Últimos temas
» Are you afraid? (FREDDIE)
Ayer a las 8:30 pm por A. Caroline Weaver

» La ciudad y los perros [Flashback]
Ayer a las 6:42 pm por Luca Pazzoli

» Spell Rising
Ayer a las 6:21 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Shape of you
Ayer a las 6:20 pm por Judah Wildenstein

» Should I Stay Or Should I Go? - Freddie-
Ayer a las 6:06 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Be Brave [Charlie]
Ayer a las 5:59 pm por Winnie Lovecraft

» Riot [Libre para todos]
Ayer a las 5:59 pm por Muddy Chapman

» Saturday night
Ayer a las 5:56 pm por Tammy Wildenstein

» Sultans of Swing (Tammy)
Ayer a las 5:39 pm por Maximilien Ginsberg

» Trouble of mind
Lun Nov 20, 2017 6:23 pm por Deidre Mayfair

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Inesperate moments | Shy

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Lun Jun 06, 2016 3:57 pm

Inesperate moments


Shyloh | Sábado por la noche | Barra del pub


Como todos los fines de semana (y en realidad muchas veces parte del resto de la semana), Ridley se encontraba detrás de la barra del pub, cada vez más abarrotada, sirviendo bebidas. Ya llevaba trabajando allí varios años y le gustaba, era el típico lugar al que iría aunque no fuera para tener que trabajar allí, pues juntaba el mundo muggle y el mágico de una manera bastante natural, como hacía ella en su día a día. En los escasos momentos libres que le daba la clientela se iba dentro, donde estaba el despacho y el almacén y repasaba de manera escasa sus apuntes. Estaba bastante habituada a compaginar los estudios con el trabajo, lo llevaba haciendo desde los dieciséis años.

Parecía que iba a ser una noche tranquila, todo lo tranquila que podía ser una noche de sábado, claro está. Ridley incluso esperaba poderse ir relativamente pronto a casa. Ya volvería por la mañana a la universidad, así no correría el riesgo de despertar a su compañera de habitación.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Miér Jun 08, 2016 2:56 pm

Ridley se había marchado hacía unas cuantas horas al trabajo y Shyloh se había pasado el día sentada en su cama con la nariz entre los libros estudiando.
Pero era sábado y Shy necesitaba descansar un rato, liberarse y bueno, que quería salir de fiesta. No había más vuelta de hoja. Además, a pesar de que barajó una infinidad de posibilidades de a dónde podría ir, siempre tuvo una muy clara desde el principio.
Así que se dio una ducha, se puso sus mejores galas para salir por la noche y finalmente dejó atrás el campus para introducirse en la ciudad.

Si sus padres supieran a lo que se dedicaba la rubia en aquellos momentos, seguramente le harían volver a casa, pero Shyloh no iba a contárselo. Quería mucho a sus padres, les respetaba, pero el haberse marchado a la universidad había supuesto un gran paso para ella. En ciertos aspectos todavía seguía muy apegada a ellos y su opinión. Pero sabía que no cometería ningún desliz en aquellas noches de desmadre, o al menos ninguno más después de lo que le pasó con Ridley.

Sin más preámbulos llegó al lugar indicado. Ya había estado allí antes en alguna ocasión y tenía un ambiente que le resultaba bastante agradable. Aunque la verdadera razón por la que estaba allí era su compañera de habitación.
Entró al pub y fue directa a sentarse en la barra, distinguiendo al otro lado, pero lejos a la morena. Sonrió inconscientemente y simplemente esperó a que se le acercara alguien.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Vie Jun 24, 2016 6:29 pm

Tal vez le pedía a su jefe que le dejara salir algo antes. La verdad es que la morena últimamente no paraba y quizás aprovechaba el domingo simplemente para descansar. Ya volvería el lunes a la residencia. Aunque eso significaba no ver a Shyloh en un día...En realidad no era demasiado tiempo, pero se había acostumbrado a la presencia de la rubia a su alrededor y le resultaba en cierto modo reconfortante. Teniendo en cuenta que había cortado casi todos sus lazos familiares y de amistades con el pasado, no le venía mal tener a alguien así a su lado. Aunque hubieran tenido unos principios algo raros.

Había conseguido volver a meterse para dentro un par de minutos para repasar lo que se había llevado, justo en el momento en el que había llegado su compañera, así que no la vio, aunque ésta probablemente si había podido ver como la morena se metió para dentro. Quizás si la hubiera visto antes no habría tardado tanto dentro, lo más seguro es que directamente no se hubiera alejado de la barra sino todo lo contrario. Pero ojos que no ven, corazón que no siente, así que Ridley se limitó a seguir su plan nocturno; aprovechar cuando la barra no era acosada por clientes para meterse dentro y estudiar un rato. Esos momentos nunca superaban los diez minutos, pero el tiempo es caprichoso y esos escasos minutos podían parecer un mero suspiro o estirarse como si de un chicle se tratara, según la situación. A ella siempre le parecían cortos, pero no podía desatender sus obligaciones, no quería tener problemas en el trabajo.

Así que al final salió nuevamente y al dar una ojeada a la barra a ver si había alguien por atender fue que la vio. Aunque en un primer momento fue la sorpresa lo que reflejó su rostro, pues la rubia solía avisarla o incluso venirse con ella cuando tenía la intención de pasar un rato por el pub, aquella vez no le había dicho nada. Si no recordaba mal la había dejado estudiando, como había hecho durante el resto del día. Todo aquello pasó por su mente en cuestión de milisegundos, antes de sonreír de oreja a oreja cuando sus miradas se cruzaron y hacer amago de acercarse a ese lado de la barra cuando otro cliente le llamó la atención desde la otra punta. Articuló sin voz un "Ahora estoy contigo" y se fue a atender al susodicho lo más rápido posible.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Vie Jun 24, 2016 6:52 pm

Shyloh quiso que la morena le devolviera la mirada, pero tuvo que ver cómo esta se metía dentro de lo que parecía ser una especie de almacén, cocina, despacho o lo que fuera. Shyloh no podía ver lo que había dentro, así que no podía tampoco saberlo.
Se mordió el labio inferior algo decepcionada y decidió esperar a que saliera. Como tardó algo más de lo esperado, se sorprendió a sí misma al cabo del rato con el codo sobre la barra y la mejilla apoyada en la mano con gesto de aburrimiento.

Al final Ridley salió de su escondrijo y la dos pudieron verse. Shyloh la vio sonreír y en seguida sintió ese calor en el pecho. Ese calor al que se había acostumbrado. Suponía que eso era lo que se sentía al tener al fin una amiga con la que contar. Hizo amago de levantar la mano para saludarla, pero en seguida otro cliente llamó su atención y tuvo que desviarse para atenderle.

Shy se quedó con la palabra en la boca literalmente mientras esperaba de nuevo a que Ridley atendiera a su clientela. Decir que no se enojó un poco sería mentir, pero tampoco podía reprochar nada a nadie. Después de todo su compañera estaba trabajando y no quería interrumpirla. Suficiente había hecho apareciéndose allí sin avisar.
Ahora que pensaba en ello. ¿Se sentiría la morena molesta porque se hubiera atrevido a aparecer de esa forma?
De hecho, comenzó a preocuparse por ello. Quizás no debería haber ido y haberse pasado por algún otro lugar ella sola. Total, podía ir de fiesta a cualquiera de los clubs en los que había estado otras veces.
Pero claro, siempre había estado sola. Y ahora, bueno, ahora tenía a Ridley. A lo mejor no se enfadaba con ella y podía pedirle que fueran a dar un paseo nocturno por ahí cuando saliera de trabajar. Siempre y cuando no estuviera demasiado cansada.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Vie Jun 24, 2016 7:29 pm

No tardó demasiado en servir a aquella persona y se aseguró de moverse rápido hacia el otro lado antes de que alguien más la llamara. Total, no era la única que estaba sirviendo y al fin y al cabo su amiga era una cliente sin un vaso en la mano.
Y eso no podía ser.

Se permitió echarle una descarada mirada al ver que se había puesto galas nocturnas, por llamarlo de algún modo. Al contrario de Rid, que arreglarse para salir significaba añadirle más cadenas y algo más de escote a sus atuendos habituales, en Shy si se podía apreciar la variación entre los días normales y el salir de noche. Además ya había conseguido la suficiente confianza con ella para hacer algo así sin que se escandalizase, lo que era un paso adelante. Ambas sabían que no iba en serio, que la rubia no era de esas.

-¿Te has perdido o tienes una cita?- le dijo a modo de saludo con algo de guasa. Ridley estaba esperando que su compañera de cuarto diera un paso más en su crecimiento como ser social y empezase a pensar en que verse con alguien sin otra necesidad que la de pasar un buen rato no era una herejía. Sonrió, de esas sonrisas que llegan a los ojos y que pocas personas lograban sacar de ella y apoyó las manos en la barra -¿Qué te pongo?- al fin y al cabo aquello era un pub y ella una camarera, así que no podía sino preguntarle que servirle y mantenerse en movimiento tras la barra. Adiós a aprovechar los momentos de calma para repasar, como la rubia decidiese quedarse a pasar la noche allí.

Aquello le recordó sus planes iniciales, lo de pedirle a su jefe que la dejara marchar antes e irse a su casa para descansar y hacer el vago durante el domingo antes de volver a la universidad. Si Shyloh se quedaba allí para luego volverse juntas no podría, a menos que la convenciera para que se fuera a su casa bajo juramento de que no pasaría nada -estaba acostumbrada a las exageraciones de su amiga-. Se mordió ligeramente la mejilla apartando aquellos pensamientos de su mente. Al fin y al cabo aún faltaban horas.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Vie Jun 24, 2016 7:46 pm

Finalmente Ridley atendió a su cliente y pudo acercarse a Shyloh, que la recibió con una sonrisilla algo más tímida que la de antes.

—El día que tenga una cita se acabará el mundo —comentó casi sin pensarlo. Porque sí, Shyloh seguía siendo una joven estudiante con la autoestima un poquito baja, como la gran mayoría de chicas a su edad. Además, prefería ignorar ese tema de momento porque siempre que se ponía a pensar en futuros romances solamente podía pensar en mujeres y aquello le aterraba. Puede que algún día se lo contara a Ridley y le pidiera consejo o algo. Después de todo a ella se la veía mucho más abierta en ese tema. De mente y de palabras, claro.
Aun así, haber dicho aquello en voz alta delante de Ridley era un paso más adelante. Significaba que tenía la suficiente confianza con ella como para, inconscientemente, demostrar sus pequeñas dudas personales. O más de ellas.

—Sorpréndeme —dijo antes de acomodarse en su taburete—. Pero nada muy fuerte —porque lo último que le faltaba era terminar por los suelos o algo. Tenía una resistencia normal al alcohol, pero había algunas bebidas que le afectaban más que otras, como a todo el mundo.
De nuevo se preguntó qué pensarían sus padres si la vieran allí y agradeció que no supieran nada de aquello. Era las únicas normas que se saltaba y la verdad es que de momento disfrutaba de aquellas noches de libertad. Aunque hubiera tenido algún desliz.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Dom Jun 26, 2016 9:34 am

La morena se rió con ganas ante la respuesta de la chicas, imaginándose un cataclismo apocalíptico o algo similar. Se encogió de hombros y acabó por esbozar una sonrisa burlona.

-Espero que me de tiempo a celebrarlo antes del apocalipsis final- comentó siguiéndole la broma. Cuando llegase el momento era capaz hasta de ir de carabina y vigilarla de lejos, por si le daba un ataque de histeria o similar. Era una pena que con lo guapa que era y lo simpática que podía llegar a ser una vez la conocías se cerrase tanto en banda en ese aspecto. Si explotara un poquito más eso los tendría a todos comiendo de su mano, aunque Rid la prefería así. Quizás la encontraba tan guapa porque no era consciente de ello.

-Hum...Vale, espera un momento- se quedó un momento pensativa antes de dirigirse hacia su compañero y pedirle que le sirviera un cóctel. Tenían bastante fama entre las chicas que iban al local, aunque la inglesa seguía siendo de las que amenizaba sus noches con pintas de cerveza. Además de ser algo torpe mezclando...Que vamos, se las apañaba, pero si podía conseguir que se ocupara otro, mejor para todos. Aprovechó y fue sirviendo a otros clientes, no podía quedarse en la parra en una esquina con la rubia y teniendo en cuenta sus ratos de escapista estudiantil no iba a tomar un descanso.

Se acercó de nuevo a ella cuando vio que ya le habían servido y sonrió sin pizca de culpabilidad -Todavía no tengo demasiada práctica preparándolos yo, pero últimamente le gustan a todo el mundo- le explicó. Se quedó mirándola unos segundos, quizás demasiado, pero salió rápido de aquel pequeño trance y ladeó ligeramente la cabeza. -¿Y cómo que has salido esta noche? Pensaba que te ibas a quedar estudiando, te podría haber esperado- o haberle hecho salir antes, cualquiera de las dos opciones era buena.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Dom Jun 26, 2016 1:45 pm

Ridley volvió a alejarse para cumplir con su trabajo y comunicarle a su compañero que le preparara una bebida a la rubia.
Shyloh se quedó mirando cómo la morena se ponía a servir cervezas y luego sus ojos se desviaron a su compañero, mientras se disponía a hacer la mezcla que después le sirvió con una sonrisa. Shyloh le devolvió otra sonrisa tímida por cortesía, e incluso quiso soltar un “gracias”, pero no le salió, así que se quedó entrelazando sus dedos en el tallo de la copa y la vista perdida en el líquido verde, pensando en lo estúpida que debía parecer bebiendo allí sola. Pensando demasiado de nuevo.

Probó aquel cóctel y se pasó luego la lengua por los labios. Como había pedido, era suave, con un toque amargo de limón, pero bastante leve. Refrescante. Estaba bueno.
Luego, al fin, Ridley regresó.

—No te preocupes —alzó la copa a la altura de sus ojos—. El sabor… delicioso. Deberías felicitar a tu amigo, no me extraña que tengan éxito.
Notó la mirada de la inglesa clavada en ella y no pudo evitar ruborizarse un poco, pero ya no tenía remedio para eso. Se había acostumbrado.

—Me había cansado de estudiar —dijo dejando reposar de nuevo la copa sobre la barra. Aquella afirmación viniendo de Shyloh era difícil de creer, pero oye, que sí, que la rubia necesitaba sus ratos de descanso y de liberación—. No quería molestarte. Realmente me he dejado caer por aquí sin ninguna planificación —lo cual no era del todo verdad—. Y pensaba que quizás cuando salieras te apeteciera dar un paseo o algo… pero ahora que lo pienso a lo mejor estás muy cansada y quieres marcharte a casa directamente.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Miér Jun 29, 2016 4:59 pm

La morena no le quitaba ojo a su amiga mientras iba sirviendo a los demás, repartiendo tragos y recogiendo dinero como si tuviera ocho brazos. En algunos momentos casi esperaba que le salieran un par más, sería de lo más práctico en el trabajo. Así iría más rápido y podría dedicarse a hablar con alguna persona interesante que decidiera pasar la noche apoyada en su barra. Como su compañera de cuarto.

No tardó demasiado en volver a acercarse hacia donde ella estaba y sonrió complacida por su respuesta, contenta de haber acertado con los gustos de Shyloh. Su sonrisa se hizo algo más cálida al ver como se sonrojaba e inmediatamente su mente comenzó a trabajar en segundo plano sobre lo de aprender a hacer cócteles ella misma y hacérselos en aquel cuarto que compartían. No estaba demasiado segura de las reglas sobre la tenencia de alcohol en los dormitorios de la universidad. Además sabía que parte de su falta de maña para prepararlos se debía a que no era demasiado amante de ellos. Lo más complicado que podía pedir en la barra de un bar era un mojito.

Enarcó una ceja divertida ante aquello de que se había cansado de estudiar. Bien cierto era que la rubia era una de las personas más estudiosas que conocía, estaba segura de que si hubiera podido estudiar en Hogwarts la habría visto pasearse camino de la biblioteca con el símbolo de los Ravenclaws bien orgulloso en su pecho. -No eres ninguna molestia- se apresuró a contestar, volviéndole a sonreír.

No quería que pensase que era una molestia ni nada similar y no le molestaba tener que repetírselo hasta que se cansase de escucharlo y un poco más. Eran amigas, Ridley llevaba desde que se conocieron intentando que la rubia confiase cada vez un poquito más en ella y le gustaba saber que sus esfuerzos no parecían ir en vano. Que además hubiera ido allí para, en cierto modo, recogerla e ir a dar una vuelta después de trabajar hacía que la que estuviera a punto de sonrojarse fuera ella. Pero aquello le recordó a su plan inicial nocturno y pasó del suave sonrojo de la timidez a una cara de circunstancias importante.

-Pues...La verdad es que había pensado en salir pronto de aquí e ir a dormir a mi apartamento, no a la universidad...Estoy bastante cansada y quería aprovechar mañana para dormir- vale, al final si se había puesto roja, pero del bochorno de estar diciendo aquello, se avergonzaba de no haberla avisado antes de sus planes, aunque no era la primera vez que salía de su dormitorio sin avisar y sin volver hasta el día siguiente. Titubeó un segundo antes de seguir hablando. -Pero...Si quieres puedes venirte a mi casa, hay sitio suficiente y creo que tengo la nevera llena- Rid vivía en un barrio muggle como una auténtica persona sin magia. Y no le molestaba para nada admitirlo. Sonrió -No estará mal tener algo de compañía.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Jue Jul 07, 2016 1:45 pm

¿Por qué Ridley era tan endemoniadamente encantadora? Se moría de ganas por volver a verla con esas gafas, leyendo un libro y…
Si hubiese estado sola, era muy probable que Shyloh se hubiera dado un golpe con la palma de la mano en la cara al pensar aquello. Al principio había huido de su compañera, habría hecho lo que estuviera en su mano para cambiar de habitación y alejarse todo lo posible de ella.
Y ahora… ahora hacía todo lo contrario.

Que la morena le dijera que no era una molestia era un alivio, pero Shyloh tampoco se sintió mucho mejor. Quizás solo lo decía por cortesía, quién sabe. Ella siempre se había sentido un estorbo para la gente, o al menos siempre lo terminaba siendo.
Pero quería pasar tiempo con ella, de verdad. No podía evitarlo.
Quizás si Ridley se cansaba de la rubia, fuera mucho más fácil que se lo dijera directamente a la cara. Shyloh iba a seguir ahí hasta entonces puesto que ya no era capaz de dejarla de lado. Había pensado, ahora que al fin se llevaban más o menos bien, en no apegarse más, pero ahora sabía que eso solo sucedería si Ridley le empezaba a dar largas.
Por primera vez en su vida, Shy sentía que podía tener una amiga de verdad.

Guardó silencio y no se mostró muy molesta porque Rid no le hubiera dicho antes que tenía planeado pasar la noche fuera. Al fin y al cabo, tampoco era la primera vez que lo hacía sin avisar. Lo cual hizo a la rubia sentirse todavía más estúpida si era posible. Había estropeado la noche de Ridley.
Shyloh fue a dar un nuevo sorbo a su bebida justo cuando la inglesa la invitó a ir a su casa.
Abrió la boca para responder, pero se quedó ahí unos instantes.

Ridley le había invitado a ir a su casa, a pasar la noche, solas. Al menos ya sabía que no tenían que hacer peleas de almohadas ni hablar de chicos, ni nada de eso. Esas cosas solo pasaban en las películas.
Un par de pensamientos cruzaron fugazmente la mente de Shyloh que se dispuso a contestar al fin, pero obviamente de forma inconexa porque a pesar de tener una cabeza brillante, su cerebro no computaba bien con eso de la socialización.

—No, digo, sí, yo quiero decir que… lo que quiero decir es que, a ver… —se quedó con la boca entreabierta sin haber terminado mientras dejaba reposar la copa que al final no había probado sobre la barra—. Que no estaría mal tener algo de compañía— sonrió tímidamente.

Supuso que aquello era suficiente respuesta como para que la morena entendiera que había aceptado su invitación.
Luego sintió ese intenso calor en las mejillas y clavó sus ojos en el líquido verde sin saber qué más decir.
¿Cuándo saldría Ridley de trabajar? ¿Le quedaría mucho? ¿Estaría su casa cerca? ¿Cómo sería? ¿Y si todo aquello era una broma y al final cada una se iba por su camino después de soltar un par de risas embotelladas?
Ni si quiera se había llevado pijama.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Jue Jul 07, 2016 6:57 pm

Si no fuera porque era de noche y fin de semana, Ridley se quedaría mirándola fijamente, esperando que lo que pensaba la rubia apareciese de repente en su rostro y así que supiera a que atenerse. Pero tenía faena, al fin y al cabo estaba en horario de trabajo y eso no había como corregirlo. Así que mientras hablaba con su amiga no se estaba quieta. Quizás así le daba más tiempo para pensar. En cierto modo le sabía fatal no avisarla cuando iba a pasar la noche fuera, pero había tenido que acostumbrarla, había tenido que hacerlo para intentar encubrir a sus ojos sus salidas obligatorias de luna llena. No sabía como reaccionaría a su peor secreto y no estaba dispuesta a descubrirlo todavía.

Fue en ese momento en el que le dijo que no iba a aparecer por el dormitorio que compartían y con las mismas le invitó a pasar la noche con ella. Como si no pasaran suficientes noches juntas. Como si no fuera una proposición que la morena hubiera hecho desde aquella barra más de una vez, con intenciones bien distintas a las que tenía ahora. Porque Shyloh no era de esas, porque ya le había costado bastante que aceptara sus tendencias al nudismo para dormir, y eso era lo más sexual que había pasado entre ambas desde que apareció en su habitación con un par de cajas, un semestre atrás. No le dio demasiado tiempo a observar aquella cara de estupefacción con la boca abierta que se había congelado en sus facciones porque la reclamaban desde el otro lado de la barra. La noche parecía estar animándose y la morena sólo quería poder acabar su turno de trabajo y largarse de allí con Shyloh.

Se tranquilizó al escuchar la respuesta afirmativa, de aquella manera nerviosa que le parecía adorable. -Genial. Nunca has venido a mi casa, ¿verdad? Está lejos del pueblo, vivo en una zona de no-maj- aquella palabra todavía le resultaba muy extraña en sus labios, acostumbrada desde pequeña a decir muggle. Sonrió al ver como se sonrojaba, rehuyendo su mirada.

No pudo evitarlo, era imposible no aprovecharse de aquello y se acercó lo suficiente a Shyloh para casi rozarle la oreja con los labios -Intentaré que me dejen salir un poco antes- le susurró (todo lo posible teniendo en cuenta el ruido del local) y al separarse le brindó una de aquellas cálidas sonrisas que tampoco eran demasiado comunes en la morena, salvo cuando estaba con ella.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Shyloh Valdimarsdóttir el Vie Jul 08, 2016 11:46 am

Que Ridley le dijera que vivía en un lugar plagado de no-majs no le suponía ningún problema. En Islandia había estado alejada de todo eso, pero en América todo era diferente y bueno, ella misma veía su vida mucho más fácil conviviendo con la gente muggle, porque todavía no se acostumbraba a llamarles de la otra forma.
Sus padres estarían en contra completamente, pero una vez más, ellos no estaban allí para ponerle el ojo o la varita encima, así que solo se encogió de hombros como si no le pareciera un dato de importancia.

A ver, no es que estuviera familiarizada al completo con todo aquello, pero tampoco se sentía tan incómoda con eso como podía estarlo más adelante cuando estuviera a solas en casa de Ridley. Porque sí, habían estado muchas veces a solar, compartían cuarto, pero no era lo mismo. Tenían otros cuartos al lado de gente con la que se cruzaba a diario, y había personal en el campus también durmiendo allí. Era una gran comunidad. Pero el piso de Rid… era solo de Rid. Quizás sí que le molestara que Shyloh se hubiera aparecido por allí, pero no tenía porqué invitarla a su casa si no quería. ¿Significaría algo entonces aquella invitación?
Lo más probable es que solo hubiera sido por cortesía, así que la rubia se bajó un poquito de su castillo del cielo y se dedicó a mirar todavía la copa hasta que sintió la cercanía de Rid y la voz en su oído.

Contuvo la respiración hasta que se separó y pudo recuperarla de nuevo. Alzó la mirada y se topó con la calidez de la morena. Tampoco es que tuviera mucho que decir, ni su cerebro dejaba que dijera nada, así que tan solo asintió en silencio y levantó su copa para tomársela toda de un trago.
Quizás no le fuera a sentar muy bien, pero era la mejor reacción que había podido tener, a su parecer, para no parecer estúpida.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Ridley U. O'Finnerty el Vie Jul 08, 2016 2:44 pm

La morena se rió al ver la sed que había tenido Shyloh de repente, apurando la copa de aquel modo. Si no la conociera lo suficiente, pensaría que la rubia estaba teniendo pensamientos bastante pecaminosos sobre lo que podía pasar en su casa, con ella. Pero Ridley sabía que no era de esas, que ni siquiera le gustaban las chicas y menos aún ella, eran demasiado diferentes en algunos aspectos para eso. Hacía demasiado tiempo que había comprendido que su amiga era un límite duro y no podía sobrepasarse con ella. Todo lo contrario que con su anterior compañera de habitación, que entre discusión y discusión podían acabar contra cualquier superficie de la habitación. Pero de la habitación de Ridley ya no salían ese tipo de ruidos, procuraba siempre que conocía a alguien que si ocurría algo ocurriese fuera de allí. No es que se avergonzase de su vida sexual -dado que de sentimental tenía poco-, pero no creía que fuera una conversación o una situación cómoda para la rubia. Mejor no forzar las cosas, si quería, algún día la preguntaría, o eso esperaba.

Le pidió a su compañero que le volviera a servir otra de esas copas, sin cargarla demasiado. No estaba muy segura de la resistencia al alcohol de su amiga y teniendo en cuenta que aún faltaban un par de horas para que saliera de allí y se pudieran ir a su casa como poco, no quería luego tenerla que llevar a rastas hasta allá. Que bueno, siempre se aparecía para irse a su casa y es lo que iba a hacer aquella noche también, pero siempre era más sencillo aparecerse si la otra persona estaba sobria. Así que entre idas y venidas a la esquina donde se encontraba Shyloh, se fue haciendo la noche, consiguiendo compaginarlo todo de la mejor manera posible, hasta que consiguió que su jefe la dejase terminar el turno. Lo más seguro es que la semana siguiente le tocara hacer alguna horilla de más, pero bueno, llevaba el suficiente tiempo allí y tenía la confianza necesaria con su jefe para hacer algo así sin ver peligrar su puesto de trabajo. Además, siempre estaba haciendo horas extras como si estuviese loca y no tuviera otra cosa que hacer que trabajar.

Se metió dentro un momento para recoger sus olvidados apuntes y meterlos en su eterna bandolera de cartero y al salir colgándosela ya fue directamente a por la rubia, cogiéndola de un brazo. -Vamos señorita, tengo que presentarle mi casa- dijo con gran grandilocuencia, antes de comenzar a reírse. Fue con ella hasta la salida del bar y una vez allí, después de avisarle que se iban a desaparecer para que no fuera a marearse, lo hizo, llegando a la puerta de su pequeño pero habitable piso de estudiante.

_________________

Love you Porpero <3

Volver arriba Ir abajo

Re: Inesperate moments | Shy

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.