Últimos temas
» Intercambios
Jue Oct 12, 2017 9:17 pm por Charlie Blue

» Animagos o cambiapieles
Jue Oct 12, 2017 9:04 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Sultans of Swing (Tammy)
Miér Oct 11, 2017 10:02 pm por Tammy Wildenstein

» Shape of you
Miér Oct 11, 2017 9:41 pm por Winnie Lovecraft

» Chris, para los amigos (RELACIONES CHRISTOPHER WEAVER)
Miér Oct 11, 2017 8:14 pm por Christopher Weaver

» Petición de Rol
Miér Oct 11, 2017 4:14 pm por Charlie Blue

» Fine, fine, fineee, I said FINE!
Mar Oct 10, 2017 10:03 pm por Tammy Wildenstein

» Tina's Cellphone
Mar Oct 10, 2017 12:33 pm por Freddie Bolton

» Como un hongo [libre]
Mar Oct 10, 2017 12:29 pm por Freddie Bolton

» Wicked games
Mar Oct 10, 2017 11:50 am por Judah Wildenstein

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Sangre en las ventanas.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Sáb Ago 06, 2016 10:17 pm

¿Cuantas conexiones podía tener un no muerto en el congreso mágico? Las suficientes como para al menos saber donde había estado viviendo su hijo mayor los últimos años a pesar de que él no tuviera ni la menor idea de eso.  Harley siempre le había dado su espacio personal, con excepción de las ocasiones en las que entraba a su habitación sin tocar y cosas por el estilo que una madre normal hace, no era su culpa ser un cliché desde el inicio de su vida. Pero sí, le daba su espacio por que comprendía que a veces los hijos y los padres no podían llevarse siempre bien, por ejemplo ella había pasado años enteros sin dirigirle la palabra a su madre y a la fecha solo la veía cuando era estrictamente necesario (o en funerales, pero nunca la invitaban igualmente por que siempre decía algo inapropiado).

Sin embargo Bastian seguía siendo su Bastian, su hijo quién recientemente había sido atacado por una cosa infernal según Mina le había dicho, aun que no hubiera sido "atacado" en verdad y las palabras nunca hubieran salido de su amiga, ella lo había interpretado así, como interpretaba muchas cosas por su cuenta.

Con Tina era diferente por que siempre había sido fuerte (o eso le parecía), Bastian era especial en su corazón y aun que una madre no debería decir eso, en realidad ella sabía que era su preferido, por que tenía más la sangre Schweinsteiger en sus venas y era algo que ella simplemente no podía resistir.

Estaba afuera de su casa, nunca había ido tal cual a ese lugar por lo mismo del espacio personal, pero ahora era diferente, se sentía con un extraña obligación de estar ahí para él, de quererlo y abrazarlo por siempre como cuando era pequeño y vivía arrojandole cosas o simplemente llorando durante noches enteras sin dejarla dormir.  Extrañaba esa sensación tanto como extrañaba estar viva, pero eso era más importante en su lista de cosas.

Hola? Hola? ¿Donde está el timbre en esta cosa? - Estaba hablando muy fuerte afuera, en el portico, presionando mal (a proposito) donde se supone que el timbre debía estar. Se que estás adentro, está escurriendo sangre por las ventanas, abre antes de que los vecinos te vean.

No era cierto lo de las ventanas y mucho menos lo de los vecinos, la calle estaba sola completamente, pero si podía escucharlo dentro y sabía muy bien que seguramente estaría preguntandose como diablos llegó a ese lugar.

yo así pero menos vintage

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Sáb Ago 06, 2016 10:34 pm

Seguía dándole vueltas al asunto de la bestia que había surgido en BK, por supuesto. Había notado que su magia, para él, había sido como un espejo, como si se viera reflejado en algo aunque millones de veces más terrible y letal. Eso lo asustaba pero a la vez lo había vuelto más determinado. Si había manera de evitar que algo así volviera a pasar, estaba dispuesto. Sacar a pasear a Steve, su nueva mascota, lo ayudaba a mantener la cabeza despejada. Era un poco complicado mantener a un perro de ese calibre, pero había demostrado ser muy leal y estar muy bien educado, solo tenía que sacarlo por lo menos dos veces al día, dejarlo hacer ejercicio y esas cosas. Cuando Harley llegó, precisamente, se estaba preparando para un paseo nocturno, poniéndole la correa aunque no era necesario porque Steve siempre caminaba muy cerca de él.

Se quedó muy quiero al escuchar la voz de su madre siendo ridícula diciendo que no encontraba el timbre. Inmediatamente le echó la culpa a Porpentina de que ahora Harley supiera dónde vivía. Estaba a punto de mandarle un mensaje pidiéndole una explicación pero su madre empezó a decir esas locuras de la sangre en las ventanas y se vio obligado a abrirle con una expresión de completo hastío.

No estaba siendo empático con lo que su madre pudiera sentir luego del ataque en la universidad. Podía saber que estaban bien pero a él no lo había visto y en el fondo, Bastian sabía que estaría preocupada a su manera, o que querría decirle cosas. Pero él simplemente no se sentía cómodo a su alrededor, no quería ser querido ni abrazado, se había vuelto un hombre de hojalata con respecto a su madre.

-¿Te quieres callar con lo de la sangre en las ventanas?, ¿quieres que la gente empiece a decir cosas? Entra de una buena vez. Y el timbre está aquí, ¿lo ves? se presiona así…

Lo presionó un par de veces, lo que alertó a Steve, que se adelantó arrastrando la correa y se quedó estático al ver a Harley, gruñendo un poco aunque sin ser muy agresivo. Parecía que la condición de Harley lo estresaba un poco.

-¿Qué necesitas?

Se sentía como un maldito pero tampoco podía evitarlo, no podía dejar de sentirse traicionado por ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Sáb Ago 06, 2016 11:40 pm

En cuanto Harley escuchó los pasos se quitó de la puerta, aun que su expresión al ver a Bastian abrirle la puerta fue memorable. Le sonrió de manera amplia y se quedó a unos pasos, él era muy alto y siempre le había parecido que tenía la complexión de Werther, era muy parecido a él aun que en rubio, con ese gesto molesto todo el tiempo. Había pasado mucho tiempo desde la última vez que lo había visto, pero a ella le habían parecido a penas días.

Perdóname, es que a mi edad ya se me olvidan las cosas. ¿Me invitas a pasar? - Era una estúpida cosa de gente como ella, aun que técnicamente ya la había invitado con eso de que pasara antes de que los vecinos se dieran cuenta de las locuras que decía en la calle. Era un plan con maña, Harley siempre había sido así con sus hijos, los conocía muy bien a pesar de lo que pudiese pensar o la lejanía que había entre todos.

AGH QUE ES ESO, POR QUE TIENES ESA COSA BASTIAN - Harley chilló, aun que de una manera graciosa al ver al perro; desde niña siempre había tenido un recelo muy grande hacia las mascotas, cosa que sus hijos habían resentido, Bastian y Tina nunca habían tenido mascotas de niños, Egon era diferente por que básicamente vivía con ella pero convivian menos, por el estado en el que ella se encontraba.

¿Me va a morder? ¿me va a matar? Protegeme por la magia.- Se ocultó tras él, aun que luego de unos momentos se dio cuenta que ponía más nervioso al perro y trató de calmarse, como si en verdad hubiera estado actuando todo ese tiempo y entró a la casa.

Que bonito lugar, te hacen falta cortinas divertidas, tengo unas muy bonitas que le pueden quedar al color pardo de las paredes. ¿Por que nunca me invitas a conocer tu casa? Tuve que preguntarle al de bienes raíces por ti, que bueno que me debía un favor.  ¿Como se llama tu mascota? ¿Como se llama tu lampara de noche? .- Bueno, para ella eran cosas importantes sobre la vida de su hijo, uno no puede estar por ahí sin nombrar a su mascota o a su lampara de noche o a su sillón. Eran cosas esenciales cuando vivías por tu cuenta, no recordaba habérselo dicho pero ahora contaba, ¿verdad?.

¿Qué necesito? Quería verte y saber si estabas bien. Mina me dijo de esa cosa que apareció e la Universidad. - Su tono de voz parecía despreocupado, pero que le preguntara cosas así como así en realidad decía mucho de lo preocupada que estaba por su hijo, él específicamente (y Harley lo sabía) era más susceptible a esa clase de cosas.

Ella se había parado a unos metros de él viendo la casa como examinándola, como si buscara algo en ella, pero   al parecer no había encontrado nada. - Quiero que me digas qué pasó, ¿tu lo sabes? ¿Has tenido alguna visión?

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Ago 07, 2016 12:10 am

-Ya te dije que puedes pasar.

Escucharla chillar que por qué tenía esa cosa le hizo dibujar una media sonrisa maliciosa mientras se acercaba a Steve y ponía una mano sobre su cabeza para tranquilizarlo y dale a entender que todo estaba bien.

-No lo estreses, ¿quieres?

Se acuclilló al lado del perro para mirarlo a los ojos y decirle “sí, lo sé, te entiendo, tengo el mismo sentir” al animal, solamente para molestar a su madre, aunque siempre había tenido la impresión de que a Harley se le resbalaba todo, que simplemente no era una madre normal y no entendía ni siquiera ese tipo de indirectas. Steve se sentó aunque se le quedó mirando fijamente a Harley de todos modos, atento a cada uno de sus movimientos.

Apretó los labios cuando su mamá empezó a hablar de “cortinas divertidas”, le dejaba claro que aquello no había sido culpa de Porpentina sino de algún idiota en el congreso y terminaba preguntándole por el nombre de su lámpara de noche. ¿Qué esperaba que le contestara?, ¿que su lámpara se llamaba Manolo? Bastian sabía que detalles idiotas como ese la complacerían, pero hacerla feliz no estaba en sus planes inmediatos. Por eso solo hizo un gesto de exasperación, como quien trata con una niña sin tener paciencia para los niños en general.

-No te invito a conocer mi casa por obvias razones. El perro se llama Steve.

Sabía que estaba preocupada por eso que había ocurrido en la universidad, y también sabía por qué le preocupaba tanto. Él solamente negó con la cabeza y luego le hizo un gesto estirando ambos brazos, como dándole a entender que estaba entero.

-No sé qué pasó. Previo al huracán tuve varias visiones pero en esta ocasión no hubo nada que me advirtiera. Los sellos se rompieron, aquella cosa emergió de una dimensión infernal, dos chicos murieron. Lo que tú sabes, lo que mi tía pudo haberte dicho, es lo mismo que yo sé.

Se recargó en la pared más cercana, cruzado de brazos y desde ahí miró a su madre.

-No tuvo nada que ver conmigo, ni me siento diferente, si eso es lo que te preocupa.

Aunque en realidad sí sentía que tenía mucho que ver con él. Bajo el estrés en el que se había encontrado por no poder salvar a sus primos inmediatamente, la sangre que había explotado hacia todas partes se había aparecido primero sobre él y los suyos, había sido como una especie de visión vívida, compartida. Él lo había sentido como un mensaje, pero no sabía cómo decirle eso a Harley, o si tendría que decírselo en primer lugar.

-Mi hermana está bien y yo estoy bien, es lo único que importa al final, ¿no?.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom Ago 07, 2016 12:57 am

Estaba loca, eso ya era algo que se daba por sentado, pero en verdad le gustaba mucho el carácter de Bastian, siempre tan centrado y serio, le causaba una alegría diferente en su muerto corazón, era algo que solamente le pasaba con él, tal vez por que Porpentina siempre había tenido un corazón blando en el fondo y por que Egon era una dulzura extraña que no lograban contrastar lo suficiente con ella. Por eso Bastian era su preferido y en realidad no tenía ningún reparo en decirlo si alguien le preguntaba, ella no se preocupaba por esas cosas tontas de "a todos tus hijos los quieres igual" no funcionaba para ella.

Cuando estiró los brazos ella lo tomó de uno examinándolo como si de verdad esperara encontrar alguna herida o algo diferente, no era así y se hubiera dado cuenta de inmediato, lo hacía solo por molestarlo por que así era ella. Lo soltó luego de unos momentos, tampoco quería incomodarlo (mucho).  En realidad, de todas las personas en el mundo, Harley era la que no tenía miedo de su hijo. Jamás lo había visto con temor sin importar las cosas extrañas que hiciera, para ella era algo tan natural como respirar.... si es que ella respirara.

Ay Mina solo me dijo que estaba enojada por que Mike no la dejó morirse, muchos detalles de todo no me dio - Lo dijo como si fuera la cosa más casual del mundo, en realidad a ella no le importaba si se habían muerto estudiantes, como si en su época no se hubieran muerto personas. Solo rodó los ojos.

En verdad Harley podía leer a través de lo que Bastian le decía, sí, él podía ser un chico muy cerrado ante los demás pero ella era su madre, le había enseñado a usar una cuchara y por ende sabía lo que estaba pasandole. No conocía las artes oscuras que habitaban en su cuerpo, pero tenía una idea muy cercana de todo aquello, mucho muy cercana si se lo preguntaban, no le podía mentir tan fácilmente.

Estás diciéndome que, una criatura salida del abismo infernal de donde provienen las cosas que salen de ti salio a saludarlos y a abrir personas como si fueran regalos navideños y no tiene nada que ver contigo y no te sientes diferente? Claro, tiene completo sentido para mi. Ahora dime ¿estás comiendo bien?   .- Eso se lo dijo con sarcasmo por supuesto, cruzándose de brazos.

Si, al final del día lo que importaba es que Porpentina y él estuvieran bien, los demás podían irse al demonio, ella no los había parido al final de cuentas.

¿Qué visiones después del huracán?  ¿Por qué ya no me cuentas nada? .- Le recriminó, aun que parecía más la exigencia de una niña, hasta dio un pisotón en el suelo que hizo que el perro levantara las orejas, ella inmediatamente se disculpo en silencio con la criatura, como si en verdad pudiera entenderla .- ¿Por qué me alejas? Yo te puedo ayudar con las visiones para que expandas esa parte de ti, estoy algo oxidada en esa materia pero no me gusta que pases por todo esto solo Bastian.... no cuando estoy aquí y tengo mucho tiempo libre, si?  

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Ago 07, 2016 1:23 am

Apretó de nuevo los labios porque le exasperaba la manera en que Harley hablaba. En algún momento entre su infancia y su adolescencia le había parecido una mujer única y divertida, pero después poco a poco se había convertido en un dolor de cabeza para él; un vergonzoso dolor de cabeza. No le respondió nada respecto a su tía, sino que rodó los ojos también.

-Sí mamá, los abrió como si fueran regalos navideños. Qué ingeniosa, como siempre.

Se llevó ambas manos al rostro para tallárselo, y también se los pasó por el cabello, despeinándose en el proceso. Estaba intentando no molestarse de más, manejar a su mamá con toda la paciencia que era capaz de reunir.

-No me siento diferente, no sé qué quieres que te diga. Luché contra la criatura con mi propia magia, y funcionó, así que sí, básicamente esa cosa y yo estamos hechos de la misma magia. No creas que me siento orgulloso por eso, o que es algo que voy a decir en voz alta a cualquiera, aunque seguramente todos los que estaban a mi alrededor lo notaron.

Se sorprendió que le preguntara por qué ya no le contaba nada como si hubiera sido de un día para otro el cambio. En realidad hacía mucho tiempo que Bastian no le hablaba igual a su madre. Cuando Egon había nacido algo había cambiado en ellos, pero Bastian se había esforzado lo más posible en no odiar a Harley. Al final simplemente no había logrado ganar esa batalla.

-¿Por qué te alejo? Porque tuviste un hijo con un desconocido, porque te quitaste el apellido de mi padre pero al mismo tiempo hiciste un buen trabajo llenándonos la cabeza de estupideces como de que era un buen tipo que amaba a su familia y no sé qué más, porque estás loca y eres como tóxica para mi. Porque realmente nunca has entendido nada. Por eso te alejo, no te necesito. Y ahora mucho menos. No sé por qué pretendes que nos sentemos a tomar café a que te cuente mi vida.

Nunca había sido delicado y a veces realmente parecía que nada ni nadie le importaba lo suficiente como para esforzarse. Ahí estaba la prueba de que aunque lo intentaba, a veces solamente dejaba salir la parte más desagradable de su personalidad, y lo peor era que solo en esas circunstancias parecía estar en su verdadera piel.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom Ago 07, 2016 1:53 am

¿Y no te dio miedo? ¿Ver esa cosa directamente? ¿Saber que esa magia es lo que tienes dentro? Es la primera vez que estas frente a algo así, no vengas a decirme que esas cosas no te causaron nada por dios. - Por que si, ella no creía que esa magia era de admirarse, era magia oscura y maligna, su hijo no era maligno, en ningun sentido, ella lo creía así al menos, pero lo que tenía dentro era muy diferente.

¿Que debía sentirse orgulloso? Claro que no! esa era magia de sangre, magia que destruía todo lo que tocaba, la misma magia que había terminado por destruir a Werther, magia que simplemente jamás debería haber existido. Harley la odiaba y odiaba todo lo que tuviera que ver con ella, excepto Bastian, era como lo único bueno que había salido de todo aquello, que ahora su hijo no cargaba con las maldiciones de su sangre, aun que a su parecer tenía cosas peores con las cuales lidiar. No se lo dijo por supuesto, pero quiso hacerselo ver con una mirada de recelo.

Y por qué crees que todos se dieron cuenta? ¿La has dejado salir en la escuela? ¿Ves? esa clase de cosas son las que quiero que me digas, nunca entiendes nada en verdad.- No era un reproche, bueno si pero era más como para obligarlo a que le dijera exactamente que había sucedido; esa era la cuestión con Harley, presionaba mucho hasta saber exactamente lo que quería saber, en este caso si Bastian había o no tenido algo que ver con aquella criatura y con lo que Mina le contó de las maldiciones que entraban en las personas, algo que le había dicho muy por encima de la situación pero que a ella le pareció importante.

Lo siguiente fue muy duro, incluso para ella, pero tampoco iba a lanzarse a hacer un drama de la situación, ella era muy practica en ese sentido y solamente rodó los ojos aun cruzada de brazos, como si estuviera diciendo un gran "por dios"  hasta que él terminó aquel reproche.

A ver...  vamos a poner las cosas claras de una vez por todas.  En primer lugar no bebo café ¿si? Encuentra mejores metaforas para tus oraciones por dios, ¿No te enseñé bien?... en segunda.... - No quería hablar de Werther, en verdad no quería por que le dolía y se notó un poco en el titubeo de su voz, mismo que trató de contener al momento de que él lo mencionó, sin darse cuenta Harley había estado elevando la voz, como si quisiera hablar por sobre encima de sus palabras.- Tu padre era el mejor hombre que existía en este planeta pero ninguna persona podía comprenderlo. Si tuve un hijo o no o si me cambié el apellido no hace que ese hecho cambie o que yo lo ame menos ni ahora ni nunca, ¿Entendiste?   Deja de excusarte en esas cosas para odiarme, necesitas un nuevo repertorio.

Lo estaba viendo de manera severa, como no veía a nadie más que a él quién se atrevía a decirle las cosas así, directamente. En verdad Bastian era la persona que más quería en el mundo y no se daba cuenta de lo que ella estaba dispuesta a hacer por su hijo, simplemente él no lo entendía - Y no, yo no estoy loca, son solamente esa clase de cosas que todos te metieron en la cabeza pero estoy perfectamente en control de lo que digo y hago. Tal vez no me necesitas pero yo quiero estar ahí para ti, entiende que hagas lo que hagas jamás podrás librarte de mi.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Ago 07, 2016 2:21 am

Borró inmediatamente de su memoria a corto plazo lo de las metáforas. Había alzado la voz también para hacerse escuchar por encima de Harley y de pronto aquella parecía una lucha encarnizada de ver quién hablaba antes y por su parte, también de ver quién hablaba más fuerte.

-Mi padre ¿el mejor hombre que existía en este planeta? NO ME HAGAS REÍR.

Aunque eso fue justo lo que hizo, dejar salir una risa cruel y desinhibida, que seguramente nadie le había escuchado jamás, pero que su madre siempre había tenido la facultad de liberar con las cosas que decía.

-El asesino de la década, el mejor hombre que existía ene este planeta. ¿Tan siquiera escuchas las estupideces que dices? Y no, no me digas que lo hacía por la familia, porque él ya mataba a muchos desde antes de forjar algo contigo o conmigo o quien fuera.

Odiaba que se esforzara en idealizar de ese modo a su padre. Bastian no creía que hubiera sido un gran hombre si no le había importado crear lo que había creado solo por demostrar un punto. Que podía desafiar maldiciones y destinos con tal de que su primogénito fuera perfecto, aunque fuera a su manera. Bastian no creía que eso lo hiciera un buen hombre.

Sal de tu mundo de inventos, mamá. Te detesto porque todo en nosotros siempre ha sido una mentira de mierda. TODO. Tu locura nos ha hecho vivir una vida terrible, primero llenándonos de mentiras con respecto a mi padre, luego engendrando a ese hijo de quién sabe quién, sin tener la decencia si quiera de decírnoslo. Y luego tu estúpida enfermedad que te hace inventarte nuevas vidas porque simplemente no puedes soportar la tuya.

No se daba cuenta de lo que Harley sentía por él, y si se daba cuenta parecía que no le importaba. Ella sacaba lo peor de él de cualquier forma, todo eso que siempre se esforzaba tanto en guardar. Lo había hecho desde que era un niño pequeño, pero aún no sabía por qué. Al mismo tiempo era extraño, porque era como si Harley lo hiciera más fuerte, más seguro de sí mismo, más transparente, así que en cierto sentido retorcido, sí, la necesitaba, aunque fuera para ser él mismo por fin.

-La gente no me ha metido cosas en la cabeza, sé que estás loca porque he vivido contigo. No creo que estés en perfecto control de nada. Te quiero lejos de mi, no sé ya de qué manera hacértelo entender. No me retes con eso de que jamás podré librarme de ti, no quieras apostarlo…

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom Ago 07, 2016 11:31 am

SI, TU PADRE ERA EL MEJOR HOMBRE QUE EXISTÍA - Ella también ya estaba gritando, aun que no parecía enojada, parecía como si solamente quisiera ganar ese argumento y ya, no que se ofendiera por las cosas que Bastian estaba diciéndole o la forma en la que le hablaba.  En realidad Harley solamente se comportaba como ella era directamente con sus hijos, eran los únicos que podían hacerla sentir viva de nuevo, pero Bastian era el que le generaba esa sensación de melancolía y añoranza, tal vez por que cada vez que peleaban le recordaba mucho a Werther, tal vez por eso inconscientemente buscaba esa clase de encuentros entre ambos y por ende por eso Bastian la odiaba.

Le gustaba matar, si? es como cuando a las personas les gusta ir de cacería y ya, tampoco dije que fuera perfecto, solo que era el mejor que yo conocía si? .-  ¿Idealizarlo? No, más bien era como que simplemente había decidido ignorar esa pequeña y maligna parte de él; ella se lo había prometido frente a las cenizas de lo que había quedado de su cuerpo, que ella se iba a encargar de que sus hijos conocieran al hombre que ella sabía que existía debajo de esa oscuridad, claro que no contaba con que el mundo exterior los juzgara tan duramente, por eso los había mantenido viajando de chicos, para protegerlos de alguna manera de los demás hasta que eso simplemente fue irremediable.

A ver explícame ¿Qué ha sido una mentira? ¿QUÉ? ¿Tu conociste acaso a tu padre? ¿Ellos lo conocieron al menos? NO, NADIE LO CONOCIÓ COMO YO, NADIE ABSOLUTAMENTE. Nadie tiene el derecho de decir si lo que les dije yo o no era una mentira así que cuida tu lenguaje y no me vuelvas a hablar de esa manera que soy tu madre al final de cuentas te guste o no. - Eso ultimo se lo dijo como una advertencia aun que ahora si se le notaba que estaba enojándose, hasta señaló al suelo con el dedo índice como advertencia ante lo de no volver a hablarle de esa manera y frunció las cejas.

No es que Harley estuviera mintiendo o les hubiera mentido en nada sobre su padre, pero ella en verdad había conocido un lado de él que sentía nadie más conocía y esos recuerdos seguían demasiado vivos en ella, la forma en la que miraba a Bastian dormir o cuando conjuraba cosas para él y las carcajadas de ambos llenaban la habitación donde se encontraban. Ella se había encargado durante toda la infancia de Bastian y Porpentina de que conocieran ese lado y no el del asesino que guardaba cadáveres putrefactos en la cripta familiar.

¿Entonces eso te haría feliz? ¿No saber más de mi? pues no lo vas a  tener entiéndelo de una vez. - Le quería decir que ella siempre iba a estar ahí preocupándose por él de una u otra manera, cada día y cada segundo que se mantuviera en ese mundo, por que era su hijo y por que lo quería, pero no completó las palabras por que ya se estaba poniendo como loca.

Explícame, EXPLÍCAME TAMBIÉN que fue tan terrible de tu vida conmigo, dímelo. Y NO MENCIONES EL INCIDENTE DE LAS OVEJAS QUE ESO YA QUEDÓ EN EL PASADO.- Cuando Bastian tenia unos 9 años y vivían en escocia se habían quedado varados en un auto en medio de una terrible tormenta por que Harley los había llevado a conocer a la oveja más grande del mundo. Había sido horrible pero al final un granjero los rescató de la lluvia y el viaje no había estado tan mal después de todo.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Lun Ago 08, 2016 6:01 pm

-ESTÁS DEMENTE, ¿CÓMO PUEDES DECIR ESO? Si era lo mejor que conocías entonces seguro conociste mucha gente horrible en tu vida, ¿por eso eres así? POBRECITA.

Que a su padre le gustaba matar como a la gente le gustaba ir de cacería o cosas así. En verdad, se exasperaba demasiado porque no tenía la capacidad de ignorar las cosas que eran obvias, como su madre hacía y como Porpentina aparentemente también había aprendido a hacer.

-No debe ser muy difícil hacerse una idea de la clase de persona que era tomando en cuenta a qué dedicó su vida. Presidente Alpha destacado de día, asesino serial de noche, qué agradable, qué normal.

Claro que no lo había conocido, no recordaba nada de él aunque sabía, porque su abuela se lo había dicho, que era el único que lograba realmente hacerlo feliz cuando era un bebé, que habían pasado buenos momentos juntos. La abuela también tenía una percepción distinta de su padre, pero simplemente eso no anulaba lo que había hecho.

Se pasó una mano por la cabeza mientras Harley repasaba el episodio de las ovejas. No se había dado cuenta pero de nuevo, todo levitaba a su alrededor y Steve estaba gruñendo como si le estuviera advirtiendo que se calmara.

-TODO FUE TERRIBLE CONTIGO, incluso esa tontería. Por culpa de esa maldita oveja mi hermana le tiene un miedo horrible a las tormentas. No hiciste nada bien. Nunca tuviste las armas para explicarme quién y qué era yo. Y luego no tuviste las armas para cuidar a mi hermana como era necesario. La dejaste ser una chiquilla irresponsable que solo quería tu atención y tus cuidados como de una madre NORMAL. Era terrible llegar a casa sin saber si seguías siendo Harley o si ahora era Rosalie, o Martha, o Simone, o cualquier otra desconocida que se inventaba historias como una demente. Y ahora estás muerta, y a eso se resume lo que has sido para mi.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Lun Ago 08, 2016 10:35 pm

Entonces qué querías que te dijera? Que era un maldito sin corazón que mataba a todo el que se le pusiera enfrente?? Eso querías? Ay maldita sea calla a ese animal y ya destruye algo por dios - Eso se lo dijo poniéndose una mano en la cien; tal vez no sabía exactamente que hacer con Bastian cuando la magia salía sin control, desafortunadamente lo que él decía era cierto y jamás había podido encontrar la forma de ayudarlo a controlar lo que tenía dentro por que ella misma no lo entendía, había visto esa magia pero era algo muy antiguo y desconocido para ella. Sin embargo la experiencia le había enseñado que las muestras de magia lo ayudaban a tranquilizarse, como si algo hiciera eco en su interior.

Y dime, la Miss Simpatía que hubieses deseado que fuera por madre te hubiera ayudado? ¿Habría hecho algo diferente? .- Ella había intentado dentro de sus posibilidades ser la mejor madre que podía, no había tenido un gran ejemplo en realidad con la suya pero había intentado en realidad estar ahí para ellos.  Si bien no era la típica madre que les hacía desayunos y los enviaba a la escuela, siempre estaba con ellos cuidándolos y amándolos de manera incondicional. Sí, era impulsiva y la mayoría de las ocasiones no media las consecuencias, como esa estúpida vez de la oveja gigante, pero también era esa madre que los cuidaba cuando estaban enfermos y les explicaba a su manera su forma de ver la vida.

Siempre había sido dificil para ella ponerles limites, pero era por que quería que ambos se formaran una perspectiva de lo que era bueno o malo sin que tuvieran que depender de ella, los había hecho auto suficientes.

Mira, entiendo que hayas decidido ver la vida de esa manera y no te juzgo, pero no quiero que termines así culpándome por todo lo que ha sucedido en tu vida. Tu eres al final del día quién decide la manera en la que quiere ver las cosas. Si quieres pensar que yo solamente fui la persona irresponsable que te convirtió en lo que eres está bien, pero es tu decisión Bastian. Muerta o no igual te voy a querer siempre.  

Desde que se había convertido en madre tenía una clara idea de lo que quería y lo que no quería que su hijo tuviera.  Por un lado estaban Werther y Wilhelmina con una educación demasiado férrea y por el otro estaba ella que no había conocido limites. En verdad había hecho todo lo posible por mediar, pero simplemente había sido un gran trabajo tener que criarlos a ellos dos sola, por que si, Cordula le había ayudado al igual que sus padres, pero al final del día ellos tres habían sido una familia, al menos hasta la llegada de Egon.

Además... ¿Crees que no me hubiese gustado explicarte lo que eras? Dios Bastian... hubiese dado cualquier cosa por comprenderlo yo misma, ayudarte de una manera verdadera. Ni siquiera me di cuenta de las proporciones a las que ese hechizo había llegado hasta que ya eras mayor. .- Iba a decirle que todo hubiese sido más fácil si su padre estuviera con ellos, pero no lo creyó conveniente, además solamente de pensarlo algo en el pecho le dolió, era uno de esos sentimientos verdaderos que podía experimentar aun después de muerta.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Ago 14, 2016 12:10 am

Solamente la ansiedad de llevarle la contraria a su madre a toda costa, un rasgo que era muy característico de cualquier Schweinsteiger que se preciara, lo llevó a tranquilizar el ambiente él mismo, a poner todo su esfuerzo en ello. Lo dicho, eran los sentimientos más negativos que encontraba en su cuerpo los que lo ayudaban a controlar esa magia, él lo sabía y por eso le costaba tanto todo eso. Las cosas dejaron de levitar y Bastian miró a su madre como si la retara.

-No lo sé, no sé qué hubiera hecho la madre ideal, honestamente.

Por otro lado, sabía que su madre tenía razón aunque odiara admitirlo. Al final él era quien decidía cómo iba a enfrentarse al mundo y por qué. Pero lo que Harley no se daba cuenta era que si no era así, como era, entonces se tendría que enfrentar a una oscuridad que él no estaba dispuesto a acoger. Todos parecían juzgarlo muy fácilmente, incluso su hermana, o Donnie, porque no quería sacar lo que tenía en su interior con toda libertad, como si fuera un idiota por reprimirse, pero no se daban cuenta de que era aún más difícil haber decidido no hacerlo.

-¿Y qué hiciste por ayudarme, dime? Llevarnos por el mundo a viajar y formarte personalidades nuevas porque tu cabecita no podía con la carga que llevabas encima. Eso hiciste.

Sabía que estaba siendo deliberadamente injusto con ella, pero no podía evitarlo, sentía demasiado veneno dentro. Steve se acercó a él y se sentó a su lado, Bastian le puso una mano en la cabeza y lo acarició un par de segundos antes de volver a mirar a Harley. Él también lo sabía, que de haber tenido con ellos a su padre, todo hubiera sido distinto, habría sabido afrontar esas cosas, pero ¿qué habría significado tener a su padre? quizá haber sido educado para ser distinto, incluso para ser un arma. Ni siquiera quería averiguarlo.

-Mamá, necesito que te vayas. Simplemente no puedo hablar contigo. No sé qué quieres de mi, ¿que cenemos juntos una vez a la semana y seamos una familia medianamente normal? es imposible, no puedo hacerlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Mar Ago 23, 2016 1:17 pm

Ella se cruzó de brazos sintiendo que había ganado una pequeña batalla cuando todo se había calmado en la habitación, luego inmediatamente su mirada se suavizo. No le gustaba ser severa con sus hijos, por eso jamás había sido buena para imponerles castigos o tratar de controlar sus vidas, siempre había respetado sus deseos y por lo mismo muchas personas le decían que tanto Bastian como Tina podían llegar a ser muy caprichosos en sus vidas, ella culpaba al carácter de Werther que al parecer ambos habían heredado, sin embargo también era un parte su culpa.

No le dijo nada de qué había hecho para protegerlos porque si, exactamente eso justo había hecho, llevarlos por el mundo para que no tuvieran que sufrir las consecuencias de un país que estaba reconstruyéndose, las miradas acusadoras de la gente que sabía lo que su padre había hecho, había tratado de alejarlos lo más posible de todo eso. No podía borrar el pasado, no podía hacer que Werther fuera completamente el mejor padre del mundo, sin embargo podía cuidar lo que sus hijos sabían de él, era mejor que la otra alternativa, ¿no?

Bueno la carga es mejor si nos la repartimos entre muchas, no? – Le sonrió como si no le hubiera dado importancia a sus palabras e incluso alejó con una mano lo pensamientos y luego caminó por la casa observando alrededor y haciendo con el pie hacia un lado las cosas que se habían caído para no pisarlas mientras iba hacia la cocina.

¿No puedes hablar conmigo? Bueno no hables… ¿Qué tienes de comer? ¿Quieres que te prepare algo? -Fue hasta la cocina y comenzó a mover las cosas a su alrededor para ver qué era lo que tenía que pudiera cocinar.- Ay lo normal es aburrido, no somos una familia normal y eso está bien. Necesitas comprar más cosas Bastian, mira no tienes nada para cocinar, ¿No estás pasando hambre verdad?

Había evadido deliberadamente todo indicio de que la conversación había terminado ahí, como se lo había dicho a Bastian, no podía librarse de ella tan fácilmente, a menos que literalmente la sacara de ahí a la fuerza, aunque eso tampoco iba a resultar bien.

¿Qué va a hacer la Universidad al respecto de los muertos? ¿Sabes algo? – Luego de decir eso tomó un par de rebanadas de pan y comenzó a prepararle un emparedado con las orillas cortadas y todo, con mucho cuidado, aunque en realidad lo hacía solo para mantenerse ocupada.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Jue Ago 25, 2016 6:45 pm

La miró atónito cuando empezaba a deambular por su casa como si él jamás le hubiera pedido que se fuera, mientras hablaba de aquella tontería de que lo normal era aburrido, una frase sobrevalorada para que la gente pudiera justificar las tonterías que hacía, o eso pensaba él, tan hermético como siempre. No le contestó nada respecto a las cosas para cocinar, seguía en estado de shock de que su madre decidiera ignorar por completo sus obvios deseos de que se fuera.

-¿Qué crees que van a hacer? Dar discursos y hacer un funeral simbólico. Eso van a hacer.

Él lo sabía porque formaba parte del cuerpo docente. Iban a arreglar lo que estuviera mal, iban a volver a revisar los sellos solo para encontrarse con las huellas de una obvia traición dentro del departamento de Seguridad Mágica, e iban a decir palabras bonitas respecto a los que se habían ido. Bastian no había conocido muy bien a Wes, y a Josh solo porque había sido novio de su prima, no sentía ningún dolor por lo que había ocurrido. Estaba preocupado por sus primos en el hospital, pero nada más. Seguía pensando que aquella experiencia había sido como verse en un espejo.

La miró hacer su sándwich con dedicación, sabía que lo estaba haciendo solo para parecer que tenía muchas cosas que hacer y que decir en su casa. Y solo en ese momento cedió, quizá porque la imagen de verla haciendo eso le recordó a cuando era un niño, cuando no sentía todo eso tan negativo por ella, cuando la veía como el ser más perfecto y hermoso de la tierra. Siempre había sido un niño difícil, pero no siempre había sentido rencor hacia su madre.

-¿Nunca pensaste en visitar a Wardwell en la cárcel para que te orientara sobre mi situación?, ¿o alguna vez se lo preguntaste? Ese día sentí que podía contemplar todo sobre mi, todo de lo que estoy hecho, como si lo compartiera con esa cosa. ¿No te asusta esa idea?.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue Ago 25, 2016 9:00 pm

Siempre le había gustado mucho cocinar para sus hijos, tal vez era por que de esa manera mostraba directamente la dedicación que les tenía. Harley siempre había sido una mujer que sonreía con ellos, que incluso llegaba mostrarse viva, como si la enfermedad no hubiese hecho estragos en su estilo de vida, era algo agotador pero lo hacía por ellos, con las otras personas a veces ni se esforzaba por parecer una persona común a menos de que tuviera una verdadera excusa.

Siempre les ha gustado dar esa clase de discursos como si eso hiciera un cambio en verdad, seguro hasta tu abuela va a querer decir unas palabras de aliento... - Rodó los ojos en un gesto muy humano de su parte, obviamente se refería a su madre, Evangeline jamás se había podido quitar esa careta de ex presidenta formal que apoyaba incondicionalmente a su patria adquirida. Ella no lo soportaba. Tampoco podía sentirse condescendiente con la perdida de esas personas, la vida después de todo se trataba de eso, morir.

Estaba terminando el sandwich cuando Bastian se le acercó a preguntarle esas cosas. Trató de no hacer evidente su desagrado, pero ella siempre había sido muy transparente con lo que sentía, igualmente buscó un pequeño plato y se lo puso ahí, acercándoselo para que se lo comiera, hasta lo había partido en dos.

Debo confesarte que en algún momento lo pensé, es decir toda es magia que tenías dentro venía de un lugar que solamente él conocía a la perfección. Mina no estaba y tu padre tampoco, básicamente me había quedado sin salida alguna... sin embargo me di cuenta de algo. Verás... - Ella tamborileo los dedos en la barrita donde estaba preparando las cosas y vio a su alrededor, quería sentarse para explicarle bien las cosas, pero no había sillas cerca así que al final se quedó donde estaba, solo que recargada en el lugar.

Siempre te he dicho que tu padre hizo un maleficio para evitar que nacieras con las maldiciones que, por desgracia, vienen de parte de mi familia. Pues si, pero no fue así tal cual, verás tu ibas a nacer ese día y todo fue muy rápido, no es que hubiéramos planeado durante meses lo que fuera que él hizo esa noche, incluso los resultados fueron imprevistos, ni siquiera él sabía bien qué era lo que te había pasado.... por lo mismo ni Wardwell ni ninguna otra persona de la secta que aun este con vida sabe exactamente lo que puedes hacer... ir con Wardwell solo lo hubiera puesto alerta de lo que puedes hacer y créeme una paranoica, pero no hay persona en el mundo más conectada con esa oscuridad que él mismo... Te habría utilizado así como utilizó a tu padre. Por eso preferí lidiar con eso por mi misma, se que no fue lo mejor que pude haber hecho... pero jamás te arriesgaría por nada en este planeta.

En un gesto extraño en ella se acercó un poco a Bastian y le acomodó una arruga que tenía en la camisa, ocultando una pequeña sonrisa .- Hay una parte oscura en ti, eso siempre lo he sabido, pero no es todo de lo que estás hecho hijo... En realidad tu estas hecho del amor de dos personas que se amaban locamente y ante todas las cosas... tu no eres esa oscuridad, esa oscuridad es un escudo, algo que se supone que debe protegerte, pero solamente es el exterior... por dentro sigues siendo mi hijo y estoy orgullosa de todo lo que eres.

Si, sonaba extremadamente cursi al hablar de esa manera, pero era cierto. Ella no podía comprender muy bien la magia oscura que rodeaba a su hijo desde que había nacido, pero lo que si comprendía era que algo nacido del amor que ella sentía jamás podría ser tan horrendo como todas las otras cosas que se escondían en ese sótano.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Ago 28, 2016 11:00 pm

La escuchó con la paciencia que no solía tener para casi ninguna otra cosa con ella, aunque no se comió el sandwich que le hizo. Parecía un pensamiento muy estúpido e infantil pero sentía que hacerlo sería como darle una victoria simbólica, como hacerle ver que la necesita, aunque fuera en esos pequeños detalles. Y él estaba convencido de no necesitarla, de hecho, estaba convencido de quererla fuera de su vida.

Pero en ese momento lo que le estaba diciendo tenía todo el sentido. Si aquello no había sido planeado y no se tenía conocimientos de un antecedente -aunque probablemente sí, sino, ¿de dónde habría salido el ritual? - era un hecho que nadie podía saber hasta dónde podía llegar y que, quien lo sabía, probablemente no tendría buenas intenciones con la información. Escuchar eso lo hizo sentir mucho miedo de él mismo, también algo vulnerable dadas las circunstancias de lo que estaba pasando. Habría querido detenerse a apreciar todo lo que su madre le estaba diciendo de una forma más sentimental, cómo lo había mantenido alejado de Wardwell y todo eso, por seguridad, pero desechó esos pensamientos de su cabeza tan pronto como aparecieron.

-Entonces tengo que encontrar la manera de averiguarlo yo mismo. Si mi padre pudo hacer un ritual así con tan poco tiempo fue porque había al menos un pequeño antecedente, quizá un ritual anterior, ¿de dónde sacó la “receta”?. Necesito entrar ahí, mamá, pero no puedo hacerlo solo, esencialmente porque no sé cómo entrar. Tienes que convencer a mi tía o al señor Morgan para que me ayuden, o incluso a Snyder, a cualquiera, solo tienen que darme un pase rápido.

Sabía que sonaba a locura. Y si los candidatos no habían querido meterse en problemas para ayudar con el asunto de los sellos, seguramente mucho menos querrían ayudarlo a él. Pero tenían que hacerlo, al menos uno, tenían que ayudarlo a entrar, decirle cómo hacerlo. Al final la miró y decidió dar el golpe definitivo.

Si realmente quieres volver a mi vida, si realmente quieres hacer algo por mi que no sea decirme cositas ridículas de que estoy hecho de amor, entonces ayúdame.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue Sep 01, 2016 11:13 pm

La verdad Harley ya se había perdido en sus cariños de madre limpiándole la camisa de polvo y acomodándole el cabello como si tuviera cinco años, era su hijo y siempre lo iba a ver de esa manera, como si fuera un bebé que necesitara de toda su protección y cariño, aun que el hombre en el que se había convertido no quisiera ni siquiera tenerla cerca. No le insistió para que se comiera el sandwich, tampoco lo iba a obligar, lo había hecho como algo significativo, para ella la comida ya no tenía mucho sentido si no el acto de hacer algo para los demás.

Tal vez era por que estaba loca y siempre veía la realidad de una manera diferente a la del mundo, por eso se rió de manera tierna cuando Bastian le pedía aquello, como si le estuviera pidiendo salir a jugar o alguna otra cosa de niño pequeño. Ella solamente negó con la cabeza y dio un par de pasos hacia atrás como si estuviera pensando en realidad la forma de ayudarle, no le molestaba que le dijera que eran ridiculeces las palabras que le había dicho sinceramente, ella los había enseñado a ser así, en realidad en su familia se reían de esas cosas en lugar de tomarlas enserio y llorar a corazón abierto.

Ni loca me voy a acercar al señor Morgan, además ¿Crees que él te ayudaría a eso? Vamos hijo no seas tan inocente, por las brujas que es la peor persona a la que le podría yo preguntar. Mina jamás va a decirme algo por que sabría de inmediato que no soy yo la que quiere entrar. Lo siento pero si esas son tus opciones tendrás que pedírselo tu directamente a tu tía Mini.

Si Bastian intentaba chantajearla con eso de que era la única forma de que le permitiría estar en su vida, había aprendido muy mal. Harley no era una persona que se pudiera chantajear fácilmente, mucho menos con algo que ella sabía tenía asegurado, por que en su cabeza ella jamás se había ido de la vida de Bastian, aun que hubiera pasado mucho tiempo que no se hablaran, el tiempo era muy relativo cuando se estaba muerto.

Aun que si quieres entrar ahí conozco una manera. Tiene que ver con tus visiones, el problema es que nadie más que yo te puede ayudar a interpretarlas sin que pierdan la cabeza. Qué complicada situación verdad? Come tu sandwich y te diré exactamente de donde sacó tu padre el hechizo que hizo y lo que deberás buscar estando ahí dentro.


_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Vie Sep 02, 2016 10:12 am

Era una locura si quiera pensar en hablar con su tía al respecto, no quería que pensara lo peor respecto a lo que intentaba hacer, no quería que se hiciera ideas equivocadas y definitivamente, no quería perturbarla con cosas del pasado que sabía que le habían hecho mucho daño. Pero a la vez esa parecía ser su única salida y comenzaba a intentar convencerse de que quizá, si se lo planteaba de la forma correcta, podría entender cuál era su necesidad, podría entender sus razones. Por eso había querido mandar a su madre por delante. De todos modos estaba muerta, ¿qué podía pasarle?

Todo eso era un tema muy complicado para él. Se había quedado un poco perdido en sus pensamientos hasta que escuchó a Harley diciéndole que conocía una manera. Ignoró su “cómete tu sándwich” y se echó ligeramente hacia adelante esperando que le dijera algo de provecho y no simplemente tonterías como le gustaba decir, según él. Pero parecía que su mamá estaba teniendo un episodio muy coherente, aunque con sus detallitos correspondientes.

-Mamá, honestamente, ¿crees que es momento de jugar a la madre responsable? Dime ya lo que sabes, no intentes mantener una relación conmigo en base a esto para aprovecharlo y decir frases como “cómete tu sándwich”

Le contestó ligeramente exasperado. No sabía si era cierto eso de que solo ella podía ayudarlo a controlar sus visiones porque los demás podrían perder la cabeza. Tal vez alguien dentro de los Lovecraft podía hacerlo también, ¿qué tan complicado podría ser?. La miró con los ojos entornados y se dio cuenta de que quizá, en su afán por no estar cerca de ella, estaba subestimando todo.

-Si siempre has sabido de dónde sacó mi padre lo que hizo, ¿por qué no me lo habías dicho antes? No es cualquier cosa, ¿sabes?

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Vie Sep 02, 2016 10:40 pm

Harley estaba segura de algo, claro había muchos videntes en la familia Lovecraft que podían ayudarlo con sus visiones, pero ¿Cuantos de ellos estaban dispuestos a permitir lo que Bastian quería hacer? En verdad, ¿Cuantos? Hizo el sandwich aun lado y tomó una de las mitades, luego se la tiró al perro que estaba al parecer como guardián de Bastian, haciéndolo parecer un malo de película o algo así, con tremendo animal de compañero inseparable. Sacudió las manos para quitarse las migajas y luego volvió hacia su posición inicial, no parecía haber perdido la mirada de seguridad que tenía.

¿Por qué siempre crees que estoy jugando? Me importa que estés bien, siempre quieres ver todo de la peor manera posible Bastian.- La verdad es que su tono de voz no ayudaba mucho a darle seriedad a los asuntos, mucho menos a los importantes como era en ese caso, pero era su forma de ser, había dejado de tomarse la vida tan enserio desde hacia muchos años, incluso antes de morir.

Precisamente por eso no lo había dicho, por que no es cualquier cosa. Además, antes no habías tenido el pensamiento suicida de ir a meterte a ese lugar, ¿Sabes que si quieres acabar con tu vida hay otras opciones hijo? No tiene que ser así.

Volvió a ponerle la otra mitad de sandwich enfrente, incluso empujó el plato con dos dedos. Era un pequeño capricho que él tenía que cumplirle.

Además... es lo más que puedo decir sin inmolarme y quedar reducida a cenizas. Si quieres saber todo tendrás que trabajar conmigo, con tus visiones. Es la única manera de hacerlo... eso o que yo muera, aun que no estoy segura de alcanzar a contarte todo mientras me consumen las llamas del infierno, así que tampoco saldrías ganando en esa situación.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Jue Sep 15, 2016 11:12 pm

Steve se abalanzó sobre la mitad de sandwich que su madre le había lanzado y Bastian le lanzó la otra. No quería creer que él viera la cosas de la peor manera posible, sino que ella era la que siempre le había muy difícil tomarse lo que hacía en serio. A Bastian le costaba mucho trabajo entender a su madre, pero también era un hecho que no se esforzaba en lo absoluto por hacerlo.

-Mamá, no es un pensamiento suicida y no voy a acabar con mi vida. No tengo nada que temer. Puede que te suene extraño pero cuando esa bestia salió de la nada...en ese momento supe que estamos hechos de lo mismo. ¿Cómo algo ahí podría atacar a su igual?

Pero inmediatamente después de decir eso hizo un gesto con la mano como restándole toda la importancia del mundo, aunque en realidad era como si dudara que su madre fuera a entender, o peor, tenía la sensación de que le iba a decir alguna tontería que lo haría enojar. Como ella bien decía, siempre quería ver todo de la peor manera posible.

Entendió que no le pudiera decir más y relacionó todo con el famoso juramento inquebrantable que todos los miembros de la secta y algunos familiares extremadamente cercanos tenían.

-¿Segura que no saldría ganando?

Le preguntó, aunque no lo decía en serio. Podía decir lo que fuera, pero nunca jamás le desearía la muerte muerte a su madre. Estaba muerta pero no se había ido, y aunque nunca lo admitiera, prefería esa sensación de odio infinito que a no tenerla en lo absoluto.

-¿Y cuándo empezamos?

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue Sep 15, 2016 11:51 pm

No quería rendirse con Bastian, era su hijo y lo quería, a pesar de que se empeñara a verla como una enemiga. Ella podría hacer cualquier cosa por él si se lo pedía, cualquier cosa excepto dejarlo, eso jamás iba a suceder a menos que una fuerza superior se lo impidiera, que no creía que sucediera pronto al menos.

Cuando Bastian le lanzó su parte del sandwich al perro el rostro de Harley pareció triste por unos momentos pero se recompuso de inmediato y lo vio como retándolo; él creía que no podía comprenderlo y tenía  razón, pero también sabía que su hijo había crecido en un ambiente muy diferente, uno seguro donde el único mal que conocía estaba en su interior. Tal vez era momento de mostrarle lo que él quería saber, pero en dosis pequeñas.

Ni siquiera le puso atención a lo de que saldría ganando de su inmolación por que sabía que solamente estaba diciéndolo por decir, por ganarle de alguna manera esa batalla y para sacar su frustración.  Lo rodeo y al perro también para dirigirse a la puerta.

Trae la varita de tu padre, vamos a empezar. Yo no puedo decirte lo que quieres saber, tendrás que presionar a las visiones y para eso necesitas estar en el lugar adecuado, el lugar donde corrió mucha sangre y aun hay restos de esa magia. Necesito que nos aparezcas en el cementerio.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Vie Sep 16, 2016 12:14 am

Le sorprendió mucho que su madre no le diera vueltas a las cosas y que por el contrario, pareciera que por fin iban a ponerse serios. Hubo algo extraño en la forma en que le dijo que llevara la varita de su padre, aunque no hizo hincapié en ello. Era una suerte que Valeria la hubiera podido arreglar para cuando ocurrió aquél asunto en el consejo escolar, y ahora para eso.

En cuanto se levantó, Steve se puso alerta y se levantó también para seguirlo, pero Bastian se giró hacia él a hacerle cariños tontos y hasta le dio un beso volado en la cabeza, mientras le aseguraba que volvería pronto.

Por todo lo que decía, no le pareció raro que le pidiera que los apareciera en el cementerio, de hecho sabía que la familia tenía una cripta, aunque no habían podido llevar ahí a su padre y su tía Wilhelmina había adquirido un espacio en otro lado, junto a su tío Jesse. Supuso que la cripta familiar tendría algo que ver, así que cuando su madre le pidió eso, Bastian la tomó por el brazo mientras mantenía afianzada la varita de su padre, y los apareció a los dos en el cementerio, justo enfrente de la cripta familiar. Había estado ahí antes, pero jamás había querido entrar, aunque en esos momentos parecía ser justo lo que necesitaban hacer.

-Me parece extraño que tengan un lugar así en el cementerio, ni los abuelos están próximos a morir, ni nada. ¿Ocultaban algo horrible aquí?

No sabía que, en efecto, esa era la clave de todo eso. Le parecía extraño que dos inmigrantes alemanes huyendo de los juicios por crímenes de guerra, hubieran mandado erigir un lugar así solo porque sí. Pero si se mandaba a hacer para que fuera el santuario de un prometedor miembro de los Venerables, entonces tenía sentido. Obviamente, lo único que hacía era especular, y nada más.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom Sep 18, 2016 11:30 pm

No le importaba que Bastian fuera un indolente y frio con ella, si podía verlo tratar así a su mascota sabía que había hecho un buen trabajo como madre, que su hijo se portara de esa manera le derretía el corazón y por un momento, uno chiquito, dudó si en verdad debía exponerlo a eso. En su cabeza seguía viéndolo como un niño pequeño que necesitaba toda su protección y cariño, al que veía dormir por las noches por que el movimiento de su respiración la tranquilizaba como nada en el mundo. Estaba enceguecida, siempre lo había estado, por el cariño que le tenía a su hijo, eso era algo que ni la muerte le había podido arrancar.

Cuando Bastian se acercó a ella lo tomó del brazo y se dio cuenta que era mucho más alto que ella, de haber estado viva seguramente hubiera suspirado pero no lo hizo. Cerró los ojos y esperó la aparición, que para ella no fue nada, no hubo una reacción de su cuerpo muerto o un sentimiento, cosa que agradecía por que cuando estaba viva lo odiaba.

Lo primero que vio al abrir los ojos fue la cripta de los Schweinsteiger, había algo de melancolía en su mirada cuando soltó a su hijo. Habían pasado muchos años desde la primera y última vez que había puesto un pie ahí dentro.

Veo que sabías a donde nos dirigíamos... bueno, es aquí - Se acercó a la cripta y puso una mano en la puerta, fue en realidad solamente por inercia, por que le recordaba cosas muy vívidas. Se mantuvo unos momentos ahí y luego volvió a dar un paso atrás. Sabía que tenía que cuidar bien lo que decía, un paso en falso y quedaría hecha cenizas.

Tenemos que entrar, si tus visiones están tan agudas como creo que lo estarán, podrás ver cosas que te acerquen a lo que quieres lograr. Primero tienes que mover la varita en la puerta para que se abra, es complicado. Imagina que estás haciendo un Alohomora, la varita hará el resto... y veas lo que veas, no me juzgues, era joven.

Le dejó el paso a Bastian para que se adentrara, ella sabía que su hijo era sensible a la magia y más a un a la magia del sótano. Werther había llevado durante mucho tiempo a los cadáveres ahí para ocultarlos, muchas personas desaparecidas, rostros que tal vez ahora ni siquiera podrían ser identificados, ella no sabía si Mina o alguien más se había encargado de las criaturas, así que antes de que Bastian diera un paso al frente, lo sujetó de la camisa.

Te sugiero que conjures un lumus y solamente por si acaso un protego. Puede que no sea nada, pero no está de más asegurarse....


_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Sep 18, 2016 11:52 pm

Ya incluso desde afuera podía sentir las fuertes vibraciones en su cuerpo, ese llamado extraño que él había ignorado durante demasiados años y que incluso había aprendido a acallar. No tenía miedo, aquella sensación era una que había experimentado muy pocas veces en su vida, la bestia había sido una, pero en esa ocasión no lo sentía. Escuchó las instrucciones de su madre y de nuevo, se alegró mucho de que Valeria fuera una prodigio de la manufactura porque parecía ser que ninguna otra varita podría abrir ese lugar, quizá solo la de su padre o la de su tía. Siguió lo que Harley le pidió que hiciera y en efecto, la varita hizo el resto. Los mecanismos interiores de la puerta comenzaron a ceder y se abrió para ellos.

Como también se lo había pedido, conjuró un lumos, pero ningún hechizo de protección, mucho menos un protego. Si había algo ahí que los atacara, entonces usaría el otro hechizo, el mismo que había usado ante la bestia.

-Tranquila.

Le dijo, aunque un segundo después se sintió ridículo. ¿Qué podría temer ella que ya estaba muerta y que no sentía nada? Lo único que podría afectarla era la inmolación de su juramento, una buena decapitación quizá, pero dudaba que estuviera expuesta a eso. No podía ni imaginar qué era lo que había adentro como para que la juzgara o algo.

Pronto lo supo. El lugar olía a muerte, tan fuerte y tan nauseabundo que le dieron arcadas de pronto. No a muerte cualquiera sino a muerte encerrada, que se podría. Pasó saliva para intentar sentir la boca salina y en efecto, ocurrió lo que ella había predicho. Las visiones comenzaron, una tras otra, implacables, vívidas. En una, su padre cargaba al menos tres cuerpos desollados y destripados, en otra, unos espantosos elfos domésticos mutados y terribles comían la carne de alguien que aún gritaba, en otra estaban su padre y su madre ahí mismo, compartiendo secretos y cosas que él habría preferido no ver jamás. Y ahí estaba también su tía Wilhelmina, aprendiendo los secretos familiares con expresión atenta e indescifrable. Más muertes, una tras otra, más sangre, más clandestinidad.

Las visiones eran tantas, tan vivas y tan fuertes que de pronto estaba arrodillado sobre sangre seca, con el peor dolor de cabeza de su vida y un oído reventado, que le sangraba y lo estaba torturando.

-Es demasiado...todo junto...no puedo controlarlo, no para...mamá, ayúdame. No paran, simplemente no paran.

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Lun Sep 19, 2016 10:26 am

Harley no le decía esas cosas por que tuviera miedo de que algo le sucediera a ella, tenía miedo de que algo le sucediera a él, por eso las precauciones pero como siempre Bastian no le hacía caso, no le importó pero si lo siguió muy de cerca, mientras bajaban las escaleras. No le molestaba el olor a muerte, ni tampoco ver la cantidad de esqueletos que había a su alrededor, mientras Bastian avanzaba hacia el centro ella se acercó a uno de los esqueletos que estaba por ahí tirado y lleno de telarañas, como si pudiera hablarle o decirle algo.

Estaba pensando en Lucian, en lo triste que había sido que por su culpa terminara confinado a ese lugar, que él había sido un hermano para ella en vida y que nunca había podido conocer a su hijo ni tener una tumba decente. En algún momento se planteó la posibilidad de decirle a su madre donde es que el cuerpo de Lucian se encontraba y lo que le había ocurrido, pero aquel lugar significaba más para ella en esa locura obsesiva que tenía que cualquier lazo con las personas de su vida. Luego simplemente ya no importaba y no iba a hacer cambio alguno, por eso nunca se lo dijo a nadie (a demás que no podía por el juramento).

El latido del corazón de Bastian la alertó, sin mediatamente que lo escuchó acelerarse se acercó a él como si fuera un rayo y lo vio tendido en el suelo, ahí donde estaba una mancha de sangre. Harley no podía ver a su hijo así, pero él lo había querido de esa manera, dio gracias que hubiese pasado ahí y no en el sotano, eso lo hubiera destruido.

Se acercó a él cuando la llamó y lo tomó de las mejillas con fuerza para obligarlo a que la mirara, a que aterrizara en la realidad. Su rostro era firme como nunca.

Tu las controlas a ellas, no ellas a ti. Concéntrate en mi voz en estos momentos, solamente en mi voz. - Soltó el rostro de Bastian y lo tomó de la mano, la puso sobre la sangre que estaba seca en el piso. A ella le había tomado mucho tiempo aprender a interpretar las visiones, pero podía hacerlo, confiaba en él.

Cierra los ojos y concentrate en esta mancha de sangre. ¿A quién le pertenecía? No pienses en nada más, solo en la mancha de sangre, lo que rodeaba a la persona, como es que se sentía cuando murio. Sigue el hilo Bastian.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Sangre en las ventanas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.