, el vacío que se había creado durante años era demasiado patente.

Así que cuando Shyloh soltó aquella frase que dio paso a una importante perorata, no estaba preparada. Sabía que la rubia tenía en muy alta estima la opinión que sus padres tenían de ella, pero que no había sido capaz de decirles que ya no tenía una habitación para ella sola por miedo a que le obligaran a dejar la universidad, cuando ni siquiera había estudiado fuera de casa de pequeña. Respiró hondo, mirándola con cierto destello de tristeza, pensando por enésima vez que ella había podido haber sido así si hubiera seguido las normas y el ideal de su abuelo. Dejó el plato en el suelo, al lado del sofá para tener las manos libres. Se acercó más a ella y le pasó un brazo por la espalda, frotándole ésta con la palma de la mano. No era muy dada al contacto físico, pero parecía ser que la ocasión lo requería. Además, era la primera vez que Shyloh se abría así con ella y le estaba tocando procesarlo todo muy deprisa, aunque en su cabeza una de las frases se había quedado en modo bucle, con una conclusión. A Shyloh le gustaban las mujeres.

-Bueno, si no quieres serlo...Inténtalo, se como tú quieras ser. Ningún cambio llega de repente, Shyloh, tienes que empezarlo tú...- comenzó diciendo, pero dejó la frase a medias. Tenía la sensación de que siempre le estaba diciendo lo mismo y que le estaba causando un trauma con su forma de ser tan desarraigada -Mira, no, no importa, no me hagas caso. Cada persona es un mundo y vive como puede y ya está. Tú eres una persona maravillosa y que seas muy inteligente o que sepas comportarte o lo de relacionarte con gente no se te de bien...Son facetas tuyas que te hacen ser tú y eso es bueno.- se lo decía muy en serio, mirándola con absoluta convicción. A Ridley, sin ir más lejos, le encantaba su compañera de cuarto, le parecía la chica más dulce e inocente del universo que poco a poco se estaba independizando del amparo de sus padres. -Aunque quizás si que deberías aclararte con eso de que te gusten las chicas. No es nada malo, a mí me gustan las chicas y eso no es un problema, simplemente es otra de tus facetas. Que nadie te diga nunca que eso está mal- añadió con una voz más suave. Ella no había tenido demasiados problemas para salir del armario porque nunca había estado dentro, por decirlo de alguna manera, pero sabía que no era una situación cómoda.

Se quedó unos instantes callada, antes de esbozar una tenue sonrisa -Hoy has bebido y no te has convertido en una adolescente alocada- dejó caer, intentando que viera que no todo era horrible.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Lun Nov 21, 2016 2:39 pm

En principio Shyloh no se movió ni un ápice ni si quiera cuando notó a Ridley acercándose y pasando su brazo por su espalda. Aquel contacto le alivió en cierta manera. Le hizo tranquilizarse y también se planteó la pequeña idea de que estaba tan cómoda con ella tan cercana que no le hubiese importado que Ridley se hubiera lanzado a abrazarla y que se hubiesen quedado así durante toda la noche si hacía falta.
Quizás fuera más bien una fantasía. Algo que no saldría de la imaginación de Shyloh y mucho menos en el estado en el que estaba. En ese momento le daba importancia a otras cosas.

Nunca había mirado su forma de ser de una manera positiva. Shyloh siempre había querido cambiar, a pesar de que siempre hacía todo lo que le gustaba. Pero pensaba que de ese modo al fin podría tener una vida normal con amigos, con compañeros que no le dejaran abandonada. O que al menos no fuera su culpa. Y que sus padres no tuvieran un ojo puesto en ella siempre.

Alzó la cabeza, liberando el rostro de sus manos para mirar a Ridley que se encontraba más cerca de lo que había notado. La cara de la rubia no es que fuera alegría y color.

—Pero si ni si quiera tengo amigos, cómo le voy a gustar a una chica alguna ve… NO —dijo repentinamente negando con la cabeza—… si pudiera cambiar las cosas, esa sería una de las primeras. No está bien, aunque sienta que sí. Mis padres jamás lo aprobarían y… y sería demasiado para ellos —apretó los labios quedándose en silencio unos segundos dándole más vueltas a la cabeza—. Pero no quiero ser una carga Ridley. No quiero ser una carga para mí misma. Me cuesta mucho hacer todo esto —dijo dando a entender que abrirse tanto aunque le ayudara un poco el alcohol le agotaba mentalmente—. ¿Crees que podrías ayudarme con eso? Con lo de las chicas… realmente… mis padres no tienen por qué saberlo. No es que me vaya a casar ni nada —después de todo Rid ya había dicho en voz alta que ella también tiraba por esos lares. Algo que muy en el fondo hizo que en Shyloh se encendiera una pequeña llamita de júbilo.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Miér Nov 23, 2016 6:24 pm

Le preocupaban esos arranques depresivos que le daban a la chica, le daba miedo que pensase en algún momento que aquello no valía la pena y se volviera a casa de sus padres, a seguir viviendo en una libertad acristalada. Y le preocupaba todavía más no poder o no saber ayudarla. No terminaba de entender lo que quería la peliblanca, que no le gustaba su vida pero tampoco quería cambiar. ¿Entonces que era lo que realmente quería?

Le sonrió cuando alzó la cabeza, sin hacer amago alguno de apartarse de su lado, aún haciéndole caricias por la espalda con la mano. Aunque la sonrisa se le apagó un poco cuando repitió que no le podían gustar las chicas por sus padres.

-Shy, son tus padres, debería darles igual que te gusten las mujeres en vez de los hombres, eso sólo lo puedes decidir tú y si no les gusta son ellos quien tienen el problema, no tú- le dijo en voz baja, intentando que viera que la homosexualidad no era nada malo. Ni que estuvieran un siglo atrás, ni mucho menos. Le estrechó con suavidad con el brazo, queriendo relajarla de algún modo. Sabía que abrirse era duro, así que no quería meterle prisa.

-¿Y como quieres que te ayude? Ligar con una chica no es demasiado diferente a ligar con un chico.- no creyó conveniente recordarle aquel beso que compartieron ambas antes de conocerse formalmente como compañeras de habitación, no parecía estar el ánimo para ese tipo de comentarios -Y con lo guapa que eres, dudo mucho que te cueste encontrar a alguien a quien le gustes- omitió decirle que era la mar de simpática una vez que pasaba los nervios iniciales, porque al final volvería a sentirse un disco rallado y no quería eso, ni que pensase que lo decía por decir.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Welcome to my home | Shy

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.