Últimos temas
» Woodstock Records ↯ Afiliación Normal (cambio de botón)
Vie Oct 20, 2017 8:06 pm por Invitado

» Intercambios
Jue Oct 12, 2017 9:17 pm por Charlie Blue

» Animagos o cambiapieles
Jue Oct 12, 2017 9:04 pm por Porpentina Schweinsteiger

» Sultans of Swing (Tammy)
Miér Oct 11, 2017 10:02 pm por Tammy Wildenstein

» Shape of you
Miér Oct 11, 2017 9:41 pm por Winnie Lovecraft

» Chris, para los amigos (RELACIONES CHRISTOPHER WEAVER)
Miér Oct 11, 2017 8:14 pm por Christopher Weaver

» Petición de Rol
Miér Oct 11, 2017 4:14 pm por Charlie Blue

» Fine, fine, fineee, I said FINE!
Mar Oct 10, 2017 10:03 pm por Tammy Wildenstein

» Tina's Cellphone
Mar Oct 10, 2017 12:33 pm por Freddie Bolton

» Como un hongo [libre]
Mar Oct 10, 2017 12:29 pm por Freddie Bolton

afiliados Hermanos
Directorios, Diseño, Tumblrs
Afiliados Elite 15 de 30
1zp6r0z.jpg  photo untitled45.png
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve al igual que el tablón gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios fue modificado solo por estética del foro pero todo le pertenece a Neeve :)

Núcleos de varitas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Miér Jul 06, 2016 2:57 pm

Todo lo que había pasado en su despacho cuando Valeria solamente había pretendido enseñarle su varita y pedirle su opinión, había desarrollado secuelas bastante desagradables, pero Bastian no iba a dejar de cumplir sus promesas por eso. Había quedado de ayudar a Valeria y eso era justo lo que pensaba hacer. No sabía si Porpentina ya había tenido la amabilidad de disculparse con la pelirroja, pero esperaba que al menos hubiera hecho el intento.

Le había mandado un mensaje a Valeria antes, preguntándole si estaba libre a las 5:00 pm, una hora después de terminar con el club de duelo. No había hablado con su hermana desde entonces, solamente se aseguraba de que estuviera bien, pero de lejos. No quería hacerle pensar que ya la había perdonado, aunque sabía que él también tenía muchas disculpas que pedirle.

Había citado a Valeria en un aula de manufactura que, según el calendario, ya habían terminado de usar por el día. Estaba vacía y mientras la esperaba, Bastian la recorría curioso.

Alguna vez le había interesado la manufactura de varitas, aunque al final había decidido otra cosa, pero le gustaba observar los distintos núcleos guardados en bolsas, frascos o cajas, y también todas las muestras en madera que había por ahí. No entendía exactamente para qué eran todas las cosas de las estanterías, pero le llamaban.

Cuando escuchó que la puerta se abría, giró para encontrarse con Valeria por fin.


Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Jue Jul 07, 2016 12:54 pm

La cantidad de horas de sueño acumuladas que Valeria tenía en su haber desde el incidente en el despacho de Bastian eran las mínimas necesarias para que un ser humano pudiera funcionar sin perder la cabeza. Por fortuna contaba con un par de trucos bajo la manga, la receta de filtro revitalizante de su familia era un verdadero salvavidas en situaciones como esta.

Se encontraba en el food court recordándose a sí misma que necesitaba llevarse al estómago algo más que pociones si pretendía rendir de manera eficiente cuando el mensaje de Bastian le llegó. Le respondió que ahí estaría. Había escuchado rumores sobre un escándalo en la enfermería que involucraba a los Schweinsteinger y a Porpentina rompiendo botellas de pociones en un exabrupto. “La loca de Delta”, decían. Valeria se había mantenido silenciosa. En otras circunstancias se habría acercado a Porpentina para asegurar que estuviera bien y tranquila después de algo así. Esta vez, sin embargo, se mantuvo al margen.

Al entrar al aula y verlo frente a la estantería de muestras, ella cerró la puerta tras de sí y se acercó hasta su lado. No corrió a besarlo para provocarle a retomar donde se habían quedado el otro día en su despacho, puesto que a fin de cuentas ella era una alumna, él miembro del staff universitario y se encontraban dentro de las instalaciones de su facultad. Se manejaba con discreción. No le interesaba que sus asuntos personales comenzaran a volar en boca de todas. Sin embargo, la distancia que había dejado entre ambos no era precisamente la de una interacción tan impersonal como una asesoría.

- Hipnotizan un poco, ¿no lo crees? -

Preguntó con su tono calmo, el ceño ligeramente fruncido y una sutil sonrisa en los labios. Para ella era así, el tiempo se le escurría como agua entre los dedos cuando sostenía un núcleo entre ellos. Siempre había sentido una conexión muy íntima con lo que hacía, una fascinación especial por lo que podía crear más allá de la faceta artesanal de la carrera que había elegido: sentir la magia corriendo entre sus manos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Lun Jul 11, 2016 11:03 pm

Se giró y le sonrió a Valeria cuando cerró la puerta tras de ella y comenzó a caminar hacia él. Pero como ella, también mantuvo su prudente distancia a pesar de la última vez que se habían visto, porque pensaba lo mismo; que la primera vez había sido osado de su parte, pero que ahora su relación dentro del campus no era la misma. Aún así, se moría por estirar la mano hacia su cabello pelirrojo, y por sentirla más cerca de lo que la tenía. Asintió a su frase porque sí, era una visión que lo dejaba interesado, aunque no más interesado que lo que tenía enfrente en ese momento.

-¿Cómo vas con el asunto de la varita? Sigo lamentando mucho todo eso. Soy tuyo de aquí al amanecer si hace falta. Ah, y te traje esto…

Sabía que le hacía falta el polvo de hada para el núcleo, y que en ciertas circunstancias no era fácil de conseguir. Le había pedido a Winnie el favor, diciéndole que al fin su tontería caprichosa de aprender un lenguaje que parecía tonto iba a rendir frutos, y aunque había tenido que pagarle con una cena excesiva, todo por no querer explicarle lo que había pasado, al final había valido la pena.

-Sé que me tardé en conseguirlo, pero aún estamos a tiempo del proceso, ¿no?

Le dijo mientras le entregaba el frasquito con el polvo brillante, como si contuviera un pequeño universo dentro de él. No sabía cómo preguntarle si acaso tendría tiempo para ayudarlo a reparar la varita de su padre, le parecía excesivo en ese momento crítico.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Mar Jul 12, 2016 11:15 pm

-Sobreviviré.

Respondió con una media sonrisa sin apartar la vista de las muestras de núcleos. Empezar con otra varita desde cero a esas alturas no era para tomarse a la ligera, porque claro, quizá si pudiera dedicarse enteramente a eso no habría ni  motivos para estresarse, pero aún tenía que sacar a flote otras cuatro materias todas con sus respectivos trabajos finales. En dos días liberaría su Seminario de historia y esperaba que con esas horas libres consiguiera nivelarse.

- Ya olvídalo, no tienes que disculparte por ello cada vez que nos veamos.

Que teniendo la oportunidad de enfriar la cabeza podía entender que, ni Bastian podía controlar esos estallidos de magia como el que habían fragmentado su varita en inicio, ni Porpentina podía controlar sus estallidos de locura. No quería decir que todo estuviera bien, por supuesto. Que cuando alguien sabe exactamente que botones presionar el eco de sus palabras no desaparece de un momento a otro.

- Tampoco es que pueda quejarme mucho, considerando el desenlace. – Se giró y al pasar junto a él le rozó el hombro con los dedos, bajando suavemente por su brazo. Un gesto inofensivo en apariencia pero que a su vez se encontraba cargado de intenciones.

Su expresión cambió a una de alivio absoluto cuando le entregó el frasquito de polvos brillantes. Tenía poco margen de tiempo para acabar y había un límite a lo que podía avanzar sin tener los polvos de hadas. Ahora que Bastian los había conseguido todo sería mucho más sencillo. Dejó su mochila en la mesa contigua y de ella sacó su estuche de herramientas. Gran invento el de los encantamientos expansivos.

- Sí, muy a tiempo. No tienes idea de lo bien que viene que los hayas conseguido. Te voy a tomar la palabra. Si nos dedicamos toda la noche a esto quizá y el milagro suceda. - Ocurría que, no, eso no iba cargado de ninguna intención oculta (desafortunadamente) aunque se le estuviera yendo de los dedos la oportunidad de hacerse la seductora e interesante porque, mira, había prioridades, y tener un proyecto final que entregar era una de ellas. Se hizo el cabello hacia un lado para recogérselo en una trenza.

- ¿Está todo bien con Porpentina? -  Y la enfermería, y lo que fuera lo que hubiera sucedido con su magia.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Sáb Jul 16, 2016 11:43 pm

Aquello del desenlace lo hizo sonreír, aunque su sonrisa fue discreta. Tenía ganas de hundir las manos en su cabello pelirrojo y besarla hasta cansarse, pero se convenció a sí mismo de que era capaz de actuar como un profesional, de que no iba a volver a perder la cabeza tan fácil, al menos dentro de la universidad.

Le gustó ver que su semblante parecía más relajado luego de por fin tener el polvo de hada. La siguió observando mientras ella los guardaba en su mochila. Le gustaba saber que era muy dedicada, que se tomaba en serio las cosas, que siempre ponía el mayor esfuerzo en lo que hacía. No quería pensar ya en lo mucho que le había afectado que su primer prototipo terminara tan mal. No podía dejar de sentirse culpable.

-Sí, no te preocupes. Solo en algún momento tienes que dejar que te invite a cenar, aunque sea algo rápido. No funciono igual con el estómago vacío.

Eso tampoco iba cargado de intenciones ocultas. Él también se tomaba muy en serio las cosas importantes como esa. Había sido buen estudiante mientras estaba en la universidad y apreciaba a las personas que no lo consideraban un juego, como Valeria.

-Tan bien como podría estar teniéndola en mi vida.

Dijo sin un rastro de sarcasmo. Sabía que Porpentina había intentado ayudarlo al romper más pociones y decir que había sido ella, pero no se daba cuenta de que a él no le gustaba que intentara “ayudarlo” solo haciendo más caos, que eso lo estresaba mucho más. No sabía cómo decírselo y nunca lo había hecho.

-Hubo un percance en la enfermería. Y de hecho…

De uno de los bolsillos de su chaqueta sacó la varita de su papá, partida en dos. Era una varita extraña, de manufactura única. Se decía que el mismo Auberon Wardwell, que alguna vez había estudiado manufactura, la había hecho especialmente para su padre, que por eso no tenía la marca de ningún manufacturero conocido. Bastian se arrepentía de haberla roto pero esperaba que tuviera arreglo.

-Me preguntaba si me podrías ayudar a repararla, una vez que terminemos con la tuya, claro…

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Lun Jul 18, 2016 1:46 pm

- Ah si, tienes razón. En algún momento va a ser necesario comer. – Hasta se rio porque si era sincera, el que se olvidara hasta que necesitaba llevarse algo al estómago era una fuerte posibilidad. Ya concentrada y dedicada por completo a lo suyo el tiempo se le escapaba sin que se diera cuenta.

Se terminó de recoger el cabello y le miró de reojo mientras comentaba lo de Porpentina. Asintió levemente. Al menos las cosas seguían normales entre ellos dos. Valeria sentía conocer bien a Bastian, pero la relación que mantenía con su hermana siempre la había encontrado demasiado difícil y compleja no importaba del ángulo del que se mirase. Una de esas situaciones que solamente tienen sentido para los involucrados. No iba a presumir de conocer a Porpentina porque eso claramente no era cierto. A fin de cuentas, hasta hace unos días había creído agradarle.

Sin embargo lo del percance en la enfermería llamó su atención. Supuso que trataría sobre aquellos rumores del escándalo que se había armado. No esperaba para nada tener de frente otra varita partida por la mitad. Muchísimo menos esa precisa varita.

- Esa es la varita de tu papá.

Señalar lo obvio no era el comentario más brillante, pero la había tomado por sorpresa en su totalidad. Y no, la varita ya no pertenecía a Werther Schweinsteinger sino a su hijo, pero Valeria entendía bien la importancia y peso que tenía su anterior dueño. La observó con los ojos bien abiertos en total incredulidad y una sensación incómoda en el vientre, como si acabasen de sacarle todo el aire de un golpe tratando de encontrarle una respuesta lógica al cómo había acabado así.

- Ven. - Tomó los dos fragmentos con cuidado y los examinó con suma atención bajo uno de los lentes de aumento cercanos. En efecto, no encontró ninguna marca o firma del manufacturero que la había fabricado. Analizó la forma en que la madera se habían roto. Con un par de pinzas tiró con sumo cuidado de una de las fibras del núcleo. Era pelo negro, pero no lo pudo reconocer al instante.

- Creo que…. alcánzame un frasco de esos delgados. No son pelos muy largos, hay que evitar que se pierdan… – Pero siempre era más sencillo conseguir una varita nueva que reparar una antigua. Sobre todo si no había señas de quien la había construido, porque cada manufacturero tenía sus técnicas y secretos propios.

- ¿De qué está hecha? Obviamente fue creada a la medida. Parece que el núcleo no está comprometido, que fue daño solamente a la madera. – Hablaba de ella como si no supiera quien había sido su anterior dueño y las cosas que había hecho con ella, como si no estuviera intimidad por la historia que tenía.

- Lo haré, quiero decir, por supuesto que lo haré. Pero debes saber que es una apuesta...y que probablemente deberías extender esa invitación a cenar a un desayuno también. – Dormir estaba sobrevalorado...

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Mar Jul 19, 2016 1:18 pm

Asintió porque sí, esa era la varita de su papá, aunque en teoría era “su varita”. Siempre había sido una varita muy fiel pero al mismo tiempo demasiado temperamental. Para muestra, el ridículo que había hecho con la varita de Valeria. Le dejó los fragmentos y la miró fijamente mientras los examinaba, tan centrada y tan atractiva cuando se ponía en plan de experta en la materia. Le alcanzó uno de los frascos que ella le pedía y se lo dio, sin meterse mucho más en el proceso que ya estaba llevando a cabo. Se sintió algo incómodo cuando le preguntó de qué estaba hecha, pero si quería que tuviera arreglo tenía que decírselo.

-Madera de sequoia, 30 centímetros, núcleo de pelo de una cabra negra. Es de manufactura Wardwell, hay muy pocas en el país, ni siquiera sé quién tiene las demás, y ni modo que vaya a la cárcel a preguntarle a Auberon Wardwell si puede ayudarme.

No sabía si debía decirle que él mismo la había quebrado y en qué circunstancias. Mientras Valeria no se lo preguntara decidió que lo mejor era guardar la información. Miró de nuevo la varita rota, aunque cada que la veía se sentía jodidamente mal por lo que había hecho. La varita que tenía en esos momentos no funcionaba igual, era más pequeña y no se sentía igual cuando la magia corría a través de ella. La miró, esperando que no le aventara la varita en la cara por esa cantidad absurda de información que le había dado.

-A desayunar, a comer y a volver a cenar. Podría invitarte los alimentos todo el mes de ser preciso. Mira, tengo una varita de reemplazo, no necesitas arreglar la de mi padre ya YA, solo quería la tranquilidad de que tiene arreglo. Lo que importa ahora es tu trabajo.

Lo decía en serio, no solo por quedar bien. Él podía manejarse bien con su varita Wolfe por el momento, era más dócil aunque menos poderosa.

-Dime por dónde comenzamos, ¿qué tengo que hacer?, ¿debo lavarme las manos o eso solo lo exigen en la facultad de sanación?

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Dom Jul 24, 2016 11:31 pm

No iba a negarlo, también se sintió tensa cuando le dio los detalles sobre la varita. Siempre supo quién era el padre de Bastian y las cosas de las que se le acusaron, las cosas que había hecho en nombre de la Secta, pero nada de lo que tuviera que ver con la Revolución de los 90s era fácil de abordar. Su madre no había tenido un papel inocente en esa guerra y tenía sus propios conflictos al respecto.  Aun así descubrir que la varita era una Wardwell  le produjo una serie de sensaciones encontradas. Porque por un lado el comenzar a hacer conjeturas era imposible, y de repente el visualizar la clase de cabra negra de la que habrían conseguido ese núcleo era una visión demasiado tétrica. Por el otro se sintió inadecuada, como si de repente el trabajo acabara de quedarle grande.

- Probablemente ni recuerde como armar una después de 20 años viendo secar pintura o como sea que pase su tiempo.

Frunció el ceño mucho mientras terminaba de vaciar los últimos pelos negros dentro del frasco, mismo que inspeccionó contra luz. Estaba intimidada y mucho, pero no por la oscura historia detrás de esa varita, sino por el quizá no estar a la altura necesaria. No significaba que no fuera a intentarlo, todo lo contrario. A decir verdad se encontró conflictuada al preguntarse con cierta fascinación qué clase de magia habría tenido lugar como para imbuir de propiedades místicas a algo tan ordinario en apariencia como una cabra negra, una criatura que no podía describir como ícono de poder arcano.

- Bueno sí, creo que lo tiene. Estoy bastante segura de que podremos llegar a un acuerdo en cuanto al agradecimiento… – Bromeó un segundo y le miró con una media sonrisa en los labios, presionando un poco los límites de lo que era correcto o no estando dentro del campus. – Y claro que necesitas lavarte las manos, ¿qué tal están tus reflejos con un caldero a todo esto? - Le preguntó mientras iba sacando unos cuantos mecheros y vasos de precipitado de los armarios de materiales.

- Lo primero que hay que hacer es preparar una solución de cobre con la que tratar los polvos de hada. Es para asegurarnos que como núcleo sean un conductor de magia lo bastante potente como para canalizar la magia. -  Debería tratar también los pelos de cabra, que quien sabía cuánto tenía la varita rota y expuesta. Tenía que pensar, además, cómo iba a reforzar la madera la madera rota sin volverla rígida y pesada y que hiciera que la varita de Basitan pareciera otra. Trabajo sencillo no iba a ser, eso podía darlo por hecho.


Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Jue Jul 28, 2016 5:56 pm

Él tampoco estaba muy seguro de cómo habían logrado atribuirle propiedades mágicas a una cabra negra promedio, aunque se lo imaginaba. No lo quiso decir en voz alta, naturalmente, pero tomando en cuenta todo lo que se decía sobre aquél sótano y esa secta, no era difícil imaginarlo. La miró fijamente con lo de los límites del agradecimiento, pero toda la vida había sido tan parco que ni siquiera pudo agregarle un toque de picardía al momento, ni siquiera con la mirada, aunque por dentro hirviera. Siempre había sido como si tuviera una máscara indescifrable.

-Sí, calderos bien.

Contestó y le dio la espalda para ir a lavarse las manos a una tarja por ahí, antes de hacer cualquier estupidez, porque se sentía muy a punto. Era un pésimo lugar para dejarse llevar por sus emociones y peor, permitir que se desatara magia involuntaria, con todos esos frascos de cosas por ahí cerca. No iba a provocar una “enfermería 2.0” aunque las circunstancias de su ataque mágico fueran completamente diferentes en un escenario que en otro.

Asintió a sus instrucciones y luego volvió a girarse hacia ella. No lo pudo evitar y dibujó una sonrisa casi imperceptible al verla ahí manejándose con los mecheros y vasos de precipitado, tan en su elemento. Tuvo otra vez ganas de besarla hasta cansarse, de olvidarse del polvo de hadas, de la varita de su padre y de lo que supuestamente era en ese momento.

-¿Sabes cuánto tiene que ni toco un caldero? Como dos años. Cuando venga mi tío se avergonzará mucho de mi, pero dicen que lo que se aprende bien nunca se olvida.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Sáb Jul 30, 2016 1:28 am

- ¿Y tú crees que sea cierto? Yo sí. Mientras no decida saludarte amorosamente pidiéndote que le prepares una dosis de Felix Felicis seguro lo consigues disimular. -

Agregó bromista mientras dejaba sobre la mesa los materiales y herramientas que tomó de los estantes. Para su primer prototipo se había tomado su tiempo para escoger con mucho cuidado todos los materiales que iba a utilizar. No era un lujo que pudiera darse ahora, aunque no tenía duda sobre la calidad de los recursos que la Facultad ponía a su disposición. El renombre académico de BK tenía firmes cimientos, y esto ya no era tanto para impresionar a un profesor duro de convencer sino de tener un trabajo sólido para presentar.

- Mi hermano me odia ahora mismo porque voy a tomar un diplomado con tu tío y él no puede ni aparecerse aún... bueno, si alcanzo lugar, quiero decir. Desde que anunciaron su visita está todo el campus en revolución total. -

Ya se imaginaba que la fila para la inscripción iba a ser una locura, pero valdría la pena. Se acercó a la pileta también para lavarse las manos. En cuanto tuvo todo listo le hizo un gesto para que se acercara y tomó una de sus libretas para mostrarle la fórmula de la solución. Comenzó a explicarle sobre cómo funcionaba y lo que había que hacer, pero se encontró a sí misma mirándole, distrayéndose a causa de la cercanía. Bastian siempre le había gustado demasiado, desde el primer momento, y era a ratos como ese cuando no parecía haber un aura oscura latente que le provocara escalofríos, era fácil perder la cabeza.

- Sólo por tenerlo presente... si fuera a besarte aquí ahora mismo, ¿cuántas cláusulas de tu contrato quedarían comprometidas? -

El tono de su voz había descendido un poco, y aunque se mordió los labios, entre ansiosa y algo a la expectativa , se obligó a regresar su atención a los mecheros. Distraerse con fuego sería mala idea. Se pasó unos mechones rojos tras la oreja, inquieta.

- ¿Encontraste esas respuestas que buscabas? -

Preguntó suave: sobre como controlar la magia que emanaba de él, como le había dicho la última vez.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Mar Ago 02, 2016 11:28 pm

Se rió de buena gana por la broma del Felix Felicis. Si tenía que ser muy sincero, para poder reproducir una poción de ese calibre tendría que tener un libro a su lado o jamás la lograría hacer de memoria. Sí, así como si estuviera de vuelta en Ilvermorny. La miró preparar todos los materiales sin interrumpirla más; de cualquier forma le fascinaba su gesto concentrado y cómo parecía tener todo bajo control, hasta el más mínimo movimiento.

-Sí, el tío Jörg no nació para la docencia, así que supongo que este es un evento único. Pobre de tu hermano, aunque quizá podrías conseguirle un libro firmado o algo así. O un caldero miniatura firmado, suena mucho mejor.

Bastian estaba al tanto de las hazañas de su familia paterna en territorios europeos, pero en realidad le interesaba más su propia historia y en muchas partes, era radicalmente distinta. Y en cuanto a que Valeria alcanzara lugar, eso no estaba a discusión, pero no se lo quiso decir para no sonar como un pretencioso con contactos, ellos jamás se habían manejado de esa manera. Se acercó a ella para ver la fórmula, con el ceño fruncido denotaba que estaba haciendo todo lo que estaba a su alcance para entenderla a la primera. Cuando se giró para verla y se dio cuenta de que estaban demasiado cerca. Su pregunta lo descolocó, pero terminó arrancándole una sonrisa genuina.

-La verdad no leí mi contrato, hice lo mismo que hago con los de Apple, pasar directo al sí acepto y ya. Así que bueno, es un arriesgue…

Porque sí, quería besarla también en ese momento, no importaba qué tan cerca estuvieran de todos esos materiales peligrosos. Había descubierto algo vital para sí mismo, estaba dispuesto a probarlo siempre y cuando fuera con ella. Su última pregunta le pareció vital y terminó distrayéndolo un poco de lo que quería hacer.

-Sí. No sé si quieras escuchar realmente lo que descubrí. En realidad es algo que ya sabía, pero mi hermana me hizo decirlo por primera vez en voz alta. Encontré que soy lo que soy, y que si quiero controlar la magia tengo que aceptarme tal cuál. Pero aceptarme no es fácil. No quiero volverme algo que he intentado repudiar toda la vida. No quiero aceptar mi verdadera naturaleza. Pero a la vez quiero hacerlo, porque solo eso me permitirá estar cerca de ti sin dañarte. No sé si me explico, o si te suena al menos un poco lógico.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Lun Ago 08, 2016 1:30 am

- Tú te ríes del peligro, ¿verdad? -

Se rio porque en verdad no le quedaba mucha alternativa. Por un lado, su parte más precavida se ponía en alerta de que, en definitiva, no le convenía hacerse la temeraria y ponerse a hacer locuras. No si ni siquiera estaba segura de cuáles podrían ser las posibles consecuencias para él. Por el otro si él no estaba demasiado preocupado por eso ella tampoco debería estarlo. Le pareció hasta sentirlo más cerca de ella y su cuerpo reaccionó al instante. Sintió un ligero estremecimiento, un poco a la expectativa, aunque claro, había conversaciones que se necesitaban tener. Le interesaba muchísimo su respuesta, aunque se cuestionó por un segundo si lo mejor no hubiera sido el quedarse callada y hacer esa misma pregunta más tarde.

- No te preguntaría si no quisiera hacerlo. -

Básicamente. Su sonrisa fue desvaneciéndose poco a poco, y no porque le dijera algo que no quisiera escuchar, sino precisamente por la atención que estaba poniéndole. No lo miraba directamente a él sino a la flama del mechero. Lo que Bastian decía hacía perfecto sentido, pero no por ello resultaba menos intimidante. Además, si tenía que decirlo, resonaba mucho consigo misma, el llegar a términos con quien se era.

- Lo es, más de lo que te imaginas. - En mucha menor escala, pero ella también cargaba siempre con cosas que le costaban mucho asimilar. Quizá en eso se había equivocado la primera vez que habían estado juntos; el pensar que entendía bien las cosas por las que él pasaba, con las que tenía que lidiar a diario sin entender del todo su magnitud, hasta que aquella aura oscura y todo lo que conllevaba le explotaba en la cara. En parte era culpa suya por no haberse atrevido a ahondar en ello porque hablarlo era sacar a la luz cosas dolorosas en las historias de ambos.  Sería muy idílico decir que no le temía a Bastian y las cosas que hacía sin poder evitarlo, que estaba segura de que a ella nunca la lastimaría, pero de idealista no tenía mucho.

- Enséñame a comprenderla, esa parte de ti. Quiero entenderla porque quiero entender que es por lo que pasas,  no tenerle miedo a lo que no conozco. No sé si pueda ayudarte en algo, porque todo lo que dices son cosas que debes hacer solo, pero estaré ahí para ti si tú me dejas, ¿entiendes? No huiré cuando se ponga difícil, no esta vez. Quiero estar contigo, todo lo que eres. – Eso último se lo dijo ya habiéndole tomado el rostro entre ambas manos, mirándolo a los ojos y sin pensarlo ya mucho lo besó como en verdad quería hacerlo, olvidándose por un momento de dónde estaban y las materiales tan delicados que los rodeaban. Bastian tenía ese efecto sobre ella, el hacerla ignorar la opción más lógica y segura, porque esa era la que implicaba casi siempre el estar lejos de él.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Lun Ago 08, 2016 6:52 pm

Escucharla hablar de esa manera, tan valiente y tan decidida, lo hacían sentir más fuerte, aunque sonara ridículo. La miró y no la detuvo cuando la sintió tan cerca, aunque al estar de esa manera con ella todo fuera inminente. La besó de vuelta, tomándola por la cintura, olvidando cualquier posible cláusula que pudiera haber en su contrato porque realmente no le importaba. Pasó las manos por debajo de su camiseta para sentir su piel contra sus palmas, la estrechó contra él en un claro gesto de necesidad absoluta. Estaba seguro de que lo que iba a decir después podía costarle todo y al menos quería sentirla cerca una vez más por si todo terminaba.

Se separó de ella y acarició su cabello. Miró a su alrededor solo para constatar que todo estuviera bien y en orden, pero realmente sabía que no era necesario. Estaba demasiado tranquilo, como si por fin hubiera aceptado ciertas cosas y eso bastara.

-Creo que lo que necesito hacer es volver a ese sótano. Sé que ahora será más difícil por los sellos que piensan ponerle pero necesito encontrar la manera de entrar  y aún no sé cómo. La única que me podría ayudar es mi tía pero estoy seguro de que me matará apenas se lo sugiera.

Miró a Valeria a los ojos. Sabía que lo que estaba diciendo no era cualquier cosa, pero quería confiar en ella y además, era la única a la que se lo había dicho hasta el momento. Sabía que ahí había magia muy peligrosa y que si Bastian se encontraba con ella, quizá terminara desatando cosas que no deseaba, pero ya no podía seguirlo aplazando.

-Tengo que ir a la raíz, a donde pertenezco, solo así podre entenderlo por completo. Suena como una locura, lo sé, pero no creo que haya otro modo. Mi único miedo es lograrlo pero luego perderme en el camino. Y por eso te necesito conmigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Sáb Ago 13, 2016 3:02 pm

Había tomado el rostro de Bastian entre sus manos mientras lo besaba, volcándose por completo a él sin importarle mucho el dónde estaban y lo inapropiada que esa cercanía estando en aquel salón. Se estremeció por completo al sentir el calor de sus manos por debajo de la camiseta y al tenerlo así de cerca; mientras memorizaba el sabor de sus labios, más era su convicción en lo que acababa de decirle.

Permaneció a la expectativa por un instante, aguardando por algo aunque no estuviera segura del qué:  el tintineo de frascos sacudiéndose a punto de explotar, las luces fallando, alguna presencia extraña. El que nada ocurriera, ni siquiera algo tan inofensivo como el descenso de temperatura de la última vez fue tranquilizador y al mismo tiempo una revelación importante. Simplemente cerró los ojos mientras Bastian le acariciaba el cabello, uno de sus gestos favoritos. Desafortunadamente la tranquilidad durarìa poco.

- No me gusta como se escucha eso. - Sostuvo su mirada en todo momento, la tensión reflejada en su ceño. Era peligroso y además virtualmente imposible con las medidas que iban a tomarse para reforzar la seguridad y evitar justo eso, que cualquiera perturbase las fuerzas mágicas ahí contenidas.

- Y tampoco me gusta decir que tiene bastante sentido, porque lo tiene. No hay otro lugar en donde vayas a encontrar respuestas más exactas. - Una parte de él había nacido ahí adentro después de todo. Se sentía inquieta, muchísimo. Y no iba a negar que estaba asustada por todas las implicaciones que eso tenía, pero ese era un voto de confianza. - Por otro lado, conseguir que entres sin que te maten en el proceso... - Ninguna de las ideas que se le ocurrían eran precisamente éticas considerando que Wilhelmina Crawford no era solamente su tia, sino ademas una bruja muy poderosa que ya había atravesado por mas de lo que cualquiera podría soportar a causa de la secta. Colocó la mano sobra la rodilla de Bastian, buscando su mirada. - No lo harás. - Y ella estaría ahí cuando la necesitara.

Suspiró un poco y echó un vistazo a sus herramientas y materiales. Se hizo el cabello hacia atrás con una mano. - Quizá debería intentar esto más tarde... no me puedo concentrar mucho en varitas ahora mismo. ¿Vamos a otro lugar? ¿Por algo de cenar? -

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Dom Ago 14, 2016 12:33 am

En esos momentos necesitaba escuchar justo lo que Valeria le dijo, que lo que había pensado tenía sentido, que volver ahí tenía sentido porque en ese sitio había nacido parte de él, por decirlo de alguna manera. No lo pudo evitar y le volvió a tomar la cara con ambas manos para besarla como un desquiciado, aunque luego se hizo hacia atrás para dejarla seguir hablando. No había dicho cualquier cosa como para tomárselo a la ligera.

-También he pensado que quizá no me cueste tanto entrar. Formo parte de ese lugar, ¿no es cierto? Y si hay algo que temen los sobrevivientes de la secta es a las represalias, por eso no vuelven, a lo desconocido. Pero yo soy parte de, nunca los traicioné, sino que estoy como…fundido con lo que sea que haya allá abajo. Estoy especulando nada más, pero ¿no te suena coherente?

Ahora que sabía que lo que le había dicho sobre apoyarlo y estar con él no eran solo palabras vacías, eran verdad. No era como si le estuviera poniendo ningún tipo de prueba tampoco, pero si iba a depositar su confianza en alguien, al menos debía saber que no pensaban que estuviera loco, o que le dieran por su lado solo porque sí.

Cuando veía a Valeria, veía a una persona sincera con él, y eso era todo lo que importaba. Por eso se soltaba más, parecía estar siempre en confianza, ser una persona distinta de algún modo.

-No, lo siento. No debí distraerte de tu trabajo diciéndote estas cosas. Soy un idiota. ¿Estás segura que lo quieres aplazar?.

Estuvo a punto de decirle que la invitaba a conocer su departamento nuevo y a constatar que era un gran chef con una lasaña que había hecho la noche anterior a base de aprender a cocinar de una vez por todas para que no se le fuera todo su maldito sueldo en comida, pero le pareció que lo decente era al menos insistir un poco en las responsabilidades.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Lun Ago 15, 2016 6:17 pm

Aunque tratara de contenerlo si la besaba de esa forma se veía invadida por una euforia extraña, quería reír y besarlo de esa misma forma, pero ese subidón de energía no desvanecía lo inquieta que le ponía pensar en el sótano de la Secta. Llegó a la conclusión de que lo incómoda que se sentía, de que toda esa tensión era justo prueba de lo poco que entendía sobre ello. Si en verdad quería estar con Bastian tendría que confiar y abrir la mente. No hablaban de cualquier cosa, sino de magia antigua y sumamente oscura.

- ¿Traicionar? ¿Como si fuera un pacto? - Lo interrumpió un segundo.  Porque hablar de la traición de los mismos miembros de la Secta entre ellos era distinto a hablar sobre su traición a lo que fuera que existiera ahí, a esas mismas fuerzas tenebrosas. De esa forma lo hacía sonar como si se tratara de algo vivo, y eso lo volvía aún más escalofriante.

- Lo siento, solo trato de encontrarle sentido. Mi mamá no es precisamente la mejor fuente sobre lo que ocurrió entonces. No a menos que el área de interés fueran armas y explosivos. -  Le hizo un gesto con los dedos de que siguiera, que no le hiciera mucho caso mientras ella lo escuchaba atenta, su expresión la de meditación profunda.

- Podría... podría ser. Quizá. Eras apenas un bebé. Y tu papá nunca dio la espalda a la Secta así que tal vez tampoco haya que preocuparse por alguna represalia por llevar su sangre pero... si los sellos que el Congreso piensa implementar cuando muevan la casa Nu son para impedir que ningún rastro mágico salga de ahí tal vez también eviten que esa parte de ti pueda acercarse. ¿Lo has considerado? - Podía ser que la ventana que tenía para decidirse a hacerlo estuviera cerrándose y esas no eran buenas noticias. No para Bastian y su búsqueda de respuestas, al menos.

- Si vas a hacerlo probablemente debas hacerlo pronto y... ¿ah? Si, eso, no te preocupes. Ya tengo el polvo de hadas, con eso consigo adelantar bastante mañana. Y no te disculpes. Quiero estar contigo, quiero que puedas contarme estas cosas. -  Tomó el frasquito con el polvo brillante entre sus dedos, observándolo a contraluz de las lámparas del salón una última vez antes de guardarlo. Con una floritura de su varita sus herramientas se fueron guardando en su lugar. - Y si quieres la verdad en algún momento mis ganas de llevarte al armario de calderos y besarte como demente me iba a poder más que el temor a Blackwell. Ya estaba escrito el no trabajar mucho hoy. - Bueno, era sincera.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Bastian Schweinsteiger el Jue Ago 25, 2016 6:57 pm

Bastian asintió casi distraídamente a lo del pacto, él pensaba que en realidad la traición no tenía que ver con lo que se podía hacer entre ellos, sino hacia algo más poderoso que había anidado ahí, pero eran solo teorías y conjeturas, en realidad no sabía absolutamente nada. Le sonrió por el comentario de las armas y los explosivos y luego la miró intensamente; en algún punto había pensado que jamás iban a poder estar juntos por lo alejadas que estaban sus historias, sus líneas sanguíneas, él podía ser sobrino de Mina pero antes que nada, era hijo de Werther Schweinsteiger, y eso pesaba más en lo que a él respectaba. Pero Valeria no estaba hecha un cliché, y él tampoco. Y se sentía más fuerte de saber que habían podido superar incluso eso.

-Sí, lo he considerado y de hecho tengo un poco de miedo. Si esos sellos funcionan a niveles nunca antes vistos, ¿podrían hacerme algo si me acercara?, o imagina este panorama…puedo entrar, pero jamás puedo volver a salir porque al final sigo teniendo la misma esencia que ese lugar. Estoy hablando por hablar.

Todo lo que iba diciendo le hacía pensar que sus planes estaban hechos en la nada y así era. No tenía un plan definitivo y los proyectos del congreso hacían sonar todo más complicado de lo que de por sí ya era. El segundo problema era, ¿cómo entrar?, ¿cómo encontrar ese sitio? No creía que se tratara solo de desearlo nada más.

Había estado en Nu durante cuatro años y nunca había encontrado nada, solo había sentido esa fuerza de imán atraerlo, pero nada se había abierto, nada lo había llamado realmente. Las claves para entrar a esas alturas solo las tenían el señor Morgan, su tía, el señor Snyder y Auberon Wardwell. Era una tontería pensar que cualquiera de los tres primeros podría ayudarlo.

-Todo suena a mucha complicación, pero en verdad no se me ocurre otra cosa.

Se distrajo de sus pensamientos funestos con lo siguiente que Valeria dijo. Hizo un amago de sonrisa mientras se acercaba a ella sin pensar en posibles cláusulas de contrato, para meter la mano entre su cabello rojo, acercarla a él y besarla de nuevo, sin prisa alguna.

-En ese caso te invito a mi departamento, no sabes lo diestro que me he vuelto en hacer que la lasaña congelada no sepa a supermercado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Valeria Hartmann el Miér Ago 31, 2016 12:36 am

- No creo, quiero decir, son sellos, no trampas, ¿no? Aunque lo de poder entrar pero no salir… ¿eso? Eso no es hablar por hablar. Es considerar todas las opciones.

Algo que, si a ella le preguntaban, era siempre necesario. Consideraba estúpido el lanzarse a algo sin haber contemplado todas los posibles escenarios, que era de ingenuos el ir a ciegas confiando en que las cosas saldrían bien y se darían por sí solas a la primera y sólo porque sí. Entrar (y salir) ileso de ese sótano no era un problema que fuera a resolverse a base de buenos pensamientos y confianza.

Se mordió los labios. No le importaba que le echaran en cara que esa era una forma muy sombría de desenvolverse por la vida. Siempre se preparaba para lo peor, porque así había poco margen a ser tomada por sorpresa. Creía, además, que así se aprendía a valorar realmente las cosas, a diferenciar lo que era realmente vital de los caprichos. Por eso se había decidido arriesgarlo todo y buscarlo de nuevo. Por eso entendía que, si a pesar de todo el peligro que conllevaba, estaba convencido de que era necesario bajar a ese sótano, entonces eso era lo que debía hacer. Ella no iba a disuadirlo, no importaba lo mucho que la asustara. Le había prometido que estaría ahí para él y era algo que iba a cumplir.

- Pues sí, es complicado, pero no puede ser imposible. No necesitarían trasladar toda la fraternidad y reforzar la seguridad mágica.

Respondió  pensativa mientras terminaba de guardar sus cosas. Entonces Bastian la besó de esa forma y su corazón se aceleró al instante, reaccionando a su cercanía. No quería soltarle ni mucho menos dejar de besarlo, nunca. Y mientras las dudas y peligros del Sótano de la Secta fueran más que las respuestas que podría haber ahí adentro, aprovecharía cada momento que tuviera con él sin tener que fingir o temer.

- Me tenías en “Lasaña”, aunque sea congelada. – Respondió casi en un susurro mientras sujetaba distraída su mochila , que toda su atención estaba volcada en su pecho contra el de Bastian y en la sensación del cabello rubio entre sus dedos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Núcleos de varitas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.