Últimos temas
» In Alpha we trust [Freddie]
Mar Sep 19, 2017 10:37 am por Keith T. Anderson

» Torneo de las fraternidades [NUEVOS TERRITORIOS]
Miér Sep 13, 2017 1:10 am por Brandon A. Lovecraft

» Shape of you
Miér Sep 06, 2017 9:54 pm por Winnie Lovecraft

» Wicked games
Miér Sep 06, 2017 9:29 pm por Auberon Wardwell

» Eagles vs. Horns
Miér Sep 06, 2017 4:54 pm por Tammy Wildenstein

» Y el tío Werther le dice: Un gran poder... conlleva partir en pedazos a todos tus amigos
Mar Sep 05, 2017 7:29 pm por Fantasma NDP

» Como un hongo [libre]
Lun Sep 04, 2017 2:09 pm por Robbie Chee

» Vengan, amiguitos
Lun Sep 04, 2017 11:01 am por Benjamin Walker

» Petición de Rol
Jue Ago 31, 2017 7:09 pm por Benjamin Walker

» Kolob Canyons
Jue Ago 31, 2017 3:24 pm por Tammy Wildenstein

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Un bocadillo de media tarde

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un bocadillo de media tarde

Mensaje por Miranda A. Lovelace el Sáb Jul 16, 2016 12:14 am



Llevaba el móvil pegado a la oreja que, para colmo, ya estaba caliente de tanto rato que llevaba hablando con su padre. Aquella conversacion habia pasado por muchas etapas, como siempre. Primero el saludo, luego la típica pregunta de ``¿como te va en la universidad, cariño?´´ y, finalmente, el tema mas desagradable, que era su situación emocional. Ademas, era el tema que siempre se alargaba y transformaba las charlas con su padre en algo muy oscuro y hostil.

Miranda cambio el teléfono de una oreja a otra y bufo mientras caminaba hasta la nevera con alimentos sellados. Escucho del otro lado de la linea como era mencionado el nombre del innombrable y soltó un gruñido temperamental. -Ya me tengo que ir...Estoy pasando por un túnel...Se corta...Adiós.- finalizo con brusquedad y se lamento cada segundo por haber enseñado a su padre a utilizar un teléfono no-maj. Estaba todo bien con las cartas, ¿quien la mandaba a ser tan débil?.

Señalo un pudin de chocolate a la chica que atendía y le dedico una fugaz sonrisa cuando se lo dio. Entonces, mientras se dirigía a una mesa, por tener la mente tan revuelta, termino llevándose por el medio a un pobre inocente. -¡Huy!.- chillo llevándose una mano a la boca. Esperaba que nada se hubiese roto...Oh, tenia que pasarle eso en un lugar tan lleno de gente, ¿verdad?.


_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Un bocadillo de media tarde

Mensaje por Killian Immëndorff el Sáb Jul 16, 2016 3:51 am

El tiempo entre las clases, las jornadas en la enfermería y sus estudios incipientes sobre la aritmancia era poco, casi nulo, así que cuando existían espacios libres los aprovechaba para satisfacer sus necesidades más básicas como comer y dormir. Sus "comidas" consistían en emparedados, galletas, pastelillos y litros y litros de café,  alimentos simples que no le quitaban más de un par de minutos en devorar, así como sus ciclos de sueño circundaban las 4 o 5 horas si tenía suerte. Algo extraordinario ocurrió esa mañana, por fin tenía el tiempo para poder asistir a Food Court y engullirse un buen almuerzo para después volver a sus actividades diarias.

Salió de la facultad de Sanación, sufriendo los estragos de la luz del sol que lastimó su vista por algunos instantes. Luego de que sus ojos se aclimataran a la intensidad luminaria apresuró el paso. Rápidamente fue atendido y levantó la vista con su charola entre las manos buscando un lugar. Apenas dio algunos pasos cuando sintió un empujón que hizo que toda su comida cayera sin remedio. Maldijo por lo bajo y se agachó a recoger un poco el desastre que había hecho. Enfadado, sacudió la mano que se ensució y al alzar la vista solo pudo negar con la cabeza y sonreír.

- Sí....uy! Deberías estar comprándome otro almuerzo ¡y un postre! por el crimen que acabas de cometer. -

Se levantó rápido y llevó lo que pudo recoger del suelo directo al depósito de la basura, incluyendo la bandeja sucia, colocádola arriba. Encontró servilletas limpias y limpió sus manos, conjuró un aguamenti con la mano -ventajas de ser un mago sin varita- y terminó de lavarse las manos. Sacudió la poca agua que escurría sobre la cara de la rubia y luego le dio un sonoro beso en la mejilla.

- Siéntate conmigo. Hace tiempo que no hablamos.-

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.