Últimos temas
» Woodstock Records ↯ Afiliación Normal (cambio de botón)
Vie Oct 20, 2017 8:06 pm por Invitado

» Intercambios
Jue Oct 12, 2017 9:17 pm por Charlie Blue

» Animagos o cambiapieles
Jue Oct 12, 2017 9:04 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Sultans of Swing (Tammy)
Miér Oct 11, 2017 10:02 pm por Tammy Wildenstein

» Shape of you
Miér Oct 11, 2017 9:41 pm por Winnie Lovecraft

» Chris, para los amigos (RELACIONES CHRISTOPHER WEAVER)
Miér Oct 11, 2017 8:14 pm por Christopher Weaver

» Petición de Rol
Miér Oct 11, 2017 4:14 pm por Charlie Blue

» Fine, fine, fineee, I said FINE!
Mar Oct 10, 2017 10:03 pm por Tammy Wildenstein

» Tina's Cellphone
Mar Oct 10, 2017 12:33 pm por Freddie Bolton

» Como un hongo [libre]
Mar Oct 10, 2017 12:29 pm por Freddie Bolton

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Donnie Lovecraft

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Donnie Lovecraft

Mensaje por Donnie Lovecraft el Sáb Mayo 07, 2016 10:01 am

Donnie R. Lovecraft


Donald Rainer Lovecraft

21

Estadounidense

Mago sin varita

Humanidades

Literatura


Nu Delta Pi

Andrew Osborn
personalidad

La naturaleza de Donnie siempre estuvo muy cercana a la explosión y al caos, rayando incluso en una locura que no empata precisamente con la conocida, clásica e inofensiva falta de tuercas de su familia. El chico es enteramente un foco de incendio, de esa clase de personas que destroza prácticamente todo lo que toca y que resulta ser dañino para las personas que lo rodean. No se trata de un simple bravucón que va buscando problemas allá por donde vaya; Donnie es un chico con una gran inteligencia que lamentablemente es usada en mayor medida para atraer el conflicto con todas las malsanas intenciones de hacerlo. Su astucia para engañar y manipular, su torcido sentido del humor y una lengua muy mordaz le permiten ser un genuino dolor de cabeza y al mismo tiempo no ser del todo un repelente social. Jamás ha dado el primer golpe, pero disfruta mucho provocándolo.

Literalmente no tiene amigos (él cree que todos los que se le acercan lo hacen por interés a su dinero, a las chicas que puede conseguir o a la reputación de “chico malo” que algunos desean tener) más allá de su propia hermana y de Bastian, primo un año mayor con el que históricamente se sintió encantado no por su temple calmado ni mucho menos, sino por aquellos dones natos con la magia que siempre parecieron tener la capacidad de descontrolar absolutamente todo.  Era como si solo Bastian tuviera la madera para divertirlo y hacerle reír como loco, no como Donnie acostumbra a divertirse, sino realmente hacerlo, desde muy adentro.

Físicamente siempre fue atractivo, característica que siempre aprovechó para salirse con la suya con cuantas chicas se lo permitieran. Por supuesto, sus mentiras y manipulaciones nunca duraron demasiado y muy pronto se hizo de la suficiente fama como para provocar que más de una huyera de sus garras antes de que siquiera lo intentara. Eso no evitó que más de una se sintiera atraída por aquel vórtice de caos que de una u otra forma siempre terminaba mal o peor.

A pesar de todo, de estar siempre envuelto en líos de faldas, en venta de droga experimental o en situaciones similares; Donnie tiene un don innegable para los estudios y, sobre todo, con papel y pluma en mano. El tiempo que no pasa jodiéndole la existencia a alguien más o engatusando a cualquier incauta, lo usa para escribir novelas fantásticas de todo tipo que no han sido leídas por nadie más que su hermana. Tiene la firme idea de que no vale la pena mostrarle nada a nadie hasta que no escriba algo que verdaderamente importe, algo que, según él, rompa con los paradigmas de la literatura contemporánea y tenga la capacidad de ser un éxito por sí solo.


Historia

Donnie y su hermana Winnie nacieron con minutos de diferencia –él es el menor- en un búnker en Miami, Florida, a la mitad de la revolución de los años noventa, en año bisiesto, un 29 de febrero. Sus padres, Jesse Crawford y Wilhelmina Schweinsteiger escondieron a sus hijos mientras llevaban algunas riendas de la revolución. Apenas al mes de nacidos, Jesse Crawford murió en la guerra y Wilhelmina fue condenada a vivir con una maldición irrevocable que con el tiempo la llevó directo al ala psiquiátrica de Bridget Bishop. Tanto Donnie como Winnie quedaron al cuidado de Marcellus Lovecraft, pilar de las relaciones personales de sus padres.

Los gemelos no estuvieron el suficiente tiempo con su madre como para generar algún recuerdo, aunque el contacto con su familia materna los mantuvo siempre con una vaga idea de la que había sido Wilhelmina Shweinsteiger. Fueron criados y educados como Lovecraft en toda la extensión del apellido, en un núcleo familiar que los trató como parte de la misma sin el menor de los desplantes que les hiciera pensar lo contrario. Por obviedad, las particularidades de los Lovecraft terminaron siendo parte de su vida y las defendieron como propias ante el resto de la sociedad en cuanto tuvieron contacto con ella. Pero aún con ello, pese al entorno que desde el principio sintieron tan propio, tan suyo; Donnie siempre sintió que él y su hermana tenían un algo completamente diferente al resto de los Lovecraft.

Toda la vida ha compartido un vínculo muy estrecho con su hermana, tanto que siempre lograron percibir, en diferentes niveles, las sensaciones y emociones del otro aun estando a kilómetros de distancia, misma que se hizo notar cuando ambos fueron separados al acudir a distintos colegios básicos. Esta lejanía provocó en Donnie una tendencia peligrosamente auto-destructiva que se agudizo ante la falta del catalizador que siempre había significado su hermana: la única persona aparentemente capaz de apaciguarlo y, paradójicamente, la causa principal de su carácter tan volátil.

Los problemas de Donnie se agudizaron cuando, a los 13 años, Marcellus decidió contarles todo sobre su verdadero origen: sobre sus padres, lo que hicieron en la guerra y que Wilhelmina estaba viva y en el psiquiátrico. No saberse hijo de Marcellus, sentirse engañado durante años y pensar que le habían ocultado la existencia de su madre viva durante toda su infancia fue el pretexto perfecto para enfocar su ira en su padre adoptivo y llevar sus problemas a tonos mucho más serios. La expulsión de Winnie del colegio de Salem y su posterior transferencia a Ilvermorny fue, sin embargo, lo más afortunado que le pudo pasar.

La presencia de su hermana fue de vital importancia para que todo ese caos encontrara freno en alguna parte. Con los ojos de la docencia puestos en él y a nada de ser expulsado de manera definitiva de Ilvermorny, Winnie se las arregló para fungir como catalizador de toda esa furia y confusión. De manera casi increíble, Donald consiguió continuar con sus estudios e incluso destacó en varias asignaturas sin matar a nadie en el medio.

Al terminar la educación básica, ambos se tomaron un año sabático para conocer Europa, a su familia materna (excepto a su abuelo, que está en la cárcel por crímenes de guerra también) y a pasar tiempo con sus abuelos paternos Lovecraft. Aprovecharon ese tiempo para decidir qué hacer de su vida y, en el caso de Donnie, para sanar las heridas dejadas por la revelación de Marcellus, para visitar a su madre tantas veces como le fue posible y, a través de ella, darse cuenta que el odio que entonces sentía por su padre adoptivo no tenía justificación alguna. Aun así, el resentimiento hacia Marcellus por haberles ocultado la verdad durante tanto tiempo nunca sanó por completo.

Al regresar se matricularon en la Universidad Bassett-Knapp. Donnie ingresó a la facultad de Humanidades para hacerse con la carrera de Literatura, exactamente la misma que antaño hubiese estudiado su padre adoptivo. Elegir dicha carrera no solo se trató de un desafió directo a la memoria de Marcellus (estaba dispuesto a demostrarle lo bueno que podía ser en lo que se le diera la gana sin necesidad de ser un hijo suyo auténtico, aunque realmente eso no fuera necesario); fue en la escritura que encontró una forma de plasmar todos esos sentimientos conflictivos en algo de lo que fuera capaz de sentirse orgulloso.

Volver arriba Ir abajo

Re: Donnie Lovecraft

Mensaje por Rectoría el Sáb Mayo 07, 2016 10:17 am

Personaje Aceptado



Ya eres parte de St Bassett Knapp Valley, ahora puedes pasar a realizar tus Registros, crear tu post de Relaciones y tu bóveda en el McU

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.