Últimos temas
» Petición de Rol
Jue Ago 17, 2017 5:42 pm por Arya Dominique Crowell

» / Relaciones de Arya \
Jue Ago 17, 2017 4:29 pm por Arya Dominique Crowell

» Registro PB 2017
Jue Ago 17, 2017 4:03 pm por Arya Dominique Crowell

» Nothing like home { Faith }
Jue Ago 17, 2017 1:58 pm por Faith S. Rosenbluth

» Arya Crowell Tyrell
Jue Ago 17, 2017 10:06 am por Rectoría

»  ~ Kings - Princess - Prince
Miér Ago 16, 2017 8:38 pm por Sue H. Waldorf

» Enterrada en conocimiento { Freddie }
Mar Ago 15, 2017 1:25 pm por Julietta Rossie Knight

» Mackenzie Hope | Relationships
Mar Ago 15, 2017 10:59 am por Mackenzie H. Lynch

» Y el tío Werther le dice: Un gran poder... conlleva partir en pedazos a todos tus amigos
Lun Ago 14, 2017 11:44 pm por Donnie Lovecraft

» Animagos o cambiapieles
Lun Ago 14, 2017 10:58 pm por Freddie Bolton

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Diplomado: Teoría De La Mente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Sáb Ago 13, 2016 1:40 pm

Teoría de la Mente


La mente era si era un tema complicado, Legremancia era el arte de navegar la mente mientras la Oclumancia el de protegerla. A temprana edad él había estudiado ambos y continuado hasta el día de hoy. Ahora, una vez más, al frente de una clase, su objetivo era brindar algo del conocimiento que poseía a los interesados que se habían reunido para el curso.

 
Sobre las proyecciones mágicas detrás de él había algunas palabras clave, conceptos que eran necesarios para el inicio del curso, así como diagramas del concepto mental que el había desarrollado durante sus años de práctica.
 
Con un movimiento de varita las imágenes cambiaron a un plano boscoso en colores claros, pero había claras muestras de que algo no era completamente normal en esas imágenes, las cuales cambiaron a el panorama en un punto de vista de primera persona como si alguien estuviera corriendo, para luego detenerse frente a una casa. Marcellus levantó la varita y las proyecciones desaparecieron, volviéndose un brillo que flotó hasta una la superficie de un frasco, donde pasó a ser un hilo plateado.
 
"Es importante aclara que la mente no se puede "leer", llamar a la legeremancia como tal es simplificar demasiado el concepto, erróneamente. La legeremancia te permite navegar la mente de otra persona, obtener un panorama mental y exposición empática de los hechos que se están navegando, interpretar y comprender lo que se ha visto es quizá lo más complicado que puedan hacer una vez que hayan conseguido exponerse a la mente de alguien más.
 
Como reflejo, la Oclumancia es el arte de proteger la mente propia, obteniendo una comprensión integral de la misma, en el plano integral donde no existe lo físico, solo el pensamiento, no se puede escudar a detalle lo que uno no comprende."
 
Las memorias se podían ocultar con más facilidad cuando eran vagas e incomprensibles, debido a que la mente no las había procesado, no se estaban protegiendo sino degenerando. Cuando se necesitaba ocultar, proteger o desviar la memoria tenía que ser comprendida para poder ser debidamente manejada.
 
"Por eso mismo, es importante que antes de intentar navegar la mente de alguien más, se comprenda la propia. Para conocer el arte de navegar la mente, se tiene que comprender con claridad el arte de protegerla. La Oclumancia nos permite estudiar, comprender y analizar nuestro propio pensamiento para después protegerlo."
 
Se volteó hacia el área de proyección detrás de él y levanto la varita, estelas de luz se desplegaron para formar texto sobre la superficie.
 
"Empecemos con un ejercicio de análisis para comprensión y protección. Quiero que elijan un recuerdo importante, uno que conozcan a detalle para poder tomar de esto los siguientes puntos:
 
1. Momento
2. Involucrados
3. Espectro emocional
 
Con espectro emocional me refiero a que era lo que estaban sintiendo al momento del recuerdo que eligieron, un legeremante puede navegar recuerdos en su mente, para interpretarlos usa el espectro emocional de lo que ha encontrado, por lo que, para proteger un pensamiento, no solo se requiere la idea sino la profundidad de la misma.
 
Les hizo una señal para que empezaran, podían cerrar los ojos o usar cualquier otra técnica de concentración que más les acomodara.
 
"Tras esto, les daré una señal, mi intención será de la navegar ese recuerdo y exponer los detalles, con esto les permitiré experimentar la sensación de un legeremante en su mente, dependiendo de la persona es que tan sutil u obvio puede ser, después de todo las ideas que están a la superficie no requieren navegación para ser encontradas… pero aquellas que ocultamos si, por lo que la sensación no pasa desapercibida."
 
Oclumancia siempre era el primer punto para la comprensión de la mente, después de todo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Tammy Wildenstein el Sáb Ago 13, 2016 6:22 pm

Había ido a unas charlas de Teoría de la Mente el semestre pasado, así que el diplomado le llamó la atención inmediatamente, supuso que el ir a los cursos de verano era en parte la influencia de Winnie desde lo de la presidencia. Sabía que irían Winnie y Brandon, pero no había llamado a ninguno de los dos antes de encaminarse hacia allá porque aún no sabía cómo hablar con Winnie gracias a lo que había descubierto por Luca y supuso que Bran querría ir con su prima, después de todo habían quedado hacía unos días de verse ahí así que sería casi lo mismo.

Llegó a tiempo al Diplomado, así que tras ubicarse comenzó a leer de nuevo el folleto informativo que alguien le había alcanzado hasta que un par de minutos después, comenzó todo. Anotó mentalmente lo que iba diciendo Marcellus Lovecraft, para tratar de abarcar los tres aspectos de los que hablaba, tenerlos en cuenta para el ejercicio que proponía. Esperaría a la señal, pero aún no elegía el recuerdo que quería tomar.

El primer recuerdo que le vino a la mente fue el de Luca aquel día en su habitación, pero lo ahuyentó al instante, no era algo que quisiera en su vida ese día, o en realidad nunca. Se centró en cosas buenas, el hockey, su familia, Brandon, sus amigos, todas esas cosas positivas que tenía en su vida, hasta sonrió un poco pensando en todo eso.

Iba a pensar en el día que invitó a Brandon a salir, que era de los mejores recuerdos que tenía, pero era su tío -o primo, o algo- el que daba el diplomado, así que supuso que sería incómodo que supiese cuánto había querido besarlo ese día. Cerró los ojos y se concentró, volvió a pensar en lo de Luca, eso llevó su mente a Charlie.

RECUERDO:
Tenía seis años y habían ido a casa de los Blue, su padre aún no terminaba de asimilar la idea de criar a sus hijos solos y acababa de cerrar el trato con Kaspersen, quien sería la primera superestrella que manejaría, aunque en ese momento no lo era, por eso mismo había ido a hablar con Cherry Blue de ambas cosas. Mientras le mostraba los avances de su nuevo descubrimiento , también le pedía consejos para manejar las rabietas de Nate y sobre cómo contestar las preguntas de Tamara respecto a por qué los niños no la dejaban jugar con ellos por ser una niña.

Nate se había ido a explorar la casa mientras que Tamara se fue con Charlie Blue -que tenía nueve-, en ese momento se llevaban bien, muy bien de hecho, pese a que Charlie sabía que Jude era su padre y que estaba ahí sin saberlo, no era cruel con Tamara en esos momentos. Le había dicho que debían ir al escobero de su mamá, que tenía escobas muy bonitas, mejor que cualquiera que encontrasen en las tiendas.

Tamara accedió inmediatamente, emocionadísima, entendiendo perfectamente la emoción de Charlie. Habían ido al escobero y tomaron las más bonitas, sin permiso, por supuesto. Salieron y tras decidir de dónde a dónde sería la carrera que iban a hacer, se subieron a las escobas, para darse cuenta a los pocos metros que eran prototipos, porque la de Charlie comenzó a lanzar humo y la de Tamara se descontroló al punto de tirarla a tres metros de donde había caído.

Recordaba el dolor en su mano, la había roto y también el rostro de Charlie en ese momento, la forma en que le hablaba, sus cejas por alguna razón, recordaba que estaba nervioso y que la llevó casi obligándola a correr hasta donde su papá. Su padre había reaccionado como cualquier otro padre preocupado mientras Cherry la examinaba con más calma, pero ella había volteado a ver a Charlie, quien parecía visiblemente nervioso, rascaba incesantemente su antebrazo izquierdo del mismo modo en el que ella lo hacía. Recordaba haberse sentido mal por él, haberlo querido abrazar, recordaba que le había sacado la lengua y que él le había sonreído. El dolor era la constante, en su mano derecha, pero tras un hechizo sintió una sensación cálida que la hizo sentir la mano entumecida inicialmente.

Charlie había ido a donde su papá a pedirle perdón por haberla roto, Judah había fijado la vista en quien no sabía que era su hijo para decirle que le agradecía el que haya estado con ella en ese momento. No hubo regaños, no en ese momento, todo lo demás que tardó esa curación se quedó mirando a Charlie, que sostenía su otra mano para darle valor, reconfortándola de alguna forma familiar que no llegó a reconocer en el momento, la misma mirada que le daba su padre cuando estaba asustada.
 

_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Porpentina Schweinsteiger el Sáb Ago 13, 2016 8:17 pm


No había dudado en inscribirse al diplomado de teoría de la mente. Ya tenía tiempo investigando al respecto de la legeremancia y las aptitudes que los practicantes debían tener para controlarla, era algo que siempre le había llamado la atención pero nunca había tenido el valor para estudiarlo a fondo, bueno ahora tenía la oportunidad de hacerlo.

Había estado leyendo algunas cosas al respecto, en general sus vacaciones estuvieron más ocupadas que de costumbre, era bueno por que tampoco le gustaba estar mucho en casa. Preparó algunas cosas en una mochila y se apareció en la Universidad, todo parecía tranquilamente normal, como si no hubiera salido una bestia del suelo a casi matarlos hacia cosa de unas semanas. Entró al aula designada y vio a Marcellus Lovecraft, un primo de su madre, sabía que aquella clase era especial por que era él quién la daba, el director de Wizengamot y básicamente uno de los líderes del congreso mágico. No podía darse el lujo de fallar.

Se sentó en uno de los asientos del frente escuchando atentamente lo que él decía y prestando especial atención a las cosas que estaban escritas tras de él, Tina no se enfocaba en muchas cosas usualmente, pero esa vez sentía que podía hacerlo, solo tenía que esforzarse un poco por comprender.

Emociones... emociones... toda su vida había sido azotada por las emociones cambiantes a las que se exponía, pero afortunadamente los últimos meses lo había estado controlando bien y su cabeza no era un lío, de no haber seguido los consejos de Winnie jamás habría podido estar ahí. Con especial atención se propuso a pensar en el recuerdo que Marcellus les pedía, obviamente el primer recuerdo que vino a ella y el que la había marcado más a fondo era el de la niña muerta a sus pies en el campo de Quodpot, pero no quería dar esa impresión no si los demás iban también a escucharlo además que no identificaba muy bien lo que había sentido en esos momentos, por eso se decidió por otro, uno más firme y que seguía en su memoria hasta el día de hoy.

RECUERDO:
Era una noche lluviosa, ella tenía seguramente 5 o 6 años y su hermano 8. Habían ido en un viaje loco a conocer a una oveja, ni siquiera recordaba muy bien si era en Nueva Zelanda o una parte de Irlanda; Su auto se había averiado frente a una vieja granja y una tormenta terrible estaba cayendo sobre ellos. Salieron del auto con dirección al lugar y una pareja de ancianos los recibió.

La noche se hacía fría y los señores no tenían luz eléctrica tal cual, los iluminaban solamente los rayos de la tormenta y lamparas de gas, les habían dado una pequeña habitación y estaban los tres, Bastian, su madre y ella, sentados en la cama. Su madre estaba abrazándola y su hermano estaba sentado al borde de la cama tratando de controlar el miedo o el enojo que sentía para no hacer más tétrico el ambiente. Tina recordaba el miedo cada vez que el aire hacía chocar las ramas de un árbol sobre la ventana y el sonido de los truenos hacer resonar los vidrios.

Entonces su madre la abrazó y a regañadientes atrajo a Bastian con ella, estaban los tres abrazados sobre la cama y su madre comenzó a cantarles una vieja canción, algo triste pero con el sonido de su voz lograba confortarlos. El sentimiento de terror se había transformado en una especie de tranquilidad mientras su madre acariciaba el cabello de Bastian y recargaba su cabeza sobre la de ella. Ese era tal vez uno de los pocos y buenos recuerdos que tenía de su familia, a pesar de lo terrible de la situación recordaba sentirse feliz por estar a su lado. A la fecha ese era el recuerdo más poderoso que tenía, el que hacía nacer su patronus.

Cancioncita



 

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Cassie Chee el Dom Ago 14, 2016 4:16 pm

La emoción que sentía por tomar ese curso se le notaba en toda la cara. No había podido dormir la noche anterior así que aprovechó para leer un poco más del tema.  De verdad le parecía sumamente fascinante el funcionamiento de la mente, los obstáculos que hay, las barreras que delimitan las secciones cerebrales y el cómo se procesan los recuerdos y se almacenan. Pero más que emocionarse por comprender la mente ajena, estaba mucho más entusiasmada en aprender de la suya.

Creía que de conocer su mente al punto de la perfección, podría comprender mejor la magia que fluía de ella y así alcanzar la excelencia. Cassie era una chica académicamente muy ambiciosa. Gustaba de adquirir y almacenar conocimiento para después desentrañarlo y posteriomente transimitirlo a las personas alrededor. Llegó temprano a la clase, incorporándose junto a sus demás compañeros. Vio a @Tammy Wildenstein y después de saludarla con la mano, se sentó junto a ella, lista para escuchar al profesor Lovecraft.

Tomó nota de la introducción y de las instrucciones, letra por letra y punto por punto. Cuando tuviera la oportunidad, aplicaría lo aprendido con su hermano Robbie, estaba segura de que no le pareciera mal que lo utilizara como conejillo de indias. Le tomó unos minutos pensar en algún recuerdo en específico e inevitablemente le vino a la mente su padre. No pudo evitar derramar un par de lágrimas y dedicarle una melancólica sonrisa a su padre mientras seguía proyectando su imagen dentro de su mente.

Recuerdo:
-Sé que estás ahí dentro. Concéntrate Cassandra. Tienes que volver con nosotros ¿sí? - Le hablaba con una inusual tranquilidad mientras acariciaba su cabeza a través del pelaje que la cubría. Estaba muerta de miedo, jamás experimentó un miedo como ese en toda su vida. Sus sentidos se agudizaron; todo lo veía, lo olía y lo percibía con una inusitada claridad. Escuchaba su respiración como si no fuera propia, era un sonido muy atronador. No había podido comprender cómo era que su cuerpo había cambiado de esa forma. El deseo de saber que se sentía ser un coyote impulsó la magia cambiapieles dentro de ella, sacándola a flote ante la sorpresa de su familia.

El recuerdo pasó de experimentar su primer cambio a la horrible discusión que tuvieron sus padres por su futuro. Thomas defendía el hecho de que pudiera quedarse en la tribu, con ellos mientras que su madre, fiel a las costumbres, dejaba el destino de su hija en manos del jefe de la tribu. Ella escuchaba todo desde las escaleras abrazada a su hermano quién intentaba calmarla. Luego veía la escena en dónde Thomas le decía cuál era el destino que debía sufrir.

-No quiero que llores, Cassie. Yo crié a una niña fuerte y valiente, es hora de que lo demuestres. Estoy muy orgulloso de ser tu padre. Ven aquí.- El abrazo que se dieron fue muy emotivo y duradero. Desde entonces Cassie jamás lloró de nuevo, hasta ahora. Era un recuerdo muy duro pero hermoso, Thomas le enseñó a aceptarse como era, a quererse y apreciarse con todas sus virtudes y sus defectos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Winnie Lovecraft el Dom Ago 14, 2016 9:48 pm

Cualquiera podría decir que tener a Marcellus Lovecraft como padre le había abierto las puertas de la mente propia y ajena con excesiva facilidad, pero no era así realmente. Su papá alguna vez les había dicho que solo les enseñaría si prometían no usar los dones para sus egoísmos y sus locuras, cosa que ni Donnie ni Winnie podían prometer. Eso no quería decir que ella no se hubiera esforzado en ser medio autodidacta y en sacarle una que otra lección casual a su padre cada que podía. Y solo gracias a eso se sentía con la fortaleza suficiente como para asistir a ese diplomado en perfecto control de ella misma como para pensar a lo loco en cosas que no quería que su papá viera tan fácil.

Cuando llegó al aula se sentó cerca de Porpentina aunque no lo suficiente como para incomodarse la una a la otra. Iba anotando algunas cosas en su libreta asignada para asuntos aleatorios, aunque había escuchado ese discurso antes. En algún punto en vez de anotar solamente miró a su papá con una ligera sonrisa, sintiendo que ese pequeño momento la ponía de buenas, al verlo tan profesional y tan serio.

Anotó los tres puntos requeridos en el recuerdo antes de que el ejercicio comenzara. Como bien se había prometido a ella misma, su autocontrol no le permitía lanzar recuerdos cualquiera a la mesa, lo tenía todo medido y controlado. Respiró profundo y por un momento, solo por curiosa, volteó a ver a los demás solo para ver a Cassie Chee medio llorando. Por dioses, ¿por qué la gente no se podía controlar medio segundo? Puso los ojos en blanco y se ahorró cualquier comentario -por el momento- solo porque era su papá el que estaba enfrente. Se cruzó de brazos y cerró los ojos para hacer el ejercicio.


Recuerdo:
Era el segundo día en Ilvermorny, cuando apenas tenía 14 años y acababa de ser transferida tras su expulsión definitiva de Salem. Se había levantado a toda prisa para alistarse y ponerse ese uniforme que, a su parecer, la hacía ver un poco tonta y desaliñada, por más que se esforzara. No conocía a nadie en ese lugar y ni siquiera había socializado con las chicas de su habitación, pero eso no era lo que le importaba realmente. Su primera clase era Cuidado de Criaturas Mágicas, pero no ocurriría hasta después del desayuno, que en realidad era lo que la tenía emocionada con la perspectiva.

El recuerdo era simple, pero muy nítido. Podía recordar con exactitud cómo olían los hotcakes con tocino que le habían tocado de desayuno luego de llegar temprano y sentarse a la mesa de Wampus sin importarle que ella fuera una serpiente. En Wampus estaba Donnie, y Donnie era lo único que importaba, la razón por la que había ido a ese lugar en primera instancia. Cuando apareció, su hermano ya estaba ahí, mirando hacia la puerta. Ella hizo mucho esfuerzo por no correr hasta él.

Pasaron el desayuno en un extraño silencio, ella solo le había tomado la mano una vez, muy rápido, antes de soltarlo de nuevo y seguir comiendo sin más. Pero podía rememorar perfectamente la emoción compartida con su hermano, que casi podía sentir una especie de electricidad corriendo entre sus cuerpos, un reconocimiento único el uno del otro. Estaban juntos otra vez. Incendiar el mundo había valido la pena. Se sentía completa de nuevo y sabía que esa sensación no iba a cambiar jamás, tenía la plena seguridad en ese momento de que no lo iba a permitir.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Brandon A. Lovecraft el Mar Ago 16, 2016 10:52 pm

Crecer con Winnie le había permitido tener contacto constante con un Legeremante, Marcellus Lovecraft siempre parecía estar en un estado contemplativo. Cuando Bran tenía unos diez años le preguntó si era porque siempre sabía lo que los demás estaban pensando, a lo que Marcellus respondió que no era algo que hacía todo el tiempo, navegar las mentes de otros, porque quería muy exhaustivo. Ahora que Bran era mayor, recordando el momento, pensó que Marcellus tenía otras razones para ello, tomando la clase y leyendo acerca del tema sabía que no estaba lejos de la verdad, después de todo la mente era más extraña de lo que pensó.
 
Ese día había llegado junto con Winnie, quien tomó asiento cerca de Porpertina, el por su parte localizó a Tamara y se sentó cerca de ella, sin invadir su espacio, sonriéndole como saludo pues la clase estaba comenzando cuando llegó y no quería interrumpir.
 
Anotando los detalles sobre cómo funcionaba el proceso el ejercicio, pensó que quizá la clave era comprenderse primero a su mismo antes de tratar de ver las ideas de los demás, al parecer ese era el objetivo del momento. Contemplando sus ideas, podía elegir la primera vez que besó a Tamara, pero era su pariente quien estaba dando la clase, la sola idea le mortificaba, en lugar de eso se fue con algo más neutro, familiar. Decidió pensar en la primera vez que patinó sobre hielo.
 

Recuerdo:

Tenía trece años, no había podido usar los patines mágicos porque el sol de Miami estaba insoportable ese verano y Bran ya había tenido una insolación, por lo que fue recluido en la casa por un tiempo, se sentía realmente molesto con todo el mundo y no quería hacer nada.
 
Esa tarde, su padre Adam había llegado con un set de patines con cuchillas en las suelas, declarando que irían a Patagonia a visitar a Jensen, quien estaba trabajando con criaturas peligrosas en ese lugar, en el cual actualmente era invierno porque estaba del otro lado del ecuador.
 
Llegando a la casa de Jensen, Adam lo llevó a un lado cercano, el cual estaba completamente congelado, le dijo que se pusiera los patines y bajo un día completamente nublado y con algo de nieve cayendo, Brandon se lanzó al hielo, sintiendo una adrenalina tremenda, antes de perder el balance y caer de espaldas.
 

Se rio como no se había reído en todo el verano, sintiéndose feliz porque Adam lo había introducido a algo tan divertido, una alternativa a su previo estado de ánimo de los mil demonios. 

_________________
 
Bran:

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Miér Ago 17, 2016 9:02 pm


Todos los presentes estaban en varios grados de concentración lo que hizo para el más simple el girar la varita en su mano y observar a cada uno de ellos, distinguiendo voces del pensamiento entre el barullo de la realidad, cerró los ojos y usando las fuerza de la necesaria se adentró en la mente de los presentes uno a uno para permitirles sentir la sensación de un Legeramente en sus pensamientos cuando esta no era sutil, generalmente cuando la persona en cuestión ponía cierto tipo de resistencia, que era el caso con la mayoría de los Legeramantes a excepción de aquellos con alto grado de sutileza.
 
La sensación era como si alguien les empujara por la frente, haciendo presión particular entre los ojos y la base del cuello al mismo tiempo. Marcellus se llevó una a la cabeza y continuó con este proceso hasta haber cubierto a todos los presentes, encontrando que los recuerdos de algunos no estaban alineados conforme a las instrucciones, tenían pensamientos que no encajaban o sentimientos que no iban relacionados con el momento, el más común siendo nerviosismo por el acto de tener a alguien navegando la mente que aquello que sintieron en el recuerdo en particular.
 
Utilizando una vuelapluma, empezó a anotar detalles de cada uno para darles notas personales de su desempeño inicial mientras continuaba la clase.
 
"Ahora que han elegido, explorado y sentido como es la invasión inicial de un legeramente en su mente, pasemos al siguiente punto. Por favor noten que la sensación que sintieron fue a propósito para que conozcan cómo se siente por lo general, existen personas que pueden hacer esto con suficiente sigilo para no ser notados, es un proceso de amplia práctica."
 
Hizo una seña con las manos, las proyecciones detrás de él cambiaron por nuevas instrucciones:
 
"En este siguiente ejercicio quiero que intente proteger el recuerdo que han elegido, haré una invasión premeditada, buscando ese recuerdo en particular, para evitar que lo encuentre o logren disuadir mi búsqueda les sugiero la siguiente técnica:
 
- Imaginen su recuerdo como si estuviera rodeado por una protección, puede ser lo que sea, la sugerencia del texto describe imaginar su recuerdo como si estuviera dentro de un caracol.
- Imaginen un espacio, un plano mental en el que pueden hacer lo que quieran, la sugerencia del texto es el mar, para ocultar el caracol.
 
Este es el primer paso para construir un plano mental, que es se utiliza para navegar la propia mente, puede tener la forma que gusten y los recuerdos se pueden ocultar como prefieran, literalmente no hay límites en cómo está formado."
 
Y el primer paso siempre era el más complicado, cuando formó su mansión de puertas cerradas le tomó tiempo, pero recordaba la dedicación de Mina para crear su biblioteca, el campo Minado de Jesse o las viejas aulas que parecía que el tiempo había abandonado de Adrien, todas con un toque de sí mismo, el terreno que podían hacer y manipular en su propia mente.
 
"Comiencen."
 
-------------------------------------------
 
El objetivo es que "construyan" su plano mental y "oculten" el recuerdo que han elegido en este, haré tiradas para determinar que grado de acierto o fallo tiene cada uno en el ejercicio. Dudas estoy disponible por MP.

_________________
 

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Porpentina Schweinsteiger el Jue Ago 18, 2016 7:58 pm

Tina estaba prestando especial atención al ejercicio, sentía la calma que su madre le proporcionaba con la canción y una extraña sensación de seguridad teniendo a su familia de esa manera con ella. También había algo de añoranza y tristeza, pero esa no era parte del recuerdo en si, era parte de lo que sentía en esos momentos por que deseaba que su madre estuviera viva, que estuviera con ellos de manera real y no en lo que se había transformado. Negó con la cabeza, tenía que enfocarse en el recuerdo específicamente y justamente estaba plenamente concentrada cuando Marcellus entró en su mente.

Se sobresaltó inmediatamente al sentir la presión en su frente y la nuca, como si estuviera cargando con el peso de otros pensamientos que no fueran solamente los de ella, su recuerdo se alteró un poco mezclándose con lo que estaba pasando en esos momentos pero afortunadamente no duró mucho puesto que Marcellus salió de inmediato de su cabeza, algo que la hizo suspirar de alivio y doblar un poco el cuello para eliminar la tensión.

El siguiente ejercicio le pareció complicado. ¿Ella tendría que ocultar su recuerdo? Vio a su alrededor y al parecer la mayoría de los alumnos lucían concentrados; Tina cerró los ojos y comenzó a imaginar su recuerdo como si fuera una pequeña esfera de luz. ¿Donde podría esconder algo de ese estilo? Tomó la pequeña esfera de luz con sus manos y vio a su alrededor, era el lugar donde más segura se sentía en todo el universo, un lugar extraño pero con el que se sentía conectada. Era un cementerio y estaba frente a un mausoleo que tenía las puertas abiertas. Dejó ir la esfera de luz dentro del mausoleo y este cerró sus puertas como si estuvieran hechas de acero frente a ella. Dio un par de pasos atrás y al lado del mausoleo había otro idéntico y luego otro tras él. El terreno se extendía a todo lo amplio, había tumbas de todos tipos, había criptas y mausoleos, había formado un cementerio, el cementerio de sus memorias.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Tammy Wildenstein el Jue Ago 18, 2016 8:44 pm

Se había quedado comprometida con ese estado de concentración, ojos cerrados y todo, como se concentraba antes de los partidos importantes, en los momentos en los que no necesitaba mucha adrenalina en el cuerpo para poner todo su juego en perspectiva. Luego de eso venía la junta previa con el equipo, llena de energía y todo eso, pero esos pocos minutos que se dedicaba eran importantes.

Visualizaba sus memorias cuando sintió aquella sensación que hizo que cierre los ojos con más fuerza, que sus manos se conviertan en puños por un momento. Abrió la boca como si le faltase un poco el aire cuando sintió que algo empujaba contra su frente y por su nuca, como si la atrapase. Sentía que sus recuerdos no eran ya sólo suyos, era difícil de explicar.

La sensación era como si alguien la observase muy de cerca, creía que si abría los ojos se encontraría con el rostro de Marcellus Lovecraft frente a ella, casi con la nariz contra la suya y daba un poco de miedo eso. No duró demasiado, afortunadamente, pero bastó para que entendiese de lo que hablaba, aunque le causó especial curiosidad cómo podía hacerse eso sin que el sujeto lo notase.

Cuando habló del siguiente ejercicio abrió los ojos para mirarlos, no muchos lo habían hecho, quizá quebrar su concentración de ese modo había sido un error, pero sentía que no habpia sido muy grave. Leyó las instrucciones también, leyendo las recomendaciones, pero no creía que funcionasen para ella.

Cerró los ojos nuevamente, para intentar ocultar su recuerdo. No podía ser tan complicado, pero no se quería confiar. Para ella, el lugar más seguro que pudo encontrar para su recuerdo fue un dracker plateado, que comenzó siendo una especie de globo y que finalmente comprimió el recuerdo hasta hacerlo pequeño, compacto, inescrutable.

Mentalmente, lo llevó a través de un bosque, alguna vez había ido a ese lugar con Luca cunado eran muy pequeños. Esta vez estaba sola, con sus patines, llevando a toda velocidad el dracker hasta lo que parecía una cueva pequeña a la que entró colocándose en posición casi horizontal. No sabía si se suponía que ella llevase el recuerdo, pero era como se lo había planteado. Avanzó hacia abajo por unos pasadizos estrechos, llenos de tierra y raíces que sobresalían.

Bajó hasta encontrar una zona plana, allí una especie de islote se eregía al medio de un lago pequeño, con aspecto viscoso. Aún con los patines fue hasta él, y desde ahí echó su recuerdo al agua, que no era realmente agua. Cuando lo vio hundirse por completo, salió del lugar.

_________________

Roll, roll:

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por L. Arienne Breeden el Mar Ago 23, 2016 9:08 pm

La Oclumancia siempre había sido la mayor dificultad que la chica tenía dentro de las asignaturas para el entrenamiento de Aurores y también le parecía el peor de sus problemas. Si se estaba preparando, tenía que tener la capacidad de mantener a las personas lejos de sus pensamientos Brandbury siempre les decía que aquello podía ser lo que los podía salvar de cualquier emboscada o falsa alarma. La legeremancía era el arma más fatal de todas porque la mente era quien podía traicionar más rápido a una persona que cualquier otra cosa.

Había inscrito el diplomado con cierto miedo, pues si bien sabía que tenía que intentarlo con mayor fuerza por su carrera le atemorizaba los resultados que podía llegar a tener de aquello. Llego a tiempo y escucho con atención a Marcellus Lovecraft mientras daba las indicaciones, respiro profundamente antes de concentrarse en el recuerdo que quería que llenara su mente, iba a dirigirse por uno que fuera lo más ordinario posible pero con tantas cosas en su cabeza su voluntad era demasiado débil y de repente se encontró pensando en Mike y en la primera vez que se había encontrado con él después de su partida.

Recuerdo:
Era su primer año en Estados Unidos y se encontraba paseando por el muelle a solas. Se tenía agobiada por el cambio, alterada porque el primer semestre de universidad iba a comenzar y la verdad no estaba segura de que se sintiera cómoda en ese nuevo país. Extrañaba Inglaterra, extrañaba a sus amigos y a su familia, pero sobretodo… extrañaba a Mike Bennet.

Cuando pensó en su nombre el pecho comenzaba a dolerle y podía sentir como la rabia hacía que sus mejillas se encendieran. Era un traidor, lo despreciaba, estaba furiosa de por su partida, furiosa por la forma en la que los había abandonado a todos sobretodo después de la graduación… la había ilusionado, había dejado sus esperanzas demasiado arriba para luego destruirlas y marcharse. A el simplemente no le importaban ni ellos ni nadie más.

Estaba pensando en ello cuando escucho su voz y por un momento, sintió que el alma se le caía a los pies. Se volteó de forma rápida esperando haberse equivocado pero ahí estaba, frente a ella como si no hubiera pasado nada, como si simplemente pudiera llegar y explicarse después de un año y asumir que todo iba a perdonarse. Se acercó a él entre lágrimas mientras le gritaba furiosa, lo oía pero simplemente no lo estaba escuchando de verdad y fue entonces cuando de forma impulsiva lo había arrojado desde el muelle al mar. Empapándolo por completo y haciendo que el agua le salpicara a ella también después de oír como caía de espaldas al agua y salía furioso y empapado. Esa había sido la primera vez que se veían cuando todavía no sabía si seria capaz de perdonarlo.

Se sentía acalorada con el recuerdo, como si las emociones de ese momento nunca se hubieran ido y todavía estuvieran dentro de ella a pesar de los años que habían pasado, sabía que no podía dejarse llevar por las emociones porque eso hacía su mente más débil.  Cuando Marcellus entro en la suya apretó los labios con fuerza, junto a sus ojos y contuvo el dolor que le producía. Era como si algo se metiera a la fuerza y causara presión en todo su cráneo, respiro con dificultad pero no abrió la boca hasta que la presión se detuvo y abrió los ojos, dando un suspiro de suspiro de alivio.

Observo a todos los que estaban ahí un momento antes de volver a prestar atención a Marcellus, esta vez concentrándose en relajar sus músculos para intentar hacer el ejercicio bien. Tenía que lograrlo, así que volvió a cerrar los ojos e intento imaginarse lo más seguro que encontraba para guardar aquel recuerdo. En su mente se presentó una caja de incrustaciones de oro que tenía desde que era niña, imagino que el recuerdo se encerraba en el con llave y luego lo llevo al único lugar que siempre había considerado perfecto para esconder lo que fuera: la sala de menesteres. Había formado la imagen en su cabeza a la perfección, rodeada de más cosas olvidadas incluso después de haberse quemado. Intento que el recuerdo se perdiera entre aquella sala llena de recuerdos y objetos ocultos y dolorosos como sentía que era su propio recuerdo.

_________________
.
Every move you make, every vow you break, every smile you fake, every claim you stake I'll be watching you

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Winnie Lovecraft el Vie Ago 26, 2016 4:48 pm

La sensación de tener a alguien intentando entrar en su mente no era nueva para ella. Claro, ¿qué padre legeremago no usaba sus dones para saber cuando sus hijos estaban comportándose como animales en ciertas circunstancias? Eso sí, su padre jamás se había comportado como un espía que diario leyera los diarios de sus mentes, pero había habido ocasiones en las que había sido necesario, especialmente con unos gemelos que se cubrían de cualquier cosa al punto de ser peligrosos para ellos mismos, y si había sentido esa presión había sido porque ambos se esforzaban mucho en intentar “empujarlo” fuera de su mente, aunque ni siquiera tuvieran muy claro cómo hacerlo cuando eran unos niños. O sea, Marcellus había sido un padre responsable, nada más. Por eso no se asustó de la sensación, y ni siquiera le puso resistencia en lo absoluto.

La primera vez que había intentado ese ejercicio tras leerlo en algunos libros o platicarlo casual con su padre, había guardado su recuerdo en una pokebola. Como ahora ya lo tenía perfeccionado y se lo tomaba en serio, había transformado su recuerdo en algo casi líquido y brillante que guardó en una botellita de pociones genérica.

Su plano mental era una bodega que había conocido a los 17 en su primer viaje a conocer a su familia materna. Uno de sus tíos Immëndorff tenía un laboratorio de pociones y detrás de él, una especie de bodega con miles y miles de pociones de todos tamaños, colores y consistencias, acomodadas en estanterías, cajas y baúles.

Por supuesto, el terreno no era ya exactamente igual a esa bodega, que ahora ella había recreado para hacerlo propio. Guardó el recuerdo de Donnie en una de las cajas que tenían como etiqueta “pociones explosivas”, en medio de un par de estanterías.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Cassie Chee el Lun Sep 05, 2016 6:25 pm

Se reincorporó inmediatamente luego de pensar en su recuerdo, carraspeó la garganta y mantuvo su vista fija en el profesor Lovecraft. Sintió efectivamente la presión proviniente de su frente y arrugó un poco el gesto, estaba sintiéndolo como una especie de hormigueo dentro de su cabeza, no se había esperado que se sintiera de esa forma. Pasó saliva y apretó las manos en un acto de instinto, estaba tratando de que lo que estaba haciendo el profesor no fuera dañino. Quizá estaba poniendo demasiado esfuerzo en ser cuidadosa.

Una vez terminó de inmiscuirse en su mente, pudo exhalar profundamente. Mientras esuchaba sus siguientes instrucciones, comenzó a pensar qué podía utilizar para ocultar ese recuerdo. Se le ocurría que fuese algo sencillo pero a la vez complicado, que estuviera a la vista pero difícil de encontrar, algo laborioso pero pequeño. Y entonces le vino una idea.

Cerró los ojos e imagino el árido desierto de Arizona, el viento seco, caliente y asfixiante junto a una poderosa tormenta de arena que evitaba que la visibilidad fuera óptima. Se veía a si misma parada en medio de la nada y a lo lejos un enorme cactus. El sol estaba en su punto máximo y hacía que las situación climatológica fuera de verdad imposible de soportar. Materializó su recuerdo como una piedra del tamaño de su puño y simplemente dejó que el viento se la llevara. Así ella tampoco sabría en qué recoveco de su mente estaba.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Diplomado: Teoría De La Mente

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.