Últimos temas
» In Alpha we trust [Freddie]
Mar Sep 19, 2017 10:37 am por Keith T. Anderson

» Torneo de las fraternidades [NUEVOS TERRITORIOS]
Miér Sep 13, 2017 1:10 am por Brandon A. Lovecraft

» Shape of you
Miér Sep 06, 2017 9:54 pm por Winnie Lovecraft

» Wicked games
Miér Sep 06, 2017 9:29 pm por Auberon Wardwell

» Eagles vs. Horns
Miér Sep 06, 2017 4:54 pm por Tammy Wildenstein

» Y el tío Werther le dice: Un gran poder... conlleva partir en pedazos a todos tus amigos
Mar Sep 05, 2017 7:29 pm por Fantasma NDP

» Como un hongo [libre]
Lun Sep 04, 2017 2:09 pm por Robbie Chee

» Vengan, amiguitos
Lun Sep 04, 2017 11:01 am por Benjamin Walker

» Petición de Rol
Jue Ago 31, 2017 7:09 pm por Benjamin Walker

» Kolob Canyons
Jue Ago 31, 2017 3:24 pm por Tammy Wildenstein

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

God Only Knows

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

God Only Knows

Mensaje por Kjell Stefan Skarsgård el Lun Mayo 09, 2016 12:33 am

Aquí titulo


¿Cómo habíamos llegado a esto?. Bueno, era algo bastante complicado para las mentes simples y a su vez molesto de explicar. Ni siquiera mi hermana estaba al tanto de lo que sucedía, y eso que este tipo de cosas no eran tabú para nosotros. La realidad es que una cosa había llevado a la otra, no se si un juego de miradas o simplemente habíamos sido capaces de expresarnos las cosas sin tapujos. Algo asi como, “Hey tú, follemos”, aunque en honor a la verdad no fue así.

No era algo que habíamos acordado, simplemente uno había asumido lo que el otro pensaba y había estado de acuerdo por omisión.

Me había propuesto a conocer todos los hoteles y moteles del sur de la región. Y dado el mensaje que me había dejado Amanda, había acabado contestándole la dirección y el lugar. Aquello era “lo nuestro”, si es que aquello podría llamarse de algún modo, que no fuese que éramos follamigos. Pero la realidad es que lo único que sabía de ella, lo había conocido en clases y en uno que otro comentario, desconocía mucho de ella. Pero las cosas así funcionaban.

Había llegado mas temprano en aquella ocasión. Por lo que había tenido tiempo de nadar un poco en la alberca del lugar, y había dejado las instrucciones de que apenas llegase, le entregasen la tarjeta de la habitación.

No iba a ser un fin de semana especialmente complicado. Pero como siempre, había algo que no dejaba de zumbarme aún en la cabeza


_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: God Only Knows

Mensaje por Amanda Rosenbarg el Miér Mayo 11, 2016 10:26 pm

Un día de mierda.

Eso era. No había forma de poder proporcionarle un adjetivo mejor a la gran carga de mala vibra que llevaba en la espalda. Amanda era intensa, quizá demasiado y se dejaba ver en la forma en la que competía, en la que golpeaba, en la que reclamaba y gritaba, también en la que follaba; con coraje, con mala leche, como si deseara dejar en claro quién mandaba ahí, aunque fuese en el momento tan íntimo que unen a dos personas. Así era toda su vida: todo o nada no se andaba con medias tintas y eso, para muchos, era sinónimo de problemas. Los constantes roces con Tammy Wildenstein y sus demás hermanas theta se hacían cada vez más seguido y escalaban mucho más rápido de lo normal, las clases eran cada vez más exigentes y pese a que cumplía de forma ejemplar, el cansancio estaba pegándole en su mentalidad. No se permitía fallas y ahora, después de meses de llevarlo todo con una simpleza atemorizante, se le salió de control, perdiendo la cabeza en plena clase y ganándose una suspensión de tres días.

Pocas eran las personas que lograban calmar a la furiosa tormenta que era ella, una de esas personas era un alpha oriundo de Noruega o alguna parte de la Escandinavia antigua que lograba apagar su fuego interno con relativa facilidad. ¿Cómo lo hacía? Sencillo; cogiéndosela como un demente. Necesitaba sacarse toda la mierda de encima pronto o sino iba a explotar y dejar más que un destrozo. Salió de la universidad como alma que lleva el diablo y mandó dos mensajes mediante patronus. Uno a su padre y otro a Kjell. El primero decía: "No voy a llegar. Cocina para ti nada más. Te quiero." y el segundo era mucho más incisivo: "Necesito verte, ahora." así, no daba explicaciones ni tampoco demostraba lo que sentía cuando estaba frente a él. Solo con su roce y la fuerza de sus besos lograba que se le olvidara hasta que era asiática.

Él le respondió con la dirección de donde iba a estar. Se preparó con todo lo necesario y salió nuevamente, apareciendo a unos escasos metros de dónde estaba. Caminó lento, buscándolo pese a la intensidad del sol, cubriendo sus ojos con la palma de su mano. Cuando lo ubicó recostado en la arena, corrió rápidamente hacia él, arrojando la pequeña maleta que cargaba consigo y echándose casi encima de él.

- Ya vine. Te toca - Hablaba con él en clave, como si se trata de jugadas de ajedrez, así era cuando estaban en la universidad y sentían esa repentina necesidad de apartarse de todos y recurrir a su habitación o a la suya.

Volver arriba Ir abajo

Re: God Only Knows

Mensaje por Kjell Stefan Skarsgård el Jue Mayo 12, 2016 1:05 am

No esperaba realmente que acudiese a donde él se encontrara. Pero claro, muchas cosas que hacían no eran esencialmente como debían ser. De ahí que se sintiera tan cómodo con Amanda, a pesar del carácter difícil que se supone que tenía, pero que él claramente sabía encauzar para sus propios propósitos.

Había salido de darme un chapuzón, y me había recostado a tomar un poco el sol. Me preparaba para pedir otra bebida, cuando un sonido a mi costado me hizo girar y la ví. Con esa sonrisa travieza y la lacividad en los ojos. Me arrojó la maleta, y se arrojó sobre mí. La recibí con mis brazos rodeandole por la cintura, acercando el roce de mis labios a la base de su cuello. Impregnandome del aroma de su cabello entremezclado con aroma a tequila de mis labios.

A los ojos de todos, debíamos ser una de esas enjundiosas parejas jóvenes que les costaba llegar a la habitación para desatar su infierno, y no estaban tan mal. Pues en varias ocasiones acababamos por improvisar. Todo al calor del momento. Y sin importarnos el pudor y los presentes.

-Me doy cuenta- susurré a su oído. Bebiendo de un par de bocados del sabor de su cuello.

Todo era simple, sin excusas ni explicaciones. Por eso funcionaba tan bien.

-Vamos...- me apresure a decir, regresando al contacto de sus ojos. Bajandole con el roce de mi mano sobre la superficie de su piel hasta su cintura. Pues para mí, habían pasado mas de mil noches desde nuestro último encuentro. Y mi cuerpo ya la demandaba.

Bebí de un trago lo último que quedaba en mi caballito, y tome la maleta que anteriormente me había arrojado. Dedicando una mirada cómplice a Amanda. Pues esperaba que trajese ese conjunto de lencería que me volvía estúpido, si, no había otra forma a denominar lo que provocaba en mí.

La tomé por la cintura y busqué con la mirada a alguno de los camareros para indicar que llevasen una botella de su mejor tequila a nuestra habitación. Pues si todo marchaba sobre ruedas, líquidos era lo que más iban a necesitar en aquel fin de semana.

Apresuramos el paso hasta el lobby del hotel. Pues aunque no nos encontrábamos en uno de los últimos, pisos, le hice un gesto cómplice con la mirada en dirección al ascensor. Entramos y este se cerró tras nosotros, la empuje contra el fondo del lugar, mientras con mi otra mano aprete todos los botones del ascensor. -Tu movimiento- musite, mientras soltaba la maleta sobre el piso.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: God Only Knows

Mensaje por Amanda Rosenbarg el Sáb Mayo 14, 2016 8:43 pm


Era casi milagroso el efecto que el rubio tenía en ella. Era como si de alguna forma, apaciguara -literalmente- el fuego que le consumía las entrañas por coraje e impotencia. Luego de mantener el gesto fúrico todo el camino, apenas sintió sus brazos acomodarse con simpleza alrededor de su cintura y fue todo. No necesitó más para relajarse. Era tan sencillo dejarse ir cuando Kjell estaba frente a ella que le parecía ridículo. Incluso hasta se portaba amable.

No dijo nada y prefirió que fuera él quién la llevara a través de la costa, justo para ubicar el lugar que sería el receptáculo de las barbaridades que iban a cometer en el nombre del otro. El tiempo se le hacía eterno, como si estuviera haciendo hincapié en no querer correr, lo cuál hacia que la desesperación de Amanda lograra salir a flote. Llegaron al hotel y solo sonrió al escucharlo pedir la botella de tequila. Ya tenía una ligera idea de cómo era que se iban a beber ese licor. Al acercarse cada vez más en dirección del ascensor, adivinó el pensamiento de Kjell. Corrió hacia dónde estaban los botones y lo accionó con prontitud. Apenas la puerta se cerró detrás de ellos y Amanda se le fue encima, buscando sus labios y encontrándolos con un atinado sabor a agua salada. Al final solo mordió su labio y se recargó en la pared de atrás.

- Peón, E-5- dijo mientras intentaba recuperarse de aquel intenso beso. Así era cómo terminaban siempre, con múltiples jaque mates y una terrible adicción uno por el otro.
[/quote]

Volver arriba Ir abajo

Re: God Only Knows

Mensaje por Kjell Stefan Skarsgård el Vie Mayo 27, 2016 6:48 pm

Si aquello era la tormenta, yo era la llovizna, la antesala perfecta al huracàn que era la pelinegra y que sin duda amenazaba con devorar a quien se interpusiera a su paso. Teniendome a mì, como su primera víctima.

Correspondí a su arrebato, con la mirada recorriendo centímetro a centímetro su piel. Cual depredador que sabore a su presa antes de hacer el siguiente movimiento. Ella habló, y no pude evitar mirarla con la mirada cargada de excitación, mientras el primer sonido del primer piso que dejábamos atrás acompañaba al de nuestras respiraciones. Aún había tiempo.

Me hice hacia adelante, acorralando a la pelinegra con mi cuerpo contra el suyo y la pared. Subiendo mis manos de la superficie de sus caderas, hasta sus muñecas. Cerrando mis manos a su alrededor cual grilletes, elevándose por encima de su cabeza.

Acerque mi rostro a la altura de su oído, dejando que su respiración y la mía fueran acompasandose. -Caballo a F3-  musité, trazando el camino entre su cuello y el hombro que movimiento a movimiento iba descubriendo a cada beso, sin importar que ya solo faltara un piso mas para estar en la que sería nuestra habitación.

Me costaba contenerme, aunque era algo que nisiquiera tenia en mente.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: God Only Knows

Mensaje por Amanda Rosenbarg el Sáb Mayo 28, 2016 9:26 am

Solo había una cosa en la mente de Amanda: la figura de Kjell en cada rincón y plano, jodidamente cerca y haciéndola temblar de excitación. Pasaron pocos instantes después de aquel apasionado beso y el aviso de que habían pasado el primer piso. Sonreía al pensar en lo que dirían los demás inquilinos del hotel que necesitaran usar el elevador. La adrenalina de ser vistos solo era comparable con el deseo por el rubio y la urgencia de ser leída a la perfección bajo las sábanas. Sentir su respiración: caliente y exigente solo la envolvió en una oscura ansía, unas terribles ganas de montarlo ahí mismo, sin importarle nada más que entregarse al placer que le provocaba su sola presencia en aquel cuarto movible de 3x3. Aquel susurro la recorrió desde los dedos de los pies hasta la coronilla, tensánsola y erizando su piel. Ya no quería decir más estupideces referentes al ajedrez, ya no quería tener la maldita ropa puesta, ya no quería nada, solo sentir a Kjell correrse dentro de ella.

Los besos solo empeoraron la situación. Aletargaban esa primitiva necesidad de yacer frente a él de una vez, al punto de ser casi tangiblemente doloroso. Soltó un ligero gemido que no tuvo la precausión de contener y alzó la cabeza para que le recorriera el cuello solo como él sabía hacerlo. Nuevamente el sonido del elevador los alertó. Amanda abrió los ojos y sonrió ante la cara de sorpresa que una pareja de ancianos tenía al verlos así. Les guiñó el ojo y las puertas se cerraron nuevamente. - Kjell...- susurró cerca de su oído. - Para el maldito elevador...no puedo más- Era demasiada la tortura y el tiempo para esta. Necesitaba de Kjell ya mismo, no importaba que fuera en un reducido espacio como lo era un elevador. Lo necesitaba ya o de lo contrario perdería la cabeza y ambos sabían que no era precisamente bueno que Amanda Rosenbarg perdiera los estribos.

Volver arriba Ir abajo

Re: God Only Knows

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.